Trabajadores de el cerrejón votarán la huelga

Jueves 27 de enero de 2011, por ENS

5.100 trabajadores con vinculación directa a la empresa El Cerrejón, y otros 5 mil con vinculación indirecta (subcontratistas), paralizarían actividades en la mina carbonífera de El Cerrejón, la más grande del país, si en los próximos días no se logra un acuerdo entre la empresa y los trabajadores aglutinados en Sintracarbón.

Derechos Laborales | Trabajadores |

El proceso de negociación de la nueva convención colectiva en El Cerrejón se inició desde el 3 de diciembre, y el pasado lunes terminó la etapa de arreglo directo (incluida una prórroga de 20 días) sin que las partes hayan logrado una conciliación en torno al pliego de peticiones presentado por los trabajadores. Ayer en la tarde hubo una última reunión entre los negociadores de ambas partes, en la que, según Jairo Quiroz, vicepresidente de Sintracarbón, no se logró avanzar prácticamente nada.

Así las cosas, sigue en curso el proceso de votación de la huelga por parte de los trabajadores, el cual se inició desde el martes pasado y deberá concluir el 26 de enero. Si este día no se ha logrado un acuerdo, lo más probable es que los más de 10 mil trabajadores de El Cerrejón decreten la huelga, pues esa fue la posición mayoritaria expresada en la última asamblea general de Sintracarbón; huelga que según un comunicado difundido por la empresa, representaría para la economía regional y a nacional pérdidas diarias por $5.387 millones, por concepto de regalías, impuestos, salarios dejados de pagar, entre otros rubros.

El pasado jueves en la tarde, en el municipio de Fonseca, se realizó una manifestación de los trabajadores, sus familias y la comunidad de la región, en apoyo al sindicato en este conflicto laboral; evento que se sumó a una manifestación que con objetivos similares se realizó la semana pasada en Riohacha, en la cual participaron más de 1.000 personas, entre trabajadores directos y contratistas, miembros de organizaciones sociales y políticas, de comunidades indígenas afectadas por la gran minería, y ciudadanos del común.

Según el vicepresidente de Sintracarbón, el punto más conflictivo de la negociación tiene que ver con la vigencia de la convención colectiva. Mientras la empresa, cuya propiedad la ostentan las multinacionales BHP Billiton, Anglo América y Xtrata, se mantiene en la posición de que sea una convención a cinco años, el sindicato se mantiene en que ésta sea a dos años. También en la parte salarial hay aún grandes diferencias. En la reunión de ayer la empresa propuso un aumento salarial del 6% para el primer año, y del IPC más el 1.2% para el segundo, propuesta que está lejos del piso propuesto por el sindicato, que es del 14% para el primer año.

Conceptos encontrados

Sintracarbón rechazó asimismo la estrategia de la empresa de dilatar la etapa de negociación con la intención de aclimatar la firma de la convención a 5 años, prometiendo incentivos a los trabajadores por eso. “Pero ya se dio cuenta de que la posición de los trabajadores es firme en cuanto a que la convención sea a 2 años”, afirmó el vicepresidente de Sintracarbón; quien además refutó los argumentos que esgrime la empresa para no acoger el pliego petitorio de los trabajadores.

En efecto, la multinacional ha manifestado públicamente que últimamente sus estados financieros se han visto afectados, entre otras razones, por la subida del costo de los fletes hacia Asia, por el costo del diesel, de los explosivos y las llantas del equipo minero, la revaluación del peso, el desmonte de las preferencias arancelarias, y por la crisis económica mundial, en especial la que afecta a Europa.

Sin embargo, Sintracarbón considera que El Cerrejón es una empresa económica y financieramente sólida, dado que sus proyecciones las hace a largo plazo y no están sujetas a las coyunturas. De hecho sigue siendo tan buen negocio la explotación de carbón, que dos de las multinacionales dueñas de El Cerrejón, específicamente Xtrata, son proponentes de la futura compra de la multinacional Drummond, por una cifra cercana a los 8.000 millones de dólares. Es importante mencionar también que las tres multinacionales dueñas de El Cerrejón son a su vez propietarias de más del 70% del carbón que se extrae en el mundo.

El Cerrejón: en posición óptima para negociar

Según un estudio elaborado recientemente por la Escuela Nacional Sindical sobre el desempeño económico y los resultados operacionales de El Cerrejón, esta multinacional es la que presenta mayores ventas y mayores utilidades en el sector carbonífero colombiano. En el 2009 presentó ingresos operacionales por $3.9 billones, y utilidades netas por $904 mil millones, o sea una rentabilidad absolutamente envidiable: 41% de rentabilidad bruta, 32% de rentabilidad operacional y 23% de rentabilidad neta.

