Rechazo a los señalamientos de la periodista Salud Hernandez contra organizaciones campesinas del Catatumbo

Martes 19 de mayo de 2015, por Organizaciones Sociales

Le exigimos a la señora Salud Hernández-Mora que se retracte de sus acusaciones de manera inmediata, pues los campesinos del Catatumbo, además de ciudadanos colombianos con derechos constitucionales, se erigen como ejemplo de lucha social en el territorio nacional y han ejercido la defensa de sus derechos en forma digna y de manera pacífica como es propio de la cultura campesina colombiana. Además de ser unos honestos e incansables trabajadores.

Campesinos |

Las Organizaciones sociales, populares, organizaciones defensoras de derechos humanos y la comunidad del departamento de Norte de Santander de la República de Colombia, rechazamos contundentemente los señalamientos temerarios y ofensivos hechos por la periodista, Salud Hernández Mora a través de su columna de opinión del domingo 10 de Mayo en el periódico el Tiempo, titulada “¿Ratas Humanas?”. La periodista señala de forma peligrosa, infundada e irresponsablemente a los labriegos del departamento de Norte de Santander, colocándolos en situación de riesgo, al darles trato de actores armados sin exhibir prueba alguna de sus acusaciones. Ella no solo falta a la verdad, sino que actúa sin ética profesional, carece de objetividad y veracidad, lo que no corresponde a un/a profesional serio del ejercicio periodístico.

Con estas acusaciones se ultraja a nuestros/as connacionales campesinos, usando un lenguaje irrespetuoso y desconociendo la historia, la realidad social, económica y política de la región del Catatumbo, así como la sistematicidad de las violaciones de derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario, de lo que han sido víctima el pueblo Catatumbero durante más de 50 años, a causa del conflicto social, político-armado, la injusticia social y la criminalidad estatal.

Le exigimos a la señora Salud Hernández-Mora que se retracte de sus acusaciones de manera inmediata, pues los campesinos del Catatumbo, además de ciudadanos colombianos con derechos constitucionales, se erigen como ejemplo de lucha social en el territorio nacional y han ejercido la defensa de sus derechos en forma digna y de manera pacífica como es propio de la cultura campesina colombiana. Además de ser unos honestos e incansables trabajadores.

Expresamos nuestra solidaridad con los campesinos del Catatumbo y sus justas luchas y rechazamos las delirantes palabras de la señora Herández-Mora, exigimos respeto por las organizaciones sociales y defensoras de Derechos Humanos, como o son CISCA y ASCAMCAT. Si bien la libertad de expresión es un derecho humano que defendemos los demócratas con vehemencia y determinación, sabemos que no puede ejercerse de manera irresponsable y convertirse en “sicariato moral” y como instrumento para moldear una matriz de opinión tendiente a deslegitimar e incita el odio, en contra de sectores sociales populares y de organizaciones sociales tan importantes como ASCAMCAT y CISCA, que durante hace una década, vienen desarrollando la valiosa labor de trabajar para la reconstrucción del tejido social de la región del Catatumbo, desmembrado por el conflicto armado, la violencia sociopolítica y paramilitar. Y que además, en medio del conflicto armado y el abandono estatal, hacen esfuerzos titánicos para la búsqueda de la paz y el logro de los derechos económicos, sociales y políticos del campesinado.

La importante y transcendental labor de organizaciones tan legítimas como el Comité de Integración Social del Catatumbo, CISCA y de la Asociación Campesina del Catatumbo, ASCAMCAT, en la defensa de los derechos del campesinado de la región, del territorio, la vida y la cultura, es reconocida no solo en el orden nacional por la institucionalidad y la opinión pública colombiana, sino que su buen nombre, ha transcendido las fronteras y cuenta con el apoyo y respaldo de importantes entidades y organismos internacionales que reconocen su trabajo y han seguido de cerca su importante labor sociopolítica.

