Una comisión ministerial encabezada por el Alto Consejero para el Dialogo Social, Luis Eduardo Garzón y el gobernador de Norte de Santander, Edgar Díaz Contreras, partieron hacia Tibú para iniciar una mesa preliminar de diálogo con los líderes y voceros de la marcha campesina que vienen afectando al Catatumbo.

 

En una muy pequeña rueda de prensa, anunciaron que el objetivo es aclarar con los labriegos los puntos de la agenda que se tendrán en cuenta en la reanudación de las mesas de diálogos.

El vicepresidente de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamtac) Juan Carlos Quintero, aclaró que este encuentro previo, en el que también hay viceministros de Agricultura y del Interior, tampoco debe haber presencia policial ni militar.

Noticia en desarrollo…

Share via