Como sucede en tantas zonas estratégicas del país, la variada riqueza y la ubicación del puerto de Buenaventura, no han sido circunstancias que han permitido el desarrollo equitativo de las comunidades aledañas, si no muy por el contrario , han provocado la agudización de la miseria, el saqueo y la presencia de grupos paramilitares, que han cercado a la comunidad e Buenaventura con una serie de delitos y asesinatos, pese a la presencia de la fuerza pública y las reiteradas denuncias que la población ha realizado ante el gobierno nacional.

La Red de Prensa Alternativa del Sur Occidente Colombiano, dialogo con Manuel Bedoya Olguin, presidente de la Asociación Nacional de Pescadores Artesanales de Colombia (ANPAC):

 

Share via