Con sus irresponsables señalamientos y estigmatizaciones, propias de regímenes totalitarios y dictatoriales como el franquismo, la señora Hernández-Mora está violando el derecho humano al buen nombre y el prestigio del campesinado catatumbero y está poniendo una lápida al cuello a las miles de mujeres, hombres y niños y niñas de la región. Hacemos responsable a la periodista Salud Hernández de cualquier hecho de violencia que afecte a los habitantes del Catatumbo, por causa de las irresponsables expresiones que atizan un ambiente de guerra e incitan al odio y la violencia en contra de nuestros conciudadanos/as colombianos/as. Declaramos a Salud Hernández-Mora persona no grata en Colombia y le exigimos que respete nuestro país y nuestro pueblo soberano. Si no está a gusto en Colombia, las puertas están abiertas para que vuelva a su país, en donde usted y sus nada vigentes ideas de ultraderecha quizá puedan encontrar algún halo de consonancia entre los moribundos franquistas de la “madre patria”.

Le exigimos al gobierno colombiano en cabeza del presidente Juan Manuel Santos y a las instituciones competentes, hacer respetar la seguridad y la honra de nuestras organizaciones y comunidades sociales, campesinas, populares.

Así mismo, le demandamos que hagan respetar la soberanía del país y la dignidad de nuestro pueblo, porque al parecer la señora Hernández-Mora, goza de una especie de inmunidad que le permite abusar de nuestro pueblo y permanentemente arremete contra nuestras instituciones y nuestros/as conciudadanos/as, como si estuviera blindada para cometer toda clase de abusos contra la honra y el buen nombre de los/as colombianos y colombianas de bien sin que nadie pueda hacer algo al respecto.

Finalmente le exigimos al periódico el tiempo y a la señora Salud Hernández-Mora una rectificación en la misma columna, con la misma extensión de publicación en cuestión, donde la autora se retracte de sus falacias y ofrezca disculpas públicas por el oprobio causado en contra del campesinado del Catatumbo y en contra de las organizaciones sociales y populares de nuestra región. De lo contrario, iniciaremos las acciones legales correspondientes ante las autoridades competentes.

En Solidaridad y respaldo se Suscriben:
Movimiento Nacional de Víctimas Capítulo Norte de Santander, Comité permanente por la defensa de los Derechos Humanos CPDH Capítulo Norte de Santander, Comité permanente por la defensa de los Derechos Humanos CPDH Capítulo Bogotá, Corporación Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez, Vamos Por Los Derechos Norte de Santander, ASFUCANS, Crisanto Torres, Corporación Dilo Comunicaciones, Confluencia de Mujeres Cúcuta, Asociación Minga, Porfirio Vélez Vélez, Fanny Castañeda, Congreso de los Pueblos Cúcuta, ACEU, ANDES, El Pueblo Primero, Anthoc Norte de Santander, Comité Ambiental, Fundación Artística y Social Hiphoppaz, Asonal Judicial, Sindicato de la Procuraduría-Sintraproan, Fundación Nacional de Vícitmas de la Violencia -FUNAVI, Asociación de Desplazados y Sobrevivientes del Genocidio de la Unión Patriótica ASODESGUP, Octavio Londoño Ropero, Polo Joven de Ocaña, Carlos García psicólogo especialista en cultura de paz, Comité por la defensa del agua en Norte de Santander, Poder y Unidad Popular- PUP Norte de Santander, Corporación Social y Deportiva Cúcuta, Amasoma, Fundación Cultura Democrática FUCUDE, Asociación de familiares y amigos de los internos de Cúcuta- ASOFAMINTERCUC, Escuela Jaime Garzón Cúcuta, Asociación de Víctimas del Conflicto-ASVICO, Cristianos por la Vida Norte de Santander, Asociación de Parceleros Urimaco, Raíces Latinoamericanas, Corporación de Derechos Humanos Sembrar, Confluencia de Mujeres para la Acción Pública Huila, Colectivo Digna Rabia-Identidad Estudiantil Huila, Asociación Colectivo para la Educación y la Participación-ACEP, Juventud Trabajadora de Colombia-JTC, Ciudad en Movimiento Santander, Enrólate con Suba, Tejuntas Antioquia, Vamos por los Derechos Pasto, Identidad estudiantil Nariño, Escuela Nacional Orlando Fals Borda, COOMUNESS, Confluencia Nacional de Mujeres para la Acción Pública, Asociación Amanecer de Mujeres por Arauca, Móvice Capítulo Sur del Cesar, Móvice Capítulo Catatumbo, Confluencia de Mujeres para la Acción Pública Atlántico, Congreso de los Pueblo s Barrancabermeja, Fuerza Popular Norte de Santander, Asociación Agroecológica Tibú Campo Dos, Confluencia de Mujeres Cauca.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035