Situación actual de la Zona Veredal Transitoria de normalización Juan Carlos Castañeda
Vereda Carrizal, municipio de Remedios, Antioquia

Miércoles 3 de mayo de 2017, por Cahucopana

La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño (Cahucopana),en el marco de su labor como organización defensora y promotora de los derechos humanos en los municipios de Remedios y Segovia y como parte del Comité de Acompañamiento de la sociedad civil al Mecanismo Tripartito y del Comité Territorial de Paz y Acompañamiento Humanitario del Nordeste Antioqueño, espacio que adelanta la veeduría en ésta zona de la implementación de los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP, ha realizado una visita a la zona campamentaria en la vereda Carrizal, Juan Carlos Castañeda en jurisdicción del municipio de Remedios, Antioquia en la que se encuentran alrededor de 200 guerrilleros de las FARC

Paz y Derechos Humanos | Paz | Diálogos de paz |

En esta visita se consiguió realizar una serie de entrevistas y conversaciones con el ánimo de recoger las percepciones de los habitantes de esta pequeña ciudadela que es una de las zonas veredales con mayores avances, pero en la que también se están presentando situaciones de insalubridad. A esto se le suman las inconsistencias en la atención en salud, lo que puede conllevar a que se agudice esta problemática ante la falta de atención periódica y suministro de medicamentos que se necesitan frente a la proliferación de enfermedades como el paludismo.

La zona veredal se encuentra ubicada aproximadamente a 5 horas del casco urbano del municipio de Segovia, y ha tenido obstáculos en su construcción o dotación ante las condiciones de la vía. Tal como las organizaciones lo han caracterizado, la vía fue construida en el 2014 por parte de las mismas comunidades, quienes son las que realizan su mantenimiento. Es una trocha que se puede transitar en verano, pero que en invierno se convierte en un lodazal imposible de recorrer. Los carros deben esperar a que la carretera se “escurra” y sin embargo hay partes en las que se corre el riesgo de que los carros se queden enterrados, lo que implica mayores tiempos en el trayecto y costos en el transporte.

Junto con el mantenimiento y mejoramiento de las vías, las comunidades de la región, y en específico la de Carrizal, tenían la expectativa de la electrificación de la vereda, una de las pocas veredas que faltan por electrificar en la región, y que se espera que en los próximos meses se realice.

2. GENERALIDADES

2.1 Características.

A nivel general, la infraestructura de la zona Veredal ha sido construida a base de un material denominado superboard (láminas de fibrocemento) que constituyen sus paredes, el techo son tejas de fibra termo-acústicas. Las bases de las estructuras son de vigas de madera unidas por puntillas. Los pisos internos son de cemento. Dichas unidades habitacionales cuentan cada una con seis habitaciones de 6 x 5 metros, un baño y una ducha; cada habitación actualmente está siendo habitada por dos o más combatientes dado que las obras aún están incompletas. Se prevé que en la zona se construyan 197 habitaciones para los aproximadamente 200 habitantes que allí se encuentran.

2.2 Avances en la infraestructura

Estas obras están siendo realizadas por guerrilleros, en donde, según las entrevistas, algunos son pagos por el contratista de la obra, pero en su mayoría, la infraestructura ha sido construida por el trabajo voluntario realizado por guerrilleros y guerrilleras, desde la misma disciplina de la organización, buscando responder a dignificar la vida en medio de los incumplimientos en esta fase de implementación.
Actualmente, se ha adelantado la construcción de 102 unidades habitacionales. Al total de las viviendas les hace falta la instalación de las ventanas y puertas que hasta la fecha no han sido suministradas por el Gobierno Nacional. Parte de las obras se encuentran detenidas actualmente a falta de materiales para la continuación de las construcciones. El campamento cuenta con zonas comunes como un comedor comunitario en el cual se sienten las altas temperaturas a medio día así como en las habitaciones, para lo cual se había previsto la dotación con ventiladores que hasta el momento no han llegado a la zona.

Llama la atención ver combatientes sobre los techos, manejando maquinaria, químicos y pinturas sin ningún tipo de protección, como arneses, guantes, gafas, tapabocas u otros. También, cabe anotar que al parecer, quienes están siendo pagos no cuentan con ningún tipo de prestación o protección en riesgo, desconociéndose el tipo de contrato suscrito entre los combatientes y el contratista.

Reconociendo que no hay experiencia de los combatientes en la realización de este tipo de infraestructuras, existen algunas imperfecciones como goteras, desniveles o casos más graves como el deslizamiento de la parte trasera del campamento, puesto que fue nivelado con tierra removida y sin compactar, lo que ha creado inestabilidad del terreno y dificultad para resistir a estas épocas de lluvias.

Las áreas comunes como pasillos, comedor, aula y demás presentan en su mayoría inundaciones por las fuertes lluvias o empozamiento de aguas, lo que ha creado una crisis sanitaria que se expresa en las epidemias que se empiezan a ver en todo el campamento. Un ejemplo de esto es que las zonas determinadas para la atención de las madres gestantes y la guardería infantil se encuentran absolutamente contaminadas por agua empozada, barro e inundaciones, razón por la cual no ha sido posible la adecuación y funcionamiento de estas zonas de vital importancia.

