Siendo las 3:00 a.m., hombres armados irrumpieron en la casa del compañero MENA con el fin de asesinarlo, hecho que no pudieron materializar.

La CUT insta a las autoridades competentes a realizar las investigaciones tendientes a dar con los responsables de este atentado, proteger la integridad física de José Ángel y de todos aquellos dirigentes sindicales y sociales que hoy temen por su vida.

Llamamos a la comunidad nacional e internacional a ejercer presión ante el Gobierno Colombiano, para que cesen las violaciones contra líderes defensores de los derechos humanos y laborales, y que se proteja su vida, entregando las garantías de protección pertinentes.

Web | + posts