Se suicida prisionero en Valledupar por negativa del Inpec en trasladarlo cerca de su familia

Viernes 9 de septiembre de 2011, por Fundación Lazos de Dignidad

(Colombia)(Autor: Fundación Lazos de Dignidad)
(Fecha: 7 de septiembre de 2011)

DR/150/11

La Fundación Lazos de Dignidad denuncia ante la comunidad nacional e internacional la terquedad y arrogancia del Instituto Nacional Penitenciario y Colombiano de no reconocer el traslado por cercanía familiar a los prisioneros, situación que está cobrando vidas en la Penitenciaria de Alta Seguridad de Valledupar “La Tramacúa”, de acuerdo a los siguientes:

HECHOS

1. El pasado 1 de septiembre de 2011, en la celda 311 de la torre 2
de la Penitenciaria de Alta Seguridad de Valledupar “La Tramacúa”, fue encontrado el cuerpo sin vida del prisionero Jhon Jairo Garrido Barrios, quien optó por suicidarse debido a que el INPEC le negó su traslado a la ciudad de Neiva, lugar donde se encuentra su núcleo familiar.

2. Manifiestan los prisioneros que conocieron al fallecido que éste no pudo soportar más el sufrimiento y la tortura de estar lejos de su familia, situación que consideraba como “muerte en vida”, razón por la cual optó por el suicidio como forma de poner fin a su sufrimiento.

3. A estos graves hechos se suma la brutal represión que el INPEC consumó contra los prisioneros el día 25 de agosto de 2011, con el objetivo de poner fin a las jornadas de protesta pacífica retomadas en exigencia de trato digno en reclusión y el traslado por cercanía familiar, agresión que ha dejado alrededor de 15 prisioneros heridos e incomunicados en las celdas de recepción.

CONSIDERACIONES

A la Fundación Lazos de Dignidad le preocupa la poca seriedad que las autoridades de orden nacional y local le han dado al reconocimiento y tratamiento de la crisis de derechos humanos en la Penitenciaria de Alta Seguridad de Valledupar, siendo evidente la evasión de la responsabilidad estatal en el deber de protección de los derechos de las personas privadas de la libertad, situación que ha empezado a cobrar vidas de los prisioneros, como ha sucedido con Jhon Jairo Garrido Barrios.
No tomar las medidas efectivas de solucionar la grave situación que padecen los prisioneros y negarse a reconocer el traslado por cercanía familiar, el cual ha sido reconocido por la corte Constitucional Colombiana en diferentes pronunciamientos, son hechos que evidencian la cínica política de Estado de consumar violaciones a los derechos humanos contra los reclusos de manera sistemática, como forma de expresar el profundo desprecio hacia la humanidad de las personas privadas de la libertad.

PETICIONES

Reiteramos nuestro respaldo a las justas peticiones de los prisioneros en ser trasladados inmediatamente a lugares cercanos a sus núcleos familiares con condiciones dignas de reclusión.

Exigimos Sancion Ejemplarizante contra la dirección de la Penitenciaria de Alta Seguridad de Valledupar “La Tramacúa” y los funcionarios encargados de velar por la protección de la vida del prisionero Jhon Jairo Garrido Barrios, quienes omitieron este deber y permitieron su suicidio.

Exigimos la renuncia inmediata del Director General del INPEC - General de la Policía Nacional Gustavo Adolfo Ricaurte, quien no ha tomado las medidas efectivas para solucionar la crisis en la Penitenciaria de Alta Seguridad de Valledupar “La Tramacúa”, profundizando las sistemáticas violaciones a los derechos humanos en dicho establecimiento.

Solicitamos a los medios de comunicación y a la comunidad nacional e internacional difundir esta denuncia y emitir pronunciamientos de respaldo.

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25
Bogotá D.C.
PBX: (571) 7421313
FAX: (571) 2824270
Apartado Aéreo: 33035