Al momento de la presentación de este informe las obras se encuentran suspendidas (por segunda vez) por falta de pago a la oficina contratista por parte de FONDOPAZ, también por la falta de materiales, y el incumplimiento en el desembolso para la compra de estos.

2.3 Salubridad

Es evidente a primera vista el empozamiento de aguas lluvias que hacen que los pasadizos y zonas al aire libre tengan gran presencia de lodo, moscas y mosquitos. La presencia de estos insectos ha proliferado una epidemia de paludismo y gripe, todo esto con el agravante del gran número de guerrilleros, guerrilleras y niñas y niños que habitan en el área.

Otras enfermedades que se han presentado son las enfermedades femeninas como infecciones urinarias y vaginales, así mismo enfermedades cutáneas, como hongos, descamaciones, etc.

Según nos informan en algunas entrevistas, en el marco de unos talleres ambientales el SENA realizo un estudio informal, que arrojó que el agua suministrada para el campamento se encuentra contaminada de mercurio, siendo una preocupación debido a que se intentó identificar por parte de los mismos guerrilleros la fuente de agua que suponían estuviera menos contaminada en el sector. A pesar de esto, el agua tiene un tratamiento de descontaminación, pero mantiene unas características de contenido de sedimentos y color turbio.

2.4 Madres gestantes y recién nacidos

Actualmente se encuentran dentro de la zona veredal cinco madres gestantes, el tiempo de gestación oscila entre los 2 hasta los 6 meses. Dos menores de 3 años, y dos recién nacidos. Se ha contado con la visita en dos ocasiones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) hasta el campamento del mecanismo, aunque en ninguna de estas oportunidades se ha permitido por parte del Mecanismo el ingreso de los funcionarios al campamento de los insurgentes a ver las condiciones en las que viven los niños, es decir no se ha permitido el diagnóstico de las condiciones de vida de las madres gestantes y los menores de edad.

Así mismo, la revisión médica de primer nivel se ha limitado a una primera atención diagnóstica, sin embargo, no se han dado condiciones para que se puedan realizar los respectivos exámenes médicos periódicos necesarios para llevar un óptimo control de proceso de gestación.

Se han identificado dos casos de embarazo de alto riesgo, el primero por ser un embarazo de gemelos en una mujer mayor de 35 años y el segundo caso es por la malaria repetitiva y está presentando desnutrición materna. El segundo de estos casos se ha tratado de brindar el acompañamiento médico especializado, aunque algunas de las gestantes no han contado con las redes de apoyo solidas o del Mecanismo de Monitoreo al momento de estar hospitalizadas en los cascos municipales y se encuentra a la espera del proceso de reubicación por recomendación médica, la primera se encuentra aun a la espera de poder realizar el desplazamiento hacia un casco municipal y de esta manera realizarse los chequeos médicos respectivos. Los recién nacidos han presentado episodios de gripe, diarrea, vomito, entre otros, que han sido atendidos en algunos casos por el médico o la médica general del puesto de salud.

3. SALUD

La atención médica es brindada por un médico o médica general y una jefe de enfermería quienes se encuentran en el Puesto de Salud de Carrizal. Este puesto cuenta con las condiciones básicas para la atención, pero no cuenta con ambulancia, la única que está disponible pertenece a la Defensa Civil y no es aceptada por los guerrilleros debido a las prevenciones que existen; el argumento que brindan los insurgentes es que, en el marco del conflicto, la Defensa Civil tuvo acciones contrainsurgentes y en concomitancia con paramilitares, antecedentes que esperan sean aclarados en el marco de la construcción de verdad. Es por ello que insisten que la ambulancia debe ser parte de la atención de salud brindada por el municipio. Así mismo, conocimos que el personal que está en el puesto de salud, que ha traído beneficios para los habitantes en general de la región, tiene contrato hasta los próximos tres meses.

Por otra parte, aunque se realizan las pruebas de paludismo en el puesto de salud, nunca se ha contado con el suministro constante de la medicina para el tratamiento y hay que esperar varios días para ello.

En diferentes ocasiones estos profesionales se trasladan a la zona y ahí se realiza la atención médica. Solo en caso de urgencias, -aproximadamente se han dado 5 casos- son trasladados al hospital de Remedios, Yolombó o Medellín según la urgencia y complejidad del tratamiento.

Los guerrilleros y guerrilleras se encuentran afiliados por medio de un código al sistema público de salud a la NUEVA EPS. A la fecha aún hacen falta 70 combatientes por codificar, lo que hace imposible su atención médica y los que cuentan ya con el código, comentan que se tienen serias dificultades para la atención y la obtención de citas médicas o la realización de exámenes especializados. Se vienen presentando casos de guerrilleros y guerrilleras que llevan a la espera de la realización de exámenes especializados hasta tres meses; lo que ha implicado el traslado de estos a Medellín, el sostenimiento en las casas de reubicación y la seguridad permanente, así como la exposición a ser víctimas de algún tipo de agresión. Los insurgentes ya empiezan a observar y vivir las inconsistencias en la atención de salud por parte del sistema de salud colombiano, obteniendo citas para especialistas o exámenes entre ocho días a un mes de espera, costos que implican movilización y sostenimiento de los insurgentes, por lo que muchos de ellos desisten de tratamientos.

