Continúan las represalias en el complejo penitenciario de Cúcuta

Sábado 14 de febrero de 2015, por Movimiento Nacional Carcelario

Las prisioneras y prisioneros integrantes del Movimiento Nacional Carcelario, seccional Cúcuta, denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional así como ante los medios de comunicación, que continuamos en la jornada de desobediencia pacífica indefinida, dado que el INPEC, así como el Ministerio de Justicia han hecho oídos sordos al urgente llamado que insistentemente hemos venido haciendo, en el cual solicitamos inmediata solución a la grave y sistemática violación a los derechos humanos generados por el hacinamiento, la crisis humanitaria, la inasistencia a la salud, la corrupción, la inoperancia jurídica, entre otros problemas que nos victimizan por la actitud indolente de las instituciones gubernamentales para con la población reclusa, no solo de Cúcuta sino del todo el país.

Derecho a la salud | Norte de Santander | Presos Políticos | Cárceles |

La CORPORACIÓN SOLIDARIDAD JURÍDICA, organización defensora de los derechos de los presos de Colombia, comparte y respalda el comunicado emitido por el Movimiento Nacional Carcelario del Complejo Penitenciario de Cúcuta (COCUT), que demuestra nuevamente la grave crisis de salud que afronta el sistema penitenciario colombiano y el cual sigue expeliendo más muertos que se desvanecen en total impunidad. Un claro ejemplo es el fallecimiento el prisionero político JESÚS MIGUEL VELANDIA LEÓN, quien padecía desde hace tres años una enfermedad terminal y quien falleció en la cárcel de Palo Gordo, Girón, el día 11 de febrero en el silencio absoluto de los medios masivos de comunicación.

Igualmente rechazamos de manera rotunda las injustas represalias cometidas por las directivas del complejo penitenciario de Cúcuta, quienes por medio de la intimidación y la violencia, reprimen las justas y legales reivindicaciones de los prisioneros del M.N.C., quienes por elevar su voz ante la negligencias del INPEC, siguen siendo intimidados, golpeados y trasladaos de manera arbitraria.

Comunicado Nº 5 dirigido a la comunidad nacional e internacional

Las prisioneras y prisioneros integrantes del Movimiento Nacional Carcelario, seccional Cúcuta, denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional así como ante los medios de comunicación, que continuamos en la jornada de desobediencia pacífica indefinida, dado que el INPEC, así como el Ministerio de Justicia han hecho oídos sordos al urgente llamado que insistentemente hemos venido haciendo, en el cual solicitamos inmediata solución a la grave y sistemática violación a los derechos humanos generados por el hacinamiento, la crisis humanitaria, la inasistencia a la salud, la corrupción, la inoperancia jurídica, entre otros problemas que nos victimizan por la actitud indolente de las instituciones gubernamentales para con la población reclusa, no solo de Cúcuta sino del todo el país.

Hacemos un llamado ante la Procuraduría General de la Nación y de manera especial al señor procurador DR. Alejandro Ordoñez Maldonado para que se apropie de la situación y cumpla con sus obligaciones, como es el de garantizar y velar por el respeto de los derechos de las personas privadas de la libertad, a quienes sistemáticamente se les violan todos sus derechos en completa impunidad, toda vez que las cárceles en Colombia no pueden seguir siendo escenarios donde se vulneren los derechos humanos como territorio sin ley y/o los odiosos guantamanos colombianos. Por lo anterior, como Movimiento Nacional Carcelario exigimos que la cárcel de Cúcuta sea intervenida de inmediato por la Procuraduría General de la Nación a la luz del artículo 277 de la Constitución Nacional del decreto ley 292 del 2000 y los deberes consagrados en la ley 190 de 1995.

Igualmente solicitamos una investigación de carácter disciplinaria y penal en contra de las directivas de Caprecom, Norte de Santander, y el señor director del complejo Metropolitano de Cúcuta, Capitán David Alexander Álvarez como principales responsables por acción u omisión en la muerte de 21 presos durante 14 meses y más de 400 casos graves de salud inasistidos que amenaza la vida de nuestros compañeros de infortunio en este complejo.

Reiteramos que nuestras justas reclamaciones son de carácter pacífico y amparadas en el legítimo derecho constitucional a la huelga que tenemos los colombianos, por lo que rechazamos y denunciamos al capitán David Alexander Álvarez Cárdenas por tortura y abuso de autoridad por los hechos ocurridos el día 11 de febrero de 2015 en horas de la mañana en el patío Nº 9 de sindicados, donde personal bajo su mando atropellaron a los compañeros del patio en mención con golpes de toda índole, con bastones, puños, patas, etc, etc. Entre los torturados tenemos al compañero representante de derechos humanos y del M.N.C del patio 9 por tortura infringida por los dragoneantes Vargas y Molina, a quienes también exigimos que sean investigados disciplinaria y penalmente por los hechos en mención.

Solicitamos a las ONG defensoras de derechos humanos, a los movimientos sociales, comités derechos humanos del senado y la comisión de derechos humanos de la cámara de representantes, así como la oficina en Colombia del alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, entre otros, para que intervengan ante el señor presidente de la Republica, DR. Juan Manuel Santos Calderón, para que ordene la inmediata suspensión de las agresiones, amenazas, chantajes y provocaciones que viene cometiendo el capitán Álvarez a través del personal bajo su mando contra las y los compañeros del M.N.C como venganza para acallar el sentir de 4.500 hombres y mujeres que impotentes ven morir a compañeros tirados en los pasillos, celdas o camarotes sin ninguna asistencia.

No entendemos porque el señor director entra en cólera y arremete con amenazas y demás, si nuestras justas reclamaciones son de carácter pacífico y en defensa de la vida y los derechos universales de la humanidad. Su intransigente y concepción guerrerista y represiva nos obliga a lanzar un S.O.S. de nuevo, que de no ser escuchado, tendríamos que seguir entregándoles los cadáveres de nuestros compañeros muertos en completo anonimato e impunidad a sus familiares, como ha acontensido con los 21 compañeros muertos por inasistencia a la salud.

¿Quién responde por ellos? ¿Donde están los investigaciones y que resultados hay?

Desde los pabellones y calabozos del COCUT, complejo de Cúcuta, nuestra lucha continua en defensa de todas y todos los prisioneros del país, sin distinción alguna.

Nuestra lucha es por la vida, la dignificación de la población reclusa y en defensa de sus derechos.

MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO
Seccional Cúcuta
Febrero 12 2015.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035