Incremento del conflicto armado en el Norte del Cauca pone en riesgo las Comunidades Indígenas y la Población Civil

(Colombia)(Autor: Escuela de Comunicación "El Camino de la Palabra Digna")(Fecha: 16 de Mayo de 2011)

AUR/51/11

A las comunidades indígenas, a las autoridades indígenas, a los medios de comunicación, a la sociedad civil de Colombia y del resto del mundo,

Nosotros, como Escuela de Comunicación "El Camino de la Palabra Digna", de la zona norte del Cauca, en la que participan representaciones de varios pueblos y procesos de Colombia, hacemos la siguiente denuncia

Indígenas | Cauca |

El Norte del Cauca se encuentra en un punto estratégico entre la rivera del río Cauca y la rivera del río Magdalena, y por lo tanto es un puente de desarrollo económico para las industrias transnacionales que tienen interés en nuestro territorio. Estos intereses se deben a la gran cantidad de riquezas naturales (hídricos, mineros, tierras…) que estas firmas quieren explotar.

El gobierno está llevando a cabo un plan estratégico de control del territorio, con el pretexto de hacer la guerra al narcotráfico y proteger la comunidad, manejando leyes de privatización y de despojo e implementando más batallones de Alta montaña en el Norte del Cauca.

De esta manera, el ejército está preparando el terreno para la llegada de los actores económicos nacionales y transnacionales. Lo cual ha conllevado a múltiples desplazamientos, desapariciones, señalamientos, amenazas, falsos positivos, etc.

En este contexto, denunciamos en particular el incremento de la militarización en los Municipios de Toribio, Jambaló y Caloto, lo cual afecta a los resguardos indígenas de esta zona.

En el municipio de Caloto, compañeros indígenas han sido injustamente señalados como “milicianos” por el ejército nacional. Estas acusaciones, circulando por panfletos, son arbitrarias y sin fundamentos, pues el único motivo por lo cual señalan a la gente es su rechazo de la presencia de actores armados tanto como de derecha o de izquierda, en nuestros territorios. De hecho, los comuneros solo exigen el respeto de sus derechos a no estar involucrados en este conflicto que no es nuestro.

Estamos muy preocupados por estos comuneros amenazados quienes corren el riesgo de perder su vida y que ya no pueden andar tranquilos como antes lo hacían.

Por otro lado denunciamos la ocupación militar del territorio que impide la libre movilidad de la comunidad en sus lugares de vida y particularmente en los sitios sagrados.

Además, rechazamos los fuertes combates que se llevaron el 10 de mayo de 2011, entre las veredas de Natalá y el Tierrero, municipios de Caloto y Toribio y que están afectando a la población civil.

RECHAZAMOS

El hostigamiento a las comunidades indígenas por parte de los grupos armados legales e ilegales. Los pueblos indígenas son las primeras víctimas de esta guerra que está haciendo el estado de Colombia.

EXIGIMOS

Que estos casos no sean ignorados como la mayoría de los que llegan a manos de la Justicia, sino que al contrario sean reconocidos como violaciones de derechos humanos y abuso de autoridad por parte del ejército.

¡Exigimos justicia! Queremos que estos casos se investiguen, que el estado esté al tanto de lo que está pasando en nuestro territorio y por lo tanto se haga responsable.

Más artículos de Escuela de Comunicación "El Camino de la Palabra Digna"

No hay más artículos de Escuela de Comunicación "El Camino de la Palabra Digna"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25
Bogotá D.C.
PBX: (571) 7421313
FAX: (571) 2824270
Apartado Aéreo: 33035