Existen inconvenientes para la atención en odontología puesto que según los entrevistados la entidad responsable no cancelo la atención brindada por el especialista en brigadas anteriores y el Hospital de Remedios se niega a volver a enviar especialistas en odontología hasta que no sea claro la forma de pago. Es decir que a la fecha no se cuenta con atención médica odontológica para los y las guerrilleras de las FARC-EP, más allá del combatiente “odontólogo” que siempre ha atendido a la insurgencia, el cual no tiene dotación. Una de las alternativas que plantean es la colaboración con materiales y dotación a los odontólogos. Uno de los mandos entrevistados refiere que si se les brindara los materiales de calidad ellos podrían prestar el servicio de odontología, ya que cuentan con el personal.

La salud emocional de los guerrilleros y guerrilleras se ha visto afectada en términos de los cambios en las dinámicas de vida, en épocas de confrontación armada estos tenían una constante movilización, lo que ahora no ocurre. Desde algunas percepciones, el asentamiento ha provocado el aprendizaje rápido y forzoso de nuevas maneras de vivir, modificando la convivencia, entrando en dinámicas de individualismo o la rutina constante ha provocado en algunos la búsqueda de un desarrollo individual del sujeto antes no aprendida; así mismo los temores, incertidumbres y expectativas provocan en muchos ansiedad y temores al notar que según ellos “ el gobierno no nos cumple ahora que estamos reunidos, menos nos van a cumplir estando solos afuera”

Es casi generalizada las diversas sensaciones acerca del incumplimiento del gobierno en los tiempos, proyectos y acuerdos en general, además de la constante y creciente presencia de grupos paramilitares en las zonas cercanas antes de influencia de la guerrilla, lo que ha generado en muchos el temor de que sean víctimas de represarías una vez se dé la finalización de las zonas veredales.
Es importante también tener en cuenta que muchos y muchas combatientes no cuentan con ninguna red de apoyo familiar y existe la incertidumbre ante cuál será su primera “parada” una vez hayan dado el paso a población civil.

4. ALIMENTACIÓN E INTENDENCIA.

Encontramos que hace falta dotación general para la cocina o “rancha”, incluyendo el menaje (plato, vaso y cubiertos). Los alimentos se mezclan con palos adecuados por los mismos guerrilleros y guerrilleras; no se cuenta con mesones para el manejo de los alimentos, las mesas de madera aumentan la proliferación de bacterias y moscas, la repartición de los alimentos se realiza empezando por la entrega por parte de los insurgentes de los implementos que cada quien tenga para la recepción de su alimentación, por lo cual se insiste en la necesidad de dotar a los guerrilleros de vajillas, bandejas o implementos que les permitan desarrollar hábitos más saludables al consumir los alimentos.

Así mismo hay que resaltar la necesidad de que se brinde asesoría en cuanto la utilización de los alimentos abastecidos, ya que la utilización incorrecta de los cortes de carne por ejemplo ha llevado a dificultar su consumo. Tras el último cambio de contratista se ha mejorado el abastecimiento de alimentos, su calidad es buena, pero ha implicado la modificación de la dieta por el aumento de embutidos, bebidas azucaradas, entre otros que ha sido recibida de manera diferenciada por todos, algunos de manera positiva y otros de manera negativa.

En cuanto a la “intendencia” (útiles de aseo) los productos estaban siendo de muy baja calidad, y no estaban acorde con las necesidades de las y los combatientes, luego de varios debates se logró el mejoramiento, sin embargo la dotación llega cada 45 días, que no responde al acuerdo donde se establecía que llegaría cada 15 días. En cuanto a la ropa, no se ha recibido dotación alguna, el abastecimiento lo han suministrado las FARC-EP bajo las limitaciones actuales. Se necesita de manera urgente ropa, también para las insurgentes en etapa de gestación.

5. PROBLEMAS DE SEGURIDAD A COMBATIENTES

El problema del paramilitarismo constituye en la actualidad una verdadera amenaza a la Zona Veredal. Tal como se ha denunciado y expresado constantemente, la situación de presencia paramilitar ha aumentado, a tal punto que en el momento de construcción de este documento estábamos emitiendo las denuncias respectivas sobre la presencia de paramilitares en el caserío de Mina Nueva y en la vereda Rancho Quemado, comunidades que quedan en puntos opuestos aproximadamente a una hora y media de la zona veredal, una hacia el casco urbano de Remedios y la otra hacia la salida al corregimiento de Puerto López en el Bagre. Municipios donde es explícito el control paramilitar.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035