Escuche aquí la cuña radial

Según el último informe del Programa Somos Defensores, 624 defensores de derechos humanos fueron víctimas de agresiones en 2014 y 55 de ellos fueron asesinados. Pero lo más preocupante es que las amenazas aumentaron un 133 por ciento en los últimos dos años y el ejemplo perfecto son los casi 15 panfletos que aparecieron en los últimos meses con nombres de líderes sociales.

Y si se miran las cifras en lo que va del año, la situación es más preocupante. En sólo dos meses han asesinado a 21 defensores, más de tres veces lo del mismo periodo del año pasado. Las amenazas no se quedan atrás. Entre enero y febrero van 41 defensores amenazados, casi el doble que los 27 del mismo periodo en el año pasado.

Cifras que indican que este año para los defensores de derechos humanos no pinta para nada bien.

Por eso desde 2012, varias plataformas de defensores de derechos humanos, el Ministerio del Interior y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se dieron a la tarea de crear una campaña publicitaria para sensibilizar a la población y desestigmatizar la labor de los defensores.

Lo hicieron en el marco del Proceso Nacional de Garantías, una especie de hoja de ruta creada en 2008 por la cooperación internacional para destrabar las relaciones entre el Gobierno Nacional y las plataformas de defensores de derechos humanos, que estaban en un momento tenso y no habían podido ponerse de acuerdo para crear un plan nacional para los derechos humanos.

Diana Sánchez, directora ejecutiva de la Fundación Minga y representante de una de las plataformas de defensores de derechos humanos que participaron en el diseño de la campaña con las entidades, dice que la idea es que la gente entienda la labor de los defensores.

“Las personas del común tienen un concepto erróneo de los defensores de derechos humanos, y no saben que un tendero que pelea por sus colegas lo es, y que una mujer que pelea por sus hijos también lo es. Lo que buscamos es que termine definitivamente la estigmatización y que se entienda que somos personas comunes y corrientes”, le dijo a Reconciliación Colombia.

La idea es que los mensajes sean desde la perspectiva de un eventual defendido, por lo que el eslogan es “tú defiendes mis derechos, yo defiendo tu labor”. Y en ellos aparecen diferentes personas resaltando la labor de los defensores de derechos humanos.

La campaña ya está rodando en radio y televisión. Está en canales regionales y nacionales, públicos y privados, y ya rueda en 202 emisoras. Pero no está saliendo en la dimensión que algunos líderes esperaban.

Sánchez, sin embargo, espera que la campaña sirva para que la gente entienda que los derechos humanos no son un problema y que quienes los defienden no son malos. “Los derechos humanos benefician a todo el mundo, a todos los estratos. Lo que pasa es que algunos tienen sus derechos satisfechos. Nosotros peleamos por los que no los tienen”, dice.

Web | + posts