Las Plataformas de Derechos Humanos y Paz, y las organizaciones sociales firmantes manifestamos nuestro rechazo ante los sucesos que atentan contra la vida y la labor que desarrollan personas y organizaciones en el territorio y en especial, el fallido atentado contra la dirigente política Piedad Córdoba, en el municipio de Quibdó(Chocó).

La situación vivida en Quibdó, de pánico generalizado por amenaza de bomba, previa al hecho conocido en medios de la tentativa de agresión contra Piedad Córdoba, afecta a una población victimizada reiteradamente y que agudiza las condiciones de inestabilidad y miedo en que viven sus habitantes.

A pesar de los constantes llamados del movimiento social al gobierno colombiano para exigir garantías para el ejercicio los derechos, continúan los asesinatos, las amenazas y la impunidad de los mismos. Hasta el momento las autoridades no han establecido fehacientemente los hechos de Quibdó, como organizaciones que defienden los derechos humanos queremos condenar este y todos los hechos que amenacen la vida, libertad e integridad de cualquier persona en Colombia.

Se abren más posibilidades hacia la paz, con el inicio de un proceso con el ELN, más simultáneamente se viven situaciones de persecución y estigmatización al movimiento social que desde sus diferentes expresiones viene reclamando constantemente garantías al ejercicio de su actividad social y política. La situación de amenazas, la falta de garantías para los que estamos comprometidos con la salida política del conflicto armado plantea un desafío al Estado y al gobierno.

ver denuncia original:https://www.colectivodeabogados.org/wp-content/uploads/2021/07/au_cajibio_11_febrero_2016.docx