-El tributo saludable ¿Crónica de una interferencia anunciada?
-Se dejarán de recaudar cerca de 1.5 billones de pesos.
– Después de un fuerte lobby en contra de la iniciativa, el texto no fue incluido en la ponencia mayoritaria y el Ministro de Hacienda se negó a darle aval a tres proposiciones que proponían la inclusión.
-Desde el CAJAR rechazan la interferencia de la industria y las afirmaciones engañosas contra la iniciativa.

 

Bogotá, Septiembre 07 del 2021 (@CCajar – #DulceVeneno)

Colombia perdió la oportunidad de incluir el impuesto saludable en la reforma tributaria debido al lobby de la industria en el Congreso afirmó hoy el Cajar.

La vocera de la campaña Dulce Veneno y abogada del Cajar, Yessika Hoyos denunció que pese a que durante el trámite en el legislativo, varios congresistas han radicado proposiciones para que se apruebe el impuesto en Colombia, el gobierno hizo maniobras dilatorias en concordancia con las propuestas de la industria de bebidas endulzadas.

“En la ponencia radicada para el debate en plenarias, el impuesto saludable no fue incluido en la propuesta de articulado. Aunque hay tres proposiciones asociadas al consumo de bebidas endulzadas y azucaradas, y aunque hubo tres reuniones de los senadores ponentes y los coordinadores del Proyecto de Ley No. 027/2021 (Cámara)-041/2021 (Senado), los congresistas ponentes han decidido desprenderse de la discusión”, explicó.

Para el Cajar la reforma tributaria era un buen escenario para discutir impuestos saludables y el país perdió la oportunidad de recibir los beneficios de esta iniciativa.

“¿Cuál es entonces el escenario para discutir estos asuntos de interés público y de derecho a la salud de los colombianos si no es en una reforma tributaria? Todo indica que los congresistas ponentes asumen que los empresarios tienen prioridad sobre el conjunto de la sociedad, insistiendo en esa ciudadanía de primera que financia campañas políticas y tiene voz en el congreso, mientras la ciudadanía “de a pie” se ve afectada por las políticas tributarias que siguen favoreciendo a los grandes capitales”, advirtió.

El Cajar ha señalado que la industria ha interferido en las decisiones del legislativo debido a la financiación que realizan a los congresistas para sus campañas políticas.