Periodista William Parra denuncia violación a su debido proceso

Martes 7 de septiembre de 2010, por Prensa - Colectivo

El periodista William Parra, a quien el pasado 10 de marzo, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, le reconoció su condición de Refugiado en dicho país, informó en un comunicado público, sobre su supuesta orden de captura, que a lo largo de “estos dos años de procesamiento, su debido proceso y su derecho a la defensa, han sido vulnerados de diversas maneras por la Unidad de Terrorismo de la Fiscalía General de la Nación”, en lo que parece ser ya, una práctica en su contra.

Libertad de prensa | Periodistas_ |

Asimismo, manifestó que la violación de sus derechos como ciudadano y como procesado, fue probada ante el Tribunal Superior de Bogotá, instancia que ordenó a la “Unidad de Terrorismo de la Fiscalía que respetara garantías tan básicas en un Estado de Derecho como el que se permitiera a mi abogada acceder al proceso y que se contestaran sus solicitudes”. No obstante ésta orden, a la fecha, ni él ni su abogada, integrante del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, han podido tener acceso a las supuestas pruebas que tienen en su contra, a pesar de las múltiples solicitudes realizadas.

Igualmente Parra, indicó que de manera irregular y ante un vencimiento de términos, la Unidad decidió cambiar el procedimiento que se le adelantaba bajo la ley 600 de 2000 y remitirlo a procedimiento acusatorio, es decir, para ser adelantado bajo ley 906 de 2004.

Para el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, representante del comunicador, ésta clara violación a su debido proceso, es una muestra más, fehaciente, de la persecución y estigmatización a que son sometidos los periodistas críticos en Colombia, y una clara violación a la libertad de prensa de la que gozan en virtud de su profesión.

Transcribimos a continuación el comunicado emitido por el comunicador.

Me permito informar a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente ante la noticia que se ha difundido por los medios de comunicación colombianos, relativa al supuesto proferimiento de una orden de captura en mi contra:

1) Lamento que al parecer se haya proferido en mi contra una orden de captura internacional a instancias de la Unidad de Terrorismo de la Fiscalía, pues ello pone en evidencia que en principio ha triunfado la violación de mis derechos.

2) Reitero, como lo he hecho a lo largo de estos dos años de procesamiento, que mi exigencia siempre será por el respeto a mi debido proceso y a mi derecho de defensa, que han sido vulnerados de diversas maneras por la Unidad de Terrorismo de la Fiscalía, en lo que parece ser ya una práctica en mi contra.

3) Llamo la atención que la violación de mis derechos como ciudadano y como procesado, ha sido probada ante el Tribunal Superior de Bogotá, que se vio obligado a ordenar a la Unidad de Terrorismo de la Fiscalía que respetara garantías tan básicas en un Estado de Derecho como el que se permitiera a mi abogada acceder al proceso y que se contestaran sus solicitudes. Una vez la Unidad de Terrorismo se vio obligada finalmente a cumplir sus obligaciones, entonces decidió cambiar el procedimiento que se adelantaba bajo la Ley 600 de 2000, para remitirlo al procedimiento acusatorio.

4) A la fecha, y a pesar de las múltiples solicitudes presentadas por mí y por mi defensora, no he podido tener acceso a las supuestas pruebas que se dice obran en mi contra. Como si ello no fuese suficiente, se ha pretendido que tengan valor como pruebas, elementos que fueron supuestamente encontrados en las condiciones conocidas por la opinión pública, esto es, en abierta violación del derecho internacional, en ejecución de graves violaciones al Derecho Internacional Humanitario y a los Derechos Humanos, cuyas repercusiones negativas aún hoy, hemos debido soportar todos los colombianos. Así, la Unidad de Terrorismo no está haciendo otra cosa que pretender que los Jueces de la República vulneren la ley, teniendo en cuenta elementos que según lo conocido públicamente, constituyen prueba ilícita.

5) Mi caso, constituye el primer proceso que se ha adelantado bajo dos regímenes procesales diferentes: Cuando al Fiscal se le vencieron los términos para llevar adelante el ilegal caso, simplemente decidió cambiar el procedimiento, escogiendo él la norma y no respetando la voluntad del legislador como lo establece la Constitución y la Ley colombianas.

6) Soy una persona decente, una persona inocente sobre la cual la perversidad no ha tenido camino distinto para atacarme, que el utilizar pruebas ilícitas, pruebas ilegales y violaciones de toda índole a mis derechos fundamentales. Como persona inocente que soy solicité hasta el cansancio, y seguiré exigiendo el respeto de mis derechos fundamentales. Esta exigencia será llevada ante las instancias nacionales e internacionales correspondientes teniendo en cuenta no solo las violaciones ya sufridas en mis derechos fundamentales.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035