Comisión de verificación y acompañamiento al pueblo indigena Motilón Bari
(Colombia) (Autor:Pueblo indígena motilón Bari de Colombia)

2005, por Prensa - Colectivo

Considerando que la obligación del Estado frente a los Pueblos indígenas se enmarca en el reconocimiento Constitucional de la diversidad Étnica y cultural de la nación Colombiana y que en virtud de ello son asignadas competencias, como lo es la determinación de presencia y ubicación de comunidades, la salvaguarda de sus derechos, etc, y que el Ministerio del Interior, pese a las solicitudes de verificación no accedió a realizar la inspección de campo acordada ni la solicitada y en abierta violación de los derechos del pueblo Barí en su territorio ancestral, la comunidad a través del Consejo Autónomo de Caciques Barí y la Asociación Comunidad Indígena Motilón Barí de Colombia - ASOCBARI- solicitamos el acompañamiento de todas las organizaciones sociales y de Derechos Humanos en la protección y defensa de nuestros derechos fundamentales a la integridad étnica y cultural, a la autonomía, a la consulta, al Territorio, a través de la participación y el apoyo a la COMISION DE VERIFICACION Y ACOMPAÑAMIENTO AL PUEBLO INDIGENA MOTILON BARI a realizarse del 17 al 21 de Febrero en el municipio de Tibú, Norte de Santander.

La explotación de recursos naturales es desde hace décadas un peso con el que han tenido que cargar los pueblos indígenas y en particular la comunidad Motilón Barí en una historia signada, desde épocas coloniales, por la agresión violenta y la usurpación territorial desarrollada con ocasión de los proyectos petroleros emprendidos por empresas multinacionales, siempre bajo la protección del Estado.

Los intentos de “pacificación” que reiteradamente se desarrollaron durante siglos, no fueron otra cosa que intentos de exterminar nuestra forma de vida y configuraron una larga era de persecuciones que nos obligaron a actuar valerosamente en la defensa de nuestro territorio y nuestra cultura. No es este el lugar para inventariar aquellas tristes jornadas pero resulta indispensable referirnos a ello para denunciar el inicio de una nueva fase de agresiones, en este momento desarrollada por la acción de colonos y grupos paramilitares impulsados, particularmente estos últimos, por los proyectos transnacionales de explotación de recursos así como por el colosal negocio de la droga. Estas acciones abiertamente irrespetan a nuestro pueblo, milenario guardián de la riqueza natural que disfrutan estas zonas y de la cual obtenemos nuestro sustento.

En respuesta, el gobierno y las autoridades obedeciendo a razones que se nos antojan poco transparentes, se han empeñado en invisibilizarnos, en negar nuestra misma existencia en aquellos territorios que ancestralmente hemos ocupado y que históricamente se nos ha usurpado en un proceso de violencia ignominiosa y brutal que ha tenido como resultado la mengua territorial y demográfica de nuestra comunidad. El accionar de las autoridades en este sentido se ha convertido ya no en una amenaza sino en una violación flagrante de nuestros derechos y en el retorno a un pasado que creímos superado pero que en la actualidad tercamente reaparece poniendo en peligro a nuestra harto lacerada comunidad.

Prueba de todo ello es el reciente e irregular procedimiento de consulta previa para el licenciamiento ambiental del proyecto Bloque Alamo 1. En él se acordó con el Ministerio Del Interior la realización de una verificación de campo en Territorio Barí a fin de comprobar nuestra presencia en el área del proyecto. Este acuerdo fue incumplido y la verificación no fue realizada, hasta hoy solo el silencio responde cada que nos dirigimos al Ministerio del Interior para solicitar que se verifique, junto con la comunidad y sobre terreno, la presencia de la Etnia Motilón Barí en nuestros territorios ancestrales. Se olvida alegremente que el lugar donde habitamos desde tiempos inmemoriales desborda los límites del territorio constituido en Resguardo y que el concepto legal de Territorio Indígena no se limita al de resguardos indígenas.

Desconociendo todo esto y en contradicción con certificaciones que la Dirección de Etnias (ente encargado de certificar la presencia de comunidades indígenas fuera de territorios legalmente constituidos) expidiera en otro tiempo certificando nuestra presencia en la zona, el Ministerio a través de la Dirección Nacional de Etnias, en ejercicio arbitrario de su mandato expidió una certificación para facilitar el licenciamiento ambiental del ahora denominado Proyecto Pozo Álamo 1 en Territorio indígena. El mismo argumento peregrino de nuestra inexistencia ha sido esgrimido para que se despache desfavorablemente el amparo que la comunidad solicitó mediante la interposición de una Acción de Tutela.

Todo esto no constituye tan solo una vulneración del derecho de Consulta Previa; implica además la violación de derechos humanos y derechos fundamentales así como infracciones al Derecho Internacional Humanitario como resultado de la acción de la Fuerza pública encargada de proporcionar seguridad a ECOPETROL mientras se erige en amenaza para los miembros de la Comunidad Indígena quienes ya han recibido agresiones a su integridad personal en hechos que constantemente se han denunciado.

Considerando que la obligación del Estado frente a los Pueblos indígenas se enmarca en el reconocimiento Constitucional de la diversidad Étnica y cultural de la nación Colombiana y que en virtud de ello son asignadas competencias, como lo es la determinación de presencia y ubicación de comunidades, la salvaguarda de sus derechos, etc, y que el Ministerio del Interior, pese a las solicitudes de verificación no accedió a realizar la inspección de campo acordada ni la solicitada y en abierta violación de los derechos del pueblo Barí en su territorio ancestral, la comunidad a través del Consejo Autónomo de Caciques Barí y la Asociación Comunidad Indígena Motilón Barí de Colombia - ASOCBARI- solicitamos el acompañamiento de todas las organizaciones sociales y de Derechos Humanos en la protección y defensa de nuestros derechos fundamentales a la integridad étnica y cultural, a la autonomía, a la consulta, al Territorio, a través de la participación y el apoyo a la COMISION DE VERIFICACION Y ACOMPAÑAMIENTO AL PUEBLO INDIGENA MOTILON BARI a realizarse del 17 al 21 de Febrero en el municipio de Tibú, Norte de Santander. Esta Comisión tiene como propósito:

*

Visibilizar la aguda situación de vulneración y amenaza del Pueblo Motilón por violación de sus derechos.
*

Exigir a las autoridades el reconocimiento de la presencia de pueblo indígena en los Territorios ancestrales.
*

Elaborar el Concepto técnico integral y profesional de los impactos culturales y biológicos del licenciamiento y ejecución del proyecto de explotación Álamo 1.
*

Incidir en el reconocimiento y respeto de los derechos fundamentales (integridad Étnica y cultural, Territorio, Autonomía, Participación - consulta) de los Pueblos indígenas.

Solicitamos puntualmente su apoyo para la elaboración del concepto técnico en donde se releven los impactos ambientales del proyecto de exploración hacia nuestra etnia, además de todos lo contactos que nos puedan proporcionar con organizaciones afines en Colombia y comprometidas con e medio ambiente y los pueblos indígenas.

Mas información:

Calle 10 No. 23 - 14 Barrio Universidad. Bucaramanga - Santander,Colombia

TEL. 6455528, Cel 3102523725

Correo electrónico: comisionbari@colombia.com

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC
Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm
PBX: (571) 7421313
FAX: (571) 2824270
Apartado Aéreo: 33035