Tres campesinos heridos, uno de ellos al parecer de gravedad con un ojo comprometido, y dos agentes de la policía con lesiones leves, es el saldo que hasta las 12 meridiano dejaban los enfrentamientos entre campesinos y la Fuerza Pública.

 

 

Las escaramuzas iniciaron a las nueve de la mañana en los alrededores del cementerio sobre la vía que conduce del casco urbano de Ocaña al corregimiento de Aguas Claras donde unos siete mil campesinos protestan por la grave crisis humanitaria que padece la zona del Catatumbo.

Los heridos fueron evacuados en ambulancias hasta el hospital de Ocaña donde reciben atención médica.

Los campesinos se vienen movilizando masivamente desde el pasado 12 de junio para protestar por el abandono de la región por parte del Estado, por la erradicación no concertada de cultivos ilícitos y por la negativa del gobierno a implementar una zona de reserva campesina.

Los labriegos esperan que el alto gobierno los escuche y se siente a dialogar con ellos el la Mesa de Interlocución y Acuerdo, MIA, para terminar la protesta y regresar a sus regiones.

Share via