Segundo aniversario del asesinato del minguero mayor Jose Edwin Legarda Vasquez

Lunes 27 de diciembre de 2010, por Prensa - Colectivo

El pasado 19 de diciembre de 2010, en la Villa, resguardo de pickwe tha Fxiw ubicado en tierradentro, nororiente del Departamento del Cauca, la familia Quilque Vivas y autoridades indígenas de cabildo indígena pickwe tha Fxiw realizaron un acto de conmemoración a la memoria de Jose Edwin Legarda Vasquez y otros líderes indígenas asesinados en su lucha por el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas en el Cauca y en Colombia.

Indígenas |

Este acto se constituyo la apertura al Gran Ritual Sagrado Saakhelu Kiwe Kame, consistente en una ceremonia de fertilidad, fecundidad y prosperidad donde la participación comunitaria es el objetivo principal . El pueblo NASA, se integra para compartir, estar alegres, danzar, ofrendar a los guardianes espirituales, a la memoria de sus ancestros y mayores, quienes son el símbolo de armonía, la relación armónica que debe existir entre hombre y la naturaleza como elemento fundamental de la vida.

El ofrecimiento de gratitud y reconciliación que la Nacion Nasa hace a los espíritus guardianes de (Kiwe Uma) madre tierra, al sol (Sekh), la Luna(A’te), la Lluvia(Nus), el viento (Guejxia), el fuego (Ipxh), el condor (Khdul), el colibrí (Eçkwe) y la semillas de plantas, animales y personas para que reproduzcan en abundancia, en armonía, y así evitar hambrunas y desequilibrio social en lo que el pueblo nasa llama “nuestra casa grande llamado el universo”

También simboliza la culminación de un periodo de verano e inicio del invierno, agrícolamente es época para la gran minga, la rocería y preparación de la tierra para que reciba en sus entrañas las semillas, que germinaran y alimentaran en los días venideros a sus hijos. Tradicionalmente el SAAKHELU es un ejercicio comunitario de defensa de la vida, el territorio, las semillas propias y nuestra naturaleza; es una propuesta de resistencia y soberanía alimentaria que sus ancestros han mantenido durante miles de años; es también un espacio para la solidaridad, la comunión, la reciprocidad y comunicación permanente del ser y espíritu de los Nasa y con otros Pueblos. Para ese evento se esperaba la participación de por lo menos 800 delegados.

El homenaje a EDWIN LEGARDA B=VASQUEZ, con las palabras de Aida marina Quilcue y el saludo de las Autoridades tradicionales y organizaciones presentes. Posteriormente se desarrollo una ceremonia religiosa a cargo del S.J Francisco de Roux, que se inicio con un acto de purificación por parte de los teguales ( médicos tradicionales) del resguardo. Durante este acto el Padre Francisco de Roux hizo un homenaje a los líderes indígenas que en su trabajo por la defensa de sus derechos fueron sacrificados injustamente y recordó las palabras del Apóstol Mateo cuando señalo que , “ cada vez que hiciste el bien con un hermano mío de esos más humildes lo hiciste conmigo”, expresando que los que dedican su vida a la solidaridad y al trabajo por la dignidad de otros, merecen ser reivindicados y dignificados y se debe proseguir con su legado.

Posteriormente se presento un informa del proceso judicial adelantado por este hecho el cual estuvo a cargo de Soraya Gutiérrez A del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” y Francisco Bustamante de la Asociación Minga

A continuación nos permitimos presentar las palabras pronunciadas en este acto por Soraya Gutiérrez A, miembro del Colectivo de Abogados “JAR”, y representante de las victimas dentro del proceso judicial por el asesinato de EDWIN LEGARDA VASQUEZ.

“A nombre del Colectivo de Abogados “JAR”. Queremos expresar nuestros agradecimientos por invitarnos a este importante acto de conmemoración y reiterarle nuestra solidaridad a Aida Mariana , Mayerli y demás familiares, así como a las autoridades indígenas y su gobernador Reinaldo Ramos, y a ustedes amigos/as indígenas por estar hoy evocando la memoria y uniendo fuerzas para no desfallecer ante nuestros reclamos de justicia y dignidad

Hoy queremos hacer memoria a un miembro de esta comunidad EDWIN LEGARDA VASQUEZ Padre, amigo, compañero,. Defensor de la vida., porque estamos convencidos que … olvidar es hacer morir nuevamente a las víctimas… y los pueblos sin memoria no tienen libertad”.

