El próximo jueves, 9 de abril más de 20.000 hombres y mujeres del suroccidente colombiano, llegaran desde Cauca, Nariño, Chocó y resto del Valle del Cauca a los sitios de encuentro en Santiago de Cali.

El contexto de hoy, signado por los Diálogos de Paz entre el gobierno Santos
y las FARC-EP a los que se espera incluya negociaciones con el ELN y el EPL,
es un marco propicio para unir nuestras voces y sumarse a este clamor en
una marcha que abarca e incluye diversas dimensiones implícitas en la paz
por la que abogamos.

Implica ello, el cese bilateral del fuego y la posibilidad de construir espacios
para la participación de todos y todas en los destinos del país. La paz
emanará cuando las causas de fondo de la violencia estructural en Colombia
se erradiquen.

Hoy despertando al año 2015, ‘el Bogotazo’, se convierte en un hito que
retomamos. Es así como el próximo 9 de abril más de 20.000 hombres y
mujeres llegaran desde Cauca, Nariño, resto del Valle del Cauca y Chocó a
los sitios de encuentro en Santiago de Cali.

A las comunidades del suroccidente colombiano les convocamos a sumar sus
voces, a que todos unidos participemos sin vacilación: el momento es ahora,
construyamos en conjunto y sobre la base de lo que nos une, ese sol de
esperanza para que la paz en nuestra Colombia sea posible.

Share via