El paramilitarismo y la mafia parecieran estar reemplazando al estado municipal en Medellín

Jueves 13 de enero de 2011, por CJL

Nuestra institución ha venido realizando un análisis permanente al estado actual del conflicto urbano en la ciudad de Medellín y los resultados que arroja ese seguimiento no podrían ser más dicientes y nefastos, la realidad es que las cosas no han cambiado; la lucha armada por el control de la ciudad metropolitana continúa a pesar de la supuesta “disminución en el número de homicidios” y de que se realizaron treguas, pactos y posibles acuerdos entre la institucionalidad, representada en el ente Municipal, y las estructuras del paramilitarismo y la mafia

Víctimas del conflicto |

Igualmente se sigue observando que en esta ciudad las verdades a medias son las que prevalecen, aunque con esto se sacrifique la credibilidad institucional y social y se siga menguando tan precaria democracia. En síntesis, la ciudad está capturada y arrodillada por la ilegalidad para-mafiosa.

Los resultados del análisis citado son:

* La mayor parte de la periferia y centro están en manos de estructuras para-mafiosas que controlan a más de 350 bandas paramilitares (antiguas bandas de delincuencia común y organizada).

* La disputa militar no es sólo por el microtráfico o llamado tráfico interno de estupefacientes; esta lucha por el poder ilegal involucra territorios y corredores estratégicos, vacunas, apuestas ilegales, poder político, contrabando, extorsiones, paga-diarios, sicariato, control social, presupuesto público, tráfico de armas, prostitución, lavado de activos, en fin, todo lo que represente ingresos a las rentas ilegales.

* Se siguen presentado pactaciones entre lo legal y lo ilegal, buscando con esto “mejorar” la seguridad de la ciudad, teniendo como precedente que los pactos o treguas se presentan previamente a eventos especiales que son importantes para Medellín o ante la afluencia de turistas en la época decembrina.

* La disminución de los homicidios con respecto al 2009 (2.019, asesinatos, supuestamente que se cometieron en el año 2010) no es tan clara o transparente si se tiene en cuenta que la modalidad empleada por la ilegalidad es la de aplicar la desaparición forzada, ¿Qué extraño que no se haga referencia a los desaparecidos en el año 2010? ¿Será que estos no hacen parte de las cifras oficiales? ¿Será que se le olvida a la institucionalidad que hay asesinos convertidos en carniceros profesionales que son expertos en desmembrar cuerpos humanos y desaparecerlos sin dejar ningún tipo de huella?

* Aumentó el número de desapariciones forzadas (hasta el 31 de octubre de 2010 la Personería de Medellín informaba de 669 casos denunciados). Se debe tener en cuenta que por el miedo que reina en las comunas, muchas de estas desapariciones no son reportadas ante autoridad competente, estamos convencidos que hoy no existe un registro real de las desapariciones forzadas en la ciudad, si este registro se pudiera realizar con la metodología adecuada, las cifras de homicidios se elevarían considerablemente y mostraría la dimensión real de la catástrofe humanitaria que se vive.

* Sigue creciendo el desplazamiento forzado intraurbano (hasta el 31 de octubre de 2010, la Personería de Medellín informaba de 1.321 declaraciones de personas víctimas de desplazamiento forzado Intraurbano). Es necesario aclarar que las cifras de desplazamiento forzado intraurbano son mayores, toda vez que muchas familias no han elevado la respectiva denuncia debido al temor ante posibles represalias de las organizaciones paramilitares.

Teniendo en cuenta lo anterior, es lamentable tener que informar a la opinión pública que la “estrategia” de seguridad y convivencia basada en represión a ciertas estructuras para-mafiosas (a las que pertenece alias Valenciano) y el favorecimiento por medio de la pactación a otras estructuras ilegales (la de alias Sebastián), buscando con esta inclinación de la balanza que estos criminales tengan la hegemonía y control bajo un único poder ilegal (el nuevo patrón), lo que permitiría una regulación de la violencia llevándola a niveles “aceptables” en la ciudad, ha sido y será un estruendoso fracaso.

Lo más aberrante es que en Medellín se sigue aplicando la estrategia de seguridad y convivencia basada en el apoyo de la ilegalidad lo que lleva a que la ciudad continúe en la construcción de un modelo de seguridad y convivencia denominado “para- tranquilidad urbana” que no es otra cosa que la pacificación de Medellín a sangre y fuego y el dominio de ésta por parte de la ilegalidad paramilitar y mafiosa.

Señor Alcalde, le reiteramos las siguientes solicitudes:
Convoque a un grupo de ciudadanos y ciudadanas, representantes de los diversos sectores sociales, políticos, culturales y económicos, a conformar un consejo de estrategia urbana, que rediseñe las actuales políticas con las que se ha pretendido combatir el paramilitarismo y la mafia en la ciudad.

Construya con una institucionalidad realmente depurada y los ciudadanos y ciudadanas de Medellín, un pacto democrático que desmonte el proyecto para-mafioso de extrema derecha que controla la periferia y centro de la ciudad.

LUIS FERNANDO QUIJANO MORENO
PRESIDENTE CORPADES
CELULAR: 3182431226
Correo electrónico: [email protected] Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035