Negligencia estatal frente a las solicitudes de la comunidad de Cumaribo- Vichada

Sábado 1ro de noviembre de 2014, por Asojuncuvi

Los habitantes de la región –de manera directa o indirecta- han sido víctimas de
desplazamiento forzado, desaparición forzada, homicidios selectivos, despojo y desposesión de tierras, tortura psicológica y física, violencia sexual, sufrimiento, angustia moral, terror e inseguridad, por solo nombrar algunas situaciones.

Campesinos | Desaparición forzada | Desplazamiento | Despojo de tierras | Vichada |

LA ASOCIACION DE JUNTAS DE ACCION COMUNAL DE CUMARIBO-VICHADA ASOJUNCUVI
INFORMA A LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL

1-La asociación de Juntas de Acción comunal del Municipio de Cumaribo departamento del Vichada, es una organización social que reúne 58 juntas de acción comunal campesinas distribuidas en el Municipio más grande del Mundo cuya extensión territorial es de aproximadamente 72.000 kilómetros cuadrados.

2- En este territorio, centenares de campesinos pobres hombres y mujeres, se instalaron desde hace varias décadas a fin de solventar las necesidades básicas insatisfechas de su núcleo familiar, ante la imposibilidad de hacerlo en otros departamentos del país, por la inexistencia de oportunidades, empujados por la pobreza y la ilusión de tener un pedazo de tierra para alimentar a sus hijos.

3-En medio de la adversidad, incluida la guerra, con bienes escasos, con poca ayuda institucional los campesinos y campesinas de la región han sobrevivido, y con sus propias manos han construido caminos y escuelas.

4-Por la escasa o nula presencia de las entidades de Gobierno Nacional, por la precariedad económica, la incomunicación, y el aislamiento geográfico, la región fue sometida de manera violenta en circuitos económicos ilegales, como los cultivos de uso ilícito, cultivos que solo han servido para calmar un poco el hambre y la sed y generar graves problemas de inseguridad.

5-Los habitantes de la región –de manera directa o indirecta- han sido víctimas de desplazamiento forzado, desaparición forzada, homicidios selectivos, despojo y desposesión de tierras, tortura psicológica y física, violencia sexual, sufrimiento,angustia moral, terror e inseguridad, por solo nombrar algunas situaciones.

6- En varias de éstas situaciones los campesinos han pedido al Estado –como garantía de no repetición- realice las debidas diligencias para activar y completar eficazmente las investigaciones y que en general, el Estado en todas sus ramas, haga presencia en el territorio a fin de garantizar la convivencia pacifica de la población, y hacer efectivos todos los derechos garantías y deberes que como ciudadanos ostentamos.

7- Adicional a estas solicitudes, los campesinos han realizado esfuerzos autónomos con el fin de crear la ASOCIACIÓN DE JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL DE CUMARIBO, con el único fin de promover al lado de las autoridades una actividad económica digna, dentro de los términos de la constitución y la ley y sobre la base del trabajo decente que nos permita garantizar de manera progresiva y plena nuestros derechos económicos sociales culturales y ambientales.

8- Para el campesinado, lograr esta aspiración pasa, por la decisión del Gobierno Nacional de garantizar los medios: se requieren en primer lugar los títulos sobre la propiedad de la tierra, requisito indispensable para acceder a proyectos económicos productivos, líneas de crédito, subsidios, vivienda, salud, puentes y carreteras.

Requerimos educación, formación y asesoría técnica, formación en proyectos asociativos de trabajo que nos permitan poner a producir los alimentos que necesitan nuestros hijos y contribuir a garantizar la seguridad alimentaria del país.

9-Ante el clamor de la población, la respuesta del Gobierno nacional solo ha dejado ver de manera prioritaria su componente militar, componente que en su programa de consolidación ha propuesto a los campesinos la generación de algunos proyectos a cambio de la erradicación. A esta fecha, los proyectos ofrecidos no han llegado, pero las fumigaciones y la erradicación sí. En lo que es responsabilidad de las administraciones locales y departamentales, su respuesta corresponde a sus muy limitadas posibilidades debido a los escasos recursos económicos con que cuentan.

10-La erradicación, el hambre, la miseria, la incertidumbre sobre la propiedad de la tierra, la falta de salud, vivienda, educación, vías, la imposibilidad de adelantar proyectos económicos viables, se juntan todos en contra de los campesinos, muy a pesar de que todas las autoridades saben y conocen la posición del campesinado de formalizar la región, de estar dispuestos en condiciones dignas a desarrollar una actividad económica legal.

En esta oportunidad ASOJUNCUVI solicita que el Gobierno adopte medidas de forma pronta y sin dilación para abordar los obstáculos y las barreras en el ejercicio, respeto y garantía de los derechos económicos, sociales y culturales de toda la familia campesina que habita el municipio de Cumaribo Departamento del Vichada.
Queremos hacer notar, que los vacíos en la protección del acceso al trabajo, a ejercer una actividad económica digna, a la educación, y a los recursos tienen un efecto multiplicador en el ejercicio de los derechos humanos en general. El respeto y garantía de los derechos económicos y sociales está estrechamente ligado al ejercicio pleno de los derechos civiles y políticos.

De no adoptarse las medidas solicitadas, los campesinos –en el inmediato futuro- se verán abocados por el hambre y la necesidad de alimentar a sus hijos, al desplazamiento desde sus veredas hacia el casco urbano del municipio de Cumaribo y a la capital, para visibilizar su precaria condición de vida y recibir la ayuda humanitaria de quienes solidariamente se hagan presentes a favor de nuestra causa. Por tanto,

SOLICITAMOS

A la opinión pública nacional e internacional, a organismos nacionales e internacionales que promueven y defienden los Derechos Humanos, a las organizaciones agrarias, a los sindicatos, a los comunales del país, impulsar acciones de incidencia ante el presidente de la República, El Ministro de Agricultura, el director del INCODER, con el fin de lograr una mesa de trabajo permanente en Cumaribo Vichada, que tenga como propósitos finales la elaboración de un cronograma de titulación de tierras, un programa permanente de formación técnica agropecuaria y pecuaria, un programa permanente de formación técnica en proyectos asociativos de trabajo, un proyecto con dineros del

Estado para impulsar proyectos económicos productivos de corto, mediano y largo plazo, un programa de subsidios que garantice la permanencia en el territorio mientras avanzan los proyectos, un programa de adecuación de vías que garantice la activación económica de la región, entre otros.

Igualmente, solicitamos a la DEFENSORÍA DEL PUEBLO realizar todas las acciones que estén a su alcance a fin de lograr que el gobierno de Colombia cumpla con las obligaciones contraídas con respecto a los derechos económicos sociales y culturales de los ciudadanos y ciudadanas. Además de mediar en los continuos conflictos en los que los hombres y mujeres campesinos e indígenas se ven involucrados especialmente por la falta de claridad frente a la propiedad, posesión y tenencia de la tierra, así como por las continuas acciones militares de erradicación si alternativas claras de sustitución de cultivos de uso ilícito.

A LA OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS (OACNUDH), En el marco del cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las Normas internas y externas que se ha comprometido a respetar.

Agradecemos de antemano la solidaridad con respecto a la situación, por favor remitir las gestiones y/ o acciones de incidencia adelantadas al siguiente correo
electrónico: [email protected]

Con copia a

Señor Presidente de la República,
Dr. Juan Manuel Santos Calderón

Ministro de agricultura y desarrollo rural
Dr. Aurelio Iragorri valencia

Gerente General del INCODER
Dr. Ariel Borbón Ardila.
Instituto Colombiano de Desarrollo Rural - INCODER, Avenida el Dorado C.A.N, Calle

Consejero de Derechos Humanos de la Presidencia.

Defensor del Pueblo
Dr. Jorge Armando Otálora Gómez.

OFICINA EN COLOMBIA DEL ALTO COMISIONADO DE NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS

UNIDAD SOBRE LOS DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES
Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Dr. NAIMEN MARTINEZ PEREZ
Confederación Nacional De Acción Comunal

Más artículos de Asojuncuvi

No hay más artículos de Asojuncuvi

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035