Las falacias que le han servido como pretexto han sido dos:

1.) Que la justicia lo condenó porque el CAJAR en su afán de “comer general” habría “comprado” el testimonio del Coronel Hernán Orozco Castro.

2.) Qué el general Uscátegui como comandante de la VII Brigada no tenía mando sobre el Batallón “Joaquín París” en San José del Guaviare, por tanto no le comprometía el deber de garante.

Frente a esto, el CAJAR publica extractos documentales y de testimonios que demuestran por qué el general si fue responsable de haber favorecido por omisión la masacre.

>




Web | + posts