De tal suerte que, en opinión de Héctor Vásquez, analista de la ENS y autor del mencionado estudio, la negociación colectiva 2011-2012 se desarrolla en una coyuntura completamente favorable para el incremento de los indicadores de la empresa, cuestión que debe reflejarse en un mejoramiento sustancial de la calidad de vida y de las condiciones de trabajo de todas las personas que trabajan directa e indirectamente para el Cerrejón. Y también para las comunidades aledañas que sufren un impacto directo en sus condiciones de vida por la explotación y transporte del carbón.

Según Vásquez, en el 2010 los resultados operacionales de El Cerrejón se incrementaron en por lo menos un 6%, como lo señalan los datos de la DIAN sobre valor y volumen de las exportaciones de carbón; y la propia empresa pronosticaba que esperaba incrementar de 30 a 40 millones las toneladas exportadas, o sea un incremento del 33.3%. Estos resultados van a ser todavía mejores en el 2011, cuando se afiance la recuperación de la economía global después de la crisis del 2008 desatada desde el sector financiero.

La razonabilidad de las pretensiones de Sintracarbón en esta negociación, dice Vásquez, se sustenta en estos resultados y en el bajo costo laboral que tiene la empresa. En el 2010, por cada peso que vendió El Cerrejón, destinó sólo 5.7 para cubrir la totalidad de los costos laborales de los trabajadores sindicalizados y favorecidos por la convención colectiva.

Las últimas fórmulas de negociación presentadas por Sintracarbón a El Cerrejón, significan un incremento en los costos laborales totales de la empresa de apenas un 6%. Lo que quiere decir que en un escenario de crecimiento de los ingresos operacionales del 6% en el 2011, y de incremento también del 6% de la totalidad de los costos laborales de la empresa, la participación de este factor en la estructura de costos de la empresa se mantendría igual que en el 2010, lo que significa que la empresa obtendría una mayor participación en la riqueza generada por el trabajo. Esta situación consolida y mejora todos los indicadores de la empresa y su estabilidad económica y financiera, afianzando la importancia que hoy tiene como fuente de riqueza para sus dueños.

Los costos laborales en el Cerrejón

Jairo Quiroz, vicepresidente de Sintracarbón, se refirió asimismo a un reciente comunicado expedido por la empresa, en el que se afirma que cada trabajador en promedio le cuesta a la empresa $5.5 millones, entre salarios, bonificaciones, primas, incentivos, para concluir que los trabajadores de El Cerrejón son unos privilegiados.

Quiroz aclaró que si bien ese es el costo global que para la empresa tiene cada trabajador, el salario básico que éste recibe ronda, en promedio, los $2.5 millones. Además señaló que el análisis del factor salarial tiene necesariamente que tener en cuenta la productividad de la empresa.

“No se pueden comparar los salarios de El Cerrejón con los de otras empresas del país de menor productividad. Nosotros somos la mano de obra calificada del sector minero, y como tal se nos tiene que comparar es con nuestros iguales, o sea con los mineros que trabajan dentro de la órbita de las multinacionales en países como Chile, Sudáfrica, Canadá, que ganan 7 veces más de lo que ganamos los obreros del carbón en Colombia, por hacer el mismo trabajo y operar los mismos equipos”, puntualizó Quiroz.

Lo afirmado por el dirigente sindical lo corroboran las cifras del balance económico de la empresa: en el 2009 cada trabajador sindicalizado de El Cerrejón produjo $1.014 millones de producción bruta año y $531 millones de valor agregado. En el primer caso, cada trabajador generó un producto bruto que fue 16.9 veces el valor de su costo laboral total. En el segundo caso, cada trabajador generó un valor agregado que representó 8.8 veces su costo laboral total.

Otro tema que no se menciona por la empresa, es que los trabajadores contratistas, que no están convencionados y constituyen la mitad de la planta laboral de El Cerrejón, tienen condiciones laborales muy inferiores, cercanas al salario mínimo. De otro lado, las cifras dicen que mientras un trabajador convencionado le cuesta mensualmente a la empresa en promedio $5.5 millones, los directivos, ejecutivos, supervisores, etc., tienen un costo 5 veces superior.

Negociación colectiva: oportunidad para mejorar relaciones laborales

Pero más allá del resultado de la negociación, hay que entender que esta es una oportunidad para que se fortalezcan los espacios de Diálogos Social entre la empresa y el sindicato. Esto debería constituir el principal objetivo para las partes, pues fortalecer estos espacios permite no sólo mejorar las condiciones para el tratamiento de los conflictos naturales de las relaciones de trabajo, sino la mejor manera para trabajar conjuntamente en la resolución de problemas, tanto los que atañen a las condiciones de trabajo, como lo que tiene que ver con el mejoramiento de los indicadores de la empresa y del impacto de la actividad del carbón sobre las comunidades y el medio ambiente.

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25
Bogotá D.C.
PBX: (571) 7421313
FAX: (571) 2824270
Apartado Aéreo: 33035