Por ello inicio estas palabras rescatando su memoria y la memoria de lo que paso antes y después de su muerte…. Por que reconstruir y recuperarla contribuye a romper la historia oficial que ha pretendido negar y acallar a las víctimas y comunidades, que promueve la muerte de la memoria, el silencio de las conciencias, y la abnegación de las víctimas, y que pretende que se olvide y perdone sin que medie la verdad, la justicia y la reparación … y esto no lo podemos permitir…..porque el olvido y la impunidad son el motor que permite que hechos como este se sigan perpetrando.

En este sentido, queremos recordar a EDWIN, pero no para recordarlo pasivamente con dolor y con impotencia, sino por el contrario: Para recordarlo y dignificarlo, rescatando sus valores y su trabajo por la comunidad , por la vida , por la dignidad

EDWIN LEGARDA VASQUEZ, perteneció durante más de 15 años a este reguardo indígena PITAFIU (Pickwe tha fiw) - semillas de JUAN TAMA EDWIN LEGARDA. Su trabajo lo inicio con jóvenes rescatando los valores culturales de la chirimía y participando en los rituales indígenas, pero también contribuyo en la producción colectiva cachacarina, producto propios y ancestrales que hoy están amenazados por la voracidad de este modelo de que profundiza la pobreza y la exclusión

Fueron estas y otras actividades en las que participo las que llevo a que se identificara como miembro de esta comunidad NASA, y se sintiera parte de ella, y así inicio su proceso con Uds, donde fue electo Presidente de la Junta de acción comunal en el resguardo, veedor del proyecto plante Huila, secretario del cabildo Pickwe tha fiw, técnico agroambiental en el programa de salud, representante legal del proyecto harina de cachaco en este resguardo,

En este proceso conoció a AIDA MARINA QUILCUE VIVAS con la que convivio por más de 13 años y tuvieron su hija MAYERLY.

Después de dos años de su injusto asesinato quisiera compartir con Uds, un pequeño análisis sobre los resultados en materia de justicia y algunas reflexiones que nos permitan concluir si efectivamente se avanzo en la superación de la impunidad y el reconocimiento de los derechos de las víctimas y las comunidades a la Verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición.

Una primera mirada permitiría concluir que si hubo resultados en materia de JUSTICIA, toda vez que el pasado 10 de septiembre el Juzgado segundo penal del circuito especializado de Popayán condeno a pena de 40 años de prisión a los miembros del Ejército Nacional pertenecientes al séptimo pelotón de la compañía Galeón del Batallón José Hilario López, al SARGENTO VICEPRIMERO ALEXIS RAMIREZ VIVAS, al CABO TERCERO JAVIER ADOLFO OSORIO DIAZ, y los SOLDADOS CAMPESINOS: NUMAR ARMIDO BUITRO CABEZAS, LIZANDRO OBANDO CAICEDO, JAVIER FRANCISCO BELARCAZAR TROCHEZ Y WILLIAN WEIMAR LEMECHE HURTADO como AUTORES del delito de HOMICIDIO en PERSONA PROTEGIDA cuya víctima fue EDWiN LEGARDA VASQUEZ, y en la misma decisión se ABSOLVIO al soldado campesino ANDRES CASSO CHATE.

Esta decisión proferida por la Juez, se fundamento entre otros en los siguientes aspectos:

En primer lugar, que el asesinato de EDWIN LEGARDA VASQUEZ, fue un HOMICIDIO EN PERSONA PROTEGIDA. Este delito se encuentra establecido en nuestro estatuto penal, hace parte de los delitos cometidos contra personas y bienes protegidos por el derecho Internacional Humanitario, el cual se aplica en situaciones de conflicto armado y se dirige a la protección de la población civil y determinados bienes en situaciones de conflicto armado, mediante la regulación y limitación del uso de la fuerza.

Las personas protegidas son personas ajenas al conflicto, no hacen parte de ninguno de los grupos enfrentados y por tanto no pueden ser objeto de ataques. En situaciones ligadas al conflicto se hallan en una situación de vulnerabilidad y por ello se les otorga una trato humanitario y una protección especial y cualquier atentado contra ella origina un delito que debe ser penalizado y castigado.

La Juez sustento en su decisión, que en la zona donde ocurrieron los hechos del 16 de diciembre del 2008, se había establecido la presencia de grupos guerrilleros, y si bien es cierto no se probo que se hubiesen presentado combates entre el Ejecito Nacional y grupos guerrilleros que allí operan, particularmente las FARC, no por ello se puede negar que existiese un conflicto armado.

Así las cosas el homicidio de EDWIN se produjo en el marco de un “conflicto armado” pues los miembros del ejército se encontraban en la zona en cumplimiento de una misión táctica que tenía como propósito neutralizar integrantes de la guerrilla y otros grupos armados ilegales, y delincuencia común que operaban en el sector

Según los expuso el juzgado en su decisión se probo que el Sargento viceprimero ALEXIS RAMIREZ VIVAS ordeno el día de los hecho montar un dispositivo de seguridad para la seguridad de la tropa y verificar una información que presuntamente había recibido horas antes, sobre el transporte de una camioneta en la que se movilizaba personal armado y por tanto debía detenerlo. Así, dividió al grupo en cuatro escuadras y les ordeno colocarse en diferentes puntos, un grupo fue enviado sobre la carretera que de Gabriel López conduce al municipio de Totoro.

Aproximadamente a las 4:45 am cuando EDWIN LEGARDA se trasladaba en compañía de LILIANA VALDES, del municipio de Inza hacia Totoro fueron blanco de un ataque indiscriminado por parte de los miembros del ejército, que le produjeron heridas de gravedad y posteriormente su muerte. La versión de los miembros del ejecito fue que montaron un reten y al paso de la camioneta le hicieron la señal de pare, que esta no hizo, y posteriormente escucharon unos disparos, lo que los obligo a reaccionar a los militares, lo que origino el desenlace fatal .

Sin embargo, el testimonio de LILIANA VALDEZ sobreviviente de los hechos, estableció que en el lugar no había alguna señalización o personal militar que hiciera la señal de PARE. No hubo un reten el cual debía ser realizado como lo ordena la doctrina militar, esto es, con los elementos indispensables para que se identificara que se trataba de presencia del Ejercito. Es decir con paletas, chalecos reflectivos, conos etc. Por el otro lado tampoco se probo que desde el vehículo que conducía EDWIN se realizaron disparos y no pudo haberlos por que el no portaba armas y lo que si se probo fue que las casi 100 vainillas encontradas en el lugar de los hechos era las pertenecientes al Ejército Nacional que se encontraba en el lugar.

Así, vulnerando todas las normas que ordenan la protección de la población civil y que conocen por que se probo ampliamente que fueron formados en estas disciplina, los miembros del Ejército Nacional, desenfundaron sus armas y realizaron cerca de 100 disparos. El vehículo en que se transportaba Edwin presentaba 45 orificios de entrada y salida lo que da cuenta de la magnitud con que se perpetro el ataque, y muestra como la intencionalidad de los atacantes no fue detener el vehículo , sino causar el mayor daño a sus ocupantes.

Lo que si se probo que la camioneta se movilizaba a 30 km por hora , sus ocupantes no ofrecían alguna amenaza la integridad de la tropa, y sin embargo se opto por atacarlos. Tal acción vulnero las reglas que ordenan a los militares emplear las armas sobre objetivos militares plenamente ubicados e identificados como enemigos y que solo pueden usarlas ante un real agresión, en defensa propia, de terceros o bienes protegidos y por ello su actuación vulnero el principio de distinción entre población civil y combatiente, deber básico de las partes que participan en un conflicto armado y es de allí que deriva su responsabilidad pena por el delito de HOMICIDIO EN PERSONA PROTEGIDA y la consecuente penal que les fue impuesta y que hoy es objeto de APELACION por parte de la defensa de los responsables.

Si bien el juez acepto en buena parte la tesis formulada por la Fiscalía en su escrito de acusación, [email protected] como representantes de las victimas consideramos que la fiscalía no profundizo suficientemente otras líneas de investigación, que permitiera establecer la existencia de otros móviles que rodearon el asesinato de EDWIN LEGARDA VASQUEZ y llegar a los máximos responsables y determinadores de este crimen.

Desafortunadamente el nuevo sistema penal acusatorio por el cual se adelanto la investigación de este crimen, limita la participación de la victimas y en consecuencia la posibilidad de encontrar la verdad real de los hechos se hace mas esquiva, así la verdad queda sujeta a una verdad procesal que parte de la teoría del caso que formula la Fiscalía, mientras la representación de las víctimas , no tiene siquiera la oportunidad de interrogar a sus testigos en la etapa de juicio, porque todo debe hacerse a través del ente acusador.

Sumado a lo anterior la estrategia del Ejercito Nacional a través de los defensores fue a con tesis absurdas e inverosímiles, sembrar dudas frente al actuar de AIDA MARINA, y deslegitimarla políticamente, así como al proceso organizativo que ha liderado.

Estas actuaciones se constituyen en nuevos procesos de revictimizacion,. AIDA MARINA ha tenido que actuar en un clima de hostilidad, que se manifestó, no solo a través de acciones de persecución, y hostigamientos contra ella y su hija, sino que se pretendió desfigurar la realidad, utilizando para ello, testimonios de personas con cercanos lazos al ejercito como PATRICIA RIVEROS, que desde los albores de la investigación ya adolecía de falta de credibilidad, y colocando un abogado en representación de familiares de Edwin, y quien al parecer era también cercano a la defensa de los militares, quienes se dedicaron a sembrar la duda sobre la responsabilidad del crimen y las motivaciones del mismo, respaldo la tesis de los defensores de los militares.

Estas situaciones no solo fueron toleradas por la administración de justicia, sino que reproducidas por el ministerio público, quien en lugar de cumplir con sus funciones de proteger los derechos de las víctimas , asumió la defensa de los militares responsables de este execrable crimen, al punto de señalar en sus alegatos finales que el proceso penal se encontraba viciado de nulidad toda vez que debió ser investigado por la justicia penal militar, como si un homicidio de estas connotaciones puede asimilarse a un acto relacionado con el servicio militar y solicito la aplicación de una eximente de responsabilidad penal de los militares que en otras palabras significaba la absolución a los militares.

A lo anterior se suma que durante la etapa de investigación y juzgamiento se autorizo que la reclusión de los responsables se efectuara en la sede del batallón del Ejército, cuando no solo habían perdido su condición de militares, sino que el delito no estaba relacionado con el servicio militar. Pese a que la representación de victimas solicito su traslado a una cárcel ordinaria tal como lo prevé la ley, y esta petición fue acogida por el Tribunal Superior de Cauca – sala Penal, hemos tenido noticias que nuevos defensores de los militares están preparando acciones de tutela para reversar tal decisión.

Para nosotros el crimen de EDWIN LEGARDA reúne varios elementos que no fueron profundizados por la fiscalía, ni tenidos en cuenta por el juzgado pese a las pruebas testimoniales que se rindieron en la etapa de juicio y que se resume en lo siguiente aspectos que no FUERON VALORADOS Y TENIDOS ENCUENTA:

 El contexto en que se cometió el crimen, ya que este crimen cometió en un contexto de sistemática y masivas violaciones a los derechos humanos de las comunidades indígenas del Cauca consistentes de asesinatos, amenazas, estigmatizaciones, seguimientos ilegales y otras conductas que se profundizaron después del desarrollo de la minga de resistencia indígena y popular

 La minga de resistencia indígena y popular, que se había desarrollado un mes antes de los hechos como un proceso de movilización indígena a nivel nacional que tuvo como epicentro el departamento del Cauca donde se adelantaron reuniones con Alvaro Uribe Velez, entonces Presidente de la república y otras autoridades y una de las voceras fue AIDA QUILCUE VIVAS, compañera permanente de EDWIN LEGARDA. Después de casi un mes de movilizaciones y protestas que fueron reprimidas violentamente por la Fuerza pública los acuerdos fueron mínimos y la situación de inseguridad para los líderes indígenas se profundizo por los señalamientos efectuados por autoridades civiles y militares.

 La participación de AIDA MARINA QUILCUE una semana antes del asesinato de su compañero, en el examen periódico universal sobre Colombia en la sede de Naciones Unidas en Ginebra – Suiza, donde actuó como delegada por el movimiento de derechos humanos y presento la situación de derechos humanos y derechos humanitario de los pueblos indígenas y en general la grave situación que atravesaba el país. Una vez regreso al país se presento el asesinato de Edwin .

 La identificación del vehículo, toda vez que este vehículo tipo camioneta, en que se movilizaban las víctimas, y de propiedad del CRIC, fue uno de utilizados por AIDA MARINA QUILCUE como consejera mayor durante el desarrollo de la movilización indígena, lo que le dio mayor visibilidad y notoriedad pública y esta situación había sido puesta en conocimiento de las autoridades departamentales y nacionales, habida cuenta que se trataba de un vehículo al servicio de la Consejera y un medio de protección ante las reiteradas amenazas y hostigamientos de que ha sido objeto.

 Y finalmente, que el día de los hechos se había previsto una reunión de las autoridades del Consejo regional del CRIC donde se evaluaría el proceso de la Minga en el resguardo de Togoima. Tanto los consejeros del CRIC, entre ellas AIDA MARINA QUILCUE y como los gobernadores y otras autoridades debían pasar por el sector de Gabriel López donde se perpetro el crimen.

 No se demostró de dónde provino la supuesta información proporcionada a algunos miembros del ejército, de que ese día pasaría una supuesta camioneta con presuntos hombres armados.

 El SV ALEXIS RAMIREZ VIVAS, comandante del pelotón tenía bajo su custodia un arma adicional a las asignadas al pelotón.

Los anteriores elementos y otros, permiten inferir que el ataque contra EDWIN fue planificado con anterioridad bajo unos móviles que no fueron investigados por parte de la Fiscalía.

Por tanto, si bien se condeno a los autores materiales del crimen, lo cierto es que no se profundizo en estos elementos para acercarnos a la VERDAD de los realmente ocurrido el 16 de diciembre del 2008, y en estas condiciones….., la JUSTICIA no es posible sin el pleno establecimiento de la VERDAD… la verdad que devele el contexto en que se cometió el crimen de EDWIN LEGARDA, los patrones, el móvil, los responsables en la cadena de mando cuyas jerarquías seguramente se están amparando en el poder que permite su accionar con la mayor la impunidad … en fin el esclarecimiento de la verdad completa…. de un verdad integral.

Quisiera terminar estas palabras señalando que el daño infligido a AIDA MARINA QUILCUE, ha sido de profundas dimensiones, no solo por la pérdida de su ser querido, sino porque se pretendió despojarla de su condición de sujeto social y político y afectar su dignidad. Cuando hablamos de DIGNIDAD, hablamos del respeto a la integridad, del respeto a la vida privada, del respeto a lo individual y lo colectivo, del respeto a la cultura, a la diversidad , al territorio… del respeto a la dignidad como mujer…., Se pretendió a través de este proceso y otros que hoy cursan en su contra cuestionar su autonomía personal, y marginarla como mujer , como indígena y como dirigente política y así anular el reclamo de sus derechos y de las comunidades indígena a la que pertenece..

Pero no lo lograron, y el acto que hoy nos convoca es el mayor de ejemplo de resistencia, de memoria, de dignidad, de construcción de verdad desde las victimas y por ello es fundamental fortalecer y potenciar los procesos de organización y movilización por la defensa de nuestros derechos y continuar nuestra lucha por el esclarecimiento este crimen y porque brille la verdad y la justicia, solo así se garantizara que hechos como estos no se vuelvan a repetir. Muchas gracias,

La villa, diciembre 19 del 2010

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035