EL CERREJÓN ES UN MAL VECINO... AQUÍ SEGUIREMOS PELEANDO CONTRA TODOS LOSMOLINOS DE VIENTO: AUDIENCIA INDIGENA WAYÚU EN EL CABO DE LA VELA.
(Colombia) (Autor:TPP-ONIC)

Miércoles 25 de junio de 2008, por Prensa - Colectivo

Con “éxito”, por la participación amplia pero no por la impotencia y dolor de su gente, con la energía permanente del sol ardiente, la brisa
refrescante del mar y el espejo del desierto, se desarrolló entre el 18 y 19 de junio en el Cabo de la Vela se desarrolló la quinta y ultima
preaudiencia indígena en el marco del TPP sección Colombia. La cita desde ya es en el Foro Latinoamericano y la Audiencia Final Indígena, del 17 al 19 de Julio, en Valledupar y Atánquez, Resguardo Kankuamo- -Sierra Nevada, respectivamente.

Con “éxito”, por la participación amplia pero no por la impotencia y dolor de su gente, con la energía permanente del sol ardiente, la brisa
refrescante del mar y el espejo del desierto, se desarrolló entre el 18 y 19 de junio en el Cabo de la Vela se desarrolló la quinta y ultima
preaudiencia indígena en el marco del TPP sección Colombia. La cita desde ya es en el Foro Latinoamericano y la Audiencia Final Indígena, del 17 al 19 de Julio, en Valledupar y Atánquez, Resguardo Kankuamo- -Sierra Nevada, respectivamente.

Minería, pesca, puertos... riqueza Vs pobreza por parte de las
multinacionales en territorio Wayúu, fueron los temas que debatieron en
dos días, más de 170 delegados de diferentes regiones del pueblo Wayúu
como de Maicao, Uribia, Mayabamgloma, Barranca, Distracción, Bahía
Portete, Uribia, Puerto Estrella; con el acompañamiento de Emberas de
Caldas (CRIDEC), del pueblo Mokaná, Kankuamos, Sindicato del Cerrejón,
colectivo de abogados Josè Alvear Restrepo, Tagangeros y el equipo de TPP
de la ONIC.

La afectación de las multinacionales en territorio Wayúu, como el proyecto
parque eólico, la mina del Cerrejón, entre otros, con el auspicio del
Estado y gobierno nacional, como por ejemplo “el propósito de sacar de las
playas a las familias Wayúu del Cabo de la Vela que milenariamente derivan
su sustento del turismo y la pesca principalmente, con el argumento que la
playa es un espacio público; sin embargo el vicepresidente Santos, con
inversionistas extranjeros recorrieron el territorio con el objeto de
convertir esta playas naturales en un excéntrico centro vacacional, de
ahí que nos quieran sacar de nuestras tierras a como de lugar para poder
darle paso a las los hoteles, a las multinacionales como pasó con el
Cerrejón”.

Lo paradójico es que se explotan los recursos energéticos, con grandes
dividendos y los indígenas carecen de los más fundamentales servicios
públicos; “a escasos 15 minutos en Media Luna, no contamos con luz, sólo
vemos girar los molinos de vientos, mientras debemos esperar que llueva
para depositar en jagües el agua para la familia y los animales; esta
comunidad está ubicada en la zona de desembarque de carbón, la comunidad
se negó a ser desalojada de su territorio y actualmente padecen los
efectos de la mina con brotes en la piel, sordera, deficiencia
alimentaria, restricción al libre desplazamiento, sus casas están hechas
de desechos de la mina, ya que los materiales con que construían sus casas
quedaron dentro del territorio que cerró la mina...”

Por su parte hombres curtidos por el sol, denuncian que “ya no podemos
pescar mar adentro, sin embargo muy cerca de las costas impotentes
observamos grandes barcos pesqueros, con permiso del gobierno, destruyendo
el ecosistema por que arrasan con todo, dejándonos sin posibilidades de
pesca a la comunidad Wayúu, y por ende sin nuestra base de subsistencia”.

En el caso concreto sobre la incidencia del Cerrejón la dirigencia Wayúu
al unísono afirmaron”, desde que comenzó la explotación las comunidades
hemos perdido miles de hectáreas hasta el punto que ya los Wayúu no
tenemos acceso al río desde Albania, porque las tierras aledañas las ha
privatizado el Cerrejón; El resguardo de provincial esta a menos de 500
metros de la mina, comiendo carbón, y durmiendo con las vibraciones del
botadero de desperdicio y de las detonaciones; el resguardo de San
Francisco lo atraviesa la vía férrea y una carretera de acceso en la
mitad del resguardo”,

Otros fueron enfáticos en afirmar con dolor que “la mayoría de las
comunidades del sur de la guajira en mediaciones del Cerrejón, no tenemos
tierra ya ní para que pasten los chivos que nos quedan, menos para
cultivar, y lo poco que cultivamos lo consumimos con carbonilla y como si
fuera poco, ya no podemos visitar a nuestros muertos porque hasta los
cementerios están profanados en medio de las tierras del Cerrejón”.

Un viejo curtido más por la tristeza que por el inclemente sol, con su
vestimenta tradicional contó que “un antropólogo se metió a investigar en
la comunidad de Tabaquito, para al final reportar que los habitantes de
tabaquito no éramos Wayúu, así como a nosotros a muchos nos siguen
negando”. Otra lidereza Wayúu ratificó que la Mina propició el
desplazamiento de esta comunidad, ya que 15 km2 de la frontera con
Venezuela fueron compradas por la empresa, y como ellos no quisieron
vender, fueron aislados y confinados completamente; igual suerte padecen
la comunidades de tabaco, chancleta, entre otras, todo por el plan
expansionista del Cerrejón bajo la anuencia del Estado”.

Otra lidereza vieja de esas que se aferran a sus mantas y sus sueños
cuenta que “Son muchas las necesidades y pocas las oportunidades”, “La
comunidad de media luna no tiene apoyos ni dolientes”, “ya no comemos
chivo al carbón, sino chivo a la carbonilla, porque en lugar de comer
alimentos se come el polvillo del carbón”, “ya no morimos de viejo,
morimos de impotencia como se llevan todo y nos quedan sólo los huecos, y
tierras ficticias, lo que ellos reforestan es como una cancha de fútbol,
grama arriba, y escombros abajo, y de los escombros no sale nada bueno”.

Ellos, sobre todo autoridades de Media Luna en Puerto Bolívar, sitio de
desembarque del carbón, “nos lamentamos de no hablar español por que
cuando llegó la empresa nos dijeron bonitas palabras, y hoy el desastre es
total”, hoy día no puede pescar, ni pastorear por que no tienen animales,
y sobre todo “da mucha rabia recoger a muchos de nuestros hijos muertos
por el Tren o en accidentes en la vía férrea, ya vale más un chivo que un
Wayúu, ya que responden que fue por descuido, por no leer las señales de
advertencia, y que vamos a leer, no entendemos mucho el español ahora
vamos a entender ingles”.

“Cuando llegó el Cerrejón yo era una niña, mi padre era pescador y nuestra
zona era rica en animales y pesca. Éramos felices. Pero con la llegada de
la empresa mi familia pasó a vivir en la miseria. Ni siquiera tenemos la
vivienda tradicional. Vivimos del reciclaje del cerrejón“, “Con las cosas
que bota la empresa. Hacemos nuestras casas, ya no se puede conseguir
yotojoro por que están dentro de la mina“. “el único empleo que hay en
media luna para los Wayúu es recoger el carbón debajo del muelle “, “El
cerrejón no esta llevando soluciones sustentables y sostenibles a las
comunidades”. ¡!!el cerrejón es un mal vecino”.

Lo cual lo corroboraron miembros de Sintracarbón, con estas cifras ”de 3
mil 500 trabajadores, aproximadamente 800 padecen enfermedades
relacionadas con la labor en la mina; y los Wayúu solo son empleados en
labores de limpieza”.

Por su parte las autoridades tradicionales Wayúu, y miembros de las
comunidades manifestaron estar complacidos por la solidaridad ratificada
en la audiencia, “esperamos que nuestras palabras no se las lleve el
viento, o la seque el sol, o las siembren en el desierto... aquí seguiremos
peleando contra los molinos de viento...

¡!!POR LA PERVIVENCIA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS: RESISTENCIA Y AUTONOMÍA!!!!

Nos reencontraremos en el Foro Latinoamericano el 17 de Julio en
Valledupar, y entre el 18 y 19 de julio en Atánquez, Resguardo Kankuamo,
tejer juntos la Audiencia Final Indígena del TPP... para luego mostrar en
Bogotá del 21 al 23, el chinchorro multicolor de la Audiencia Final del
TPP - capitulo Colombia.

AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO PROPIO - ONIC
ComunicaONIC-TPP.
[email protected] / [email protected]

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035