Como organización integrante de varias de las plataformas de Derechos Humanos que trabajan día a día en nuestro país en la defensa de los derechos de las y los colombianos, y de las que usted fue nombrada vocera ante la EuroLat, queremos manifestarle públicamente nuestra indignación por los hechos ocurridos en el parlamento europeo el pasado 4 de junio, cuando se le negó el uso de la palabra en la sesión de la Comisión de Asuntos Políticos, seguridad y derechos humanos de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana, en medio de comentarios falsos, descalificadores y estigmatizadores por parte de los parlamentarios europeos Luis de Grandes Pascual y Agustian Diaz de Mera, del parlamentario colombiano Oscar Darío Pérez Pineda y con la aquiescencia del Embajador de Colombia ante la Unión Europea Rodrigo Rivera.

Debemos señalar que respaldamos, admiramos y reconocemos como legítima
su trayectoria en la defensa de los Derechos Humanos, los derechos de las
víctimas, especialmente, su dedicación a la defensa de los intereses de las y
los trabajadores colombianos, sus organizaciones y a las víctimas de violencia
antisindical.

Consideramos de particular gravedad lo ocurrido, en tanto el país y en particular el gobierno nacional ha manifestado en diversos momentos su reconocimiento a la labor de las y los defensores de Derechos Humanos, indispensable en la democracia, en la construcción de la paz; y en tanto estos señalamientos ponen en riesgo su integridad, