Ocupación militar al pueblo indígena del Resguardo de Caño Mochuelo

Martes 19 de marzo de 2013, por Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

La Corporación Claretiana Norman Pérez Bello denuncia públicamente, la ocupación y agresión al resguardo indígena Caño Mochuelo del pueblo Saliva, comunidad de Morichito, ubicado en el municipio de Hato Corozal, departamento del Casanare.

Abusos de la Fuerza Pública | Casanare |

1. Hechos:

El día 11 de marzo de 2013, entre las 7:30 a.m. y las 10:00 a.m., militares de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico Ares, irrumpieron en el territorio indígena donde se encontraban niños, niñas, mujeres y hombres de todas las edades que se preparaban para una tarea pedagógica comunitaria; las versiones de los indígenas señalan que los militares eran muchos hombres que detonaron varias bombas, disparaban tiros a los pies y al aire, también gases lacrimógenos y balearon cinco motos, provocando terror y pánico generalizado.

Este tipo de operaciones son una flagrante infracción al DIH, toda vez que vulneran la tranquilidad y la autonomía de los pueblos indígenas, deteriorando gravemente el estado emocional de las personas, elemento del equilibrio del territorio, con material bélico de alto impacto -ver imágenes adjuntas-, http://www.facebook.com/video/embed?video_id=10151483569209528, http://www.facebook.com/video/embed?video_id=10151482809874528

Según comunicado de las fuerzas militares, su objetivo era destruir la pista de aterrizaje en esta comunidad por orden judicial del 8 de febrero de 2013, emitida por la fiscalía UNAIM 31. En los testimonios de la población y en las imágenes, se exhibe un ánimo hostil con uso excesivo de la fuerza, propio de una ocupación violenta por parte de la Fuerza Pública.

Sobra aclarar que la pista impactada, la utilizan pequeñas aeronaves para visitas de funcionarios públicos de instituciones civiles y en ocasiones militares con ayudas humanitarias; también misiones médicas, especialmente para salvar vidas, permitiendo el traslado de enfermos graves, porque las enormes distancias a los centros urbanos no permite otras vías de movilidad efectivas.

Finalmente en la tarde, funcionarios de la gobernación del Casanare y el comandante de la Fuerza de Tarea Ares, se desplazaron vía aérea para conversar con la comunidad sobre lo sucedido, en donde se establecieron cinco puntos de acuerdo.

2. Exigimos al Gobierno Nacional:

• La observancia y respeto al Convenio 169 de la OIT, firmado por el Estado colombiano, para la protección y el respeto de los Pueblos Indígenas.

• Respeto por los derechos humanos en estas comunidades, pueblos indígenas que ocupan de la Orinoquía, los territorios del Resguardo de Caño Mochuelo.
• Cumplimiento a los compromisos adquiridos en la tarde del lunes 11 de marzo, donde participaron: gobernadora del Casanare, el comandante de la Fuerza de Tarea Ares, asesores jurídicos, el secretario de gobierno y la delegada de asuntos indígenas de la gobernación, con miembros de la comunidad indígena.
• A la Procuraduría General y entes de Control: Investigar y sancionar a los responsables: funcionarios militares y de la fiscalía que por acción u omisión de procedimientos, ocasionaron estas graves afectaciones a la población indígena.
• Reparar los daños a la mayor brevedad, consultando al pueblo indígena de la mejor manera.

3. Pedimos a las organizaciones indígenas, de derechos humanos y al movimiento social

• Acompañar y vigilar el desarrollo de las investigaciones y sanciones por estos hechos.
• Pronunciarse, exigiendo al gobierno nacional el respeto a la autonomía de los pueblos indígenas en Colombia y al DIH.

4. A la comunidad internacional

Acompañar y manifestar su solidaridad con los pueblos indígenas, en especial del resguardo indígena de Caño Mochuelo, pidiendo al gobierno nacional,

• Respeto por la autonomía de los territorios y pueblos indígenas,
• Reconocimiento público de estos hechos y el compromiso de no repetición,
• Sanción a las unidades y mandos militares responsables de esta operación.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035