La XI Delegación Asturiana de Verificación de los Derechos Humanos en Colombia que vivista el país desde el pasado 23 de febrero y hasta el próximo 6 de marzo ha concluido su primera fase de trabajo, visitando en los últimos diez días regiones del departamento del Meta, Cesar y Magdalena, así como la región del Magdalena Medio. Los hallazgos preliminares de la Delegación dan cuenta de graves violaciones de los Derechos Humanos en el marco del conflicto social y armado que vive Colombia, lejos aún de un escenario de posconflicto. Estas son algunas de las constataciones recogidas a través de testimonios y pruebas aportadas por las personas y organizaciones con quienes nos hemos reunido:

1. Persiste la amenaza paramilitar que se expresa en la reestructuración de estos grupos, y las amenazas a líderes sindicales y de restitución de tierras, particularmente en el Valle y el Sur del Cesar.

2. En todos los encuentros mantenidos con personas amenazadas, se ha denunciado repetidas veces la insuficiente e inefectiva protección que brinda el gobierno a sindicalistas y personas defensoras de los Derechos Humanos. En este contexto el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado cumple 10 años de labores con un preocupante balance en materia de revictimización.

3. El ejército persiste –como en el Magdalena Medio- en la práctica ilegal de las redadas para forzar el reclutamiento de jóvenes campesinos, violando sentencias de la Corte Constitucional y el derecho de objeción de conciencia.

4. En el marco del cese unilateral del fuego decretado por la guerrilla de las Farc-EP, el ejército está realizando operaciones ofensivas en el Magdalena Medio contra las insurgencias y en particular contra esta guerrilla, dándose casos de ejecuciones de guerrilleros que estaban heridos y, por tanto, fuera de combate, como se documenta en zonas rurales de Remedios-Antioquia.

5. Han disminuido los asesinatos de civiles por la fuerza pública, pero se han incrementado los montajes judiciales para propiciar el encarcelamiento de quienes se niegan a cooperar con el ejército. Se usa como prueba el testimonio de desmovilizados o datos aportados por las tropas que no llegan ni a ser constitutivos de indicio de actividades ilícitas.

6. Las empresas multinacionales se van erigiendo en una suerte de “estados dentro del Estado”, y violan con impunidad normas laborales, ambientales, y tributarias en regiones como el Meta y el Cesar.

7. La Delegación Asturiana ha recogido la preocupación de los líderes sociales de todas las regiones visitadas ante el Plan de Desarrollo -que se discute en el Congreso- al no contemplar los recursos de inversión ni las políticas sociales pactadas en la Mesa de Diálogo de La Habana.

Integrantes de la XI Delegación Asturiana de Verificación del estado de los derechos humanos en Colombia:

· Javier Couso, Europarlamentario, integrante de la comisión de relaciones exteriores y de la subcomisión de derechos humanos del Parlamento Europeo.
· Javier Arjona y Lucía Rodríguez, Soldepaz Pachakuti
· Ignacio Cuartas, Ingeniería Sin Fronteras
· Beatriz Gil, Plataforma Justicia por Colombia
· Javier Orozco Peñaranda, Coordinador Programa Asturiano de Derechos humanos.
· José Manuel Fernández, Partido Comunista de Asturias

Web | + posts