Arcesio Lemus, detenido político, fallece ante la indolencia de las autoridades penitenciarias.

Jueves 8 de julio de 2010, por Prensa - Colectivo

Con impotencia y total indignación la fundación comité de solidaridad con los presos políticos denunció el pasado miércoles 30 de junio, que el detenido político Arcesio Lemus, falleció ese día, tras padecer una grave enfermedad, a pesar de todos los esfuerzos realizados por lograr su atención médica, y en medio de la indiferencia del Estado.

 [1]

Arcesio, que contaba con 67 años de edad, estaba padeciendo de desmayos, vomito, perdida del conocimiento y control de esfínteres, situación que fue informada el pasado 1 de junio, por parte del Comité de Solidaridad, al director general del INPEC, Mayor (r) Carlos Barragán Galindo, a la directora del establecimiento penitenciario y carcelario de alta seguridad, Doña Juana de la Dorada Caldas, Doctora Gloria Patricia Rendón Castaño y al doctor Cesar Augusto Salazar personero del municipio de la Dorada /Caldas, con la finalidad de que se tomaran las medidas urgentes y eficaces para garantizar el derecho a la salud en conexidad con la vida.

No obstante, y a pesar de los frecuentes llamados de su familia, de los reclusos que lo acompañaban y del Comité de presos, que al lograr comunicación telefónica con la jefe del área de sanidad del establecimiento penitenciario y carcelario de alta seguridad de Doña Juana, en el municipio de la Dorada, departamento de Caldas, les comunicó que había sido atendido en las instalaciones y nuevamente devuelto a su celda, en las horas de la noche, ya que , según ella, “los problemas de salud del preso en mención se debían a un estado psicológico y que no era cierto lo que mencionaban los reclusos y su familia”, Arcesio falleció, luego que entrara en estado de coma a causa de una hidrocefalia, en el Hospital Federico Lleras de la ciudad de Ibagué.

Esta indiferencia del Estado, y de los organismos competentes, como el INPEC, y CAPRECOM, son motivo de gran preocupación para las organizaciones defensoras de derechos humanos, que como bien lo dice el Comité de Presos Políticos, “pueden generar graves secuelas de salud en los internos detenidos en las cárceles colombianas”

No hay que olvidar que la salud, la atención integral y especializada en forma oportuna, son derechos que el propio Estado debe garantizar de forma amplia a todos los ciudadanos, aún así se encuentren privados de la libertad, como en el caso de Arcesio.

La Corporación Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” hace un llamado a las autoridades competentes, para que este tipo de hechos no vuelvan a ocurrir y responsabiliza a las mismas por el fallecimiento de este preso político de avanzada edad, que merecía ser tratado con respeto y dignidad hasta el último de sus días.

Notas

[1“La conocen los que la perdieron,
los que la vieron de cerca irse muy lejos,
y los que la volvieron a encontrar,
la conocen los presos…
LA LIBERTAD!
...Ahora sos libre, sos libre en el más allá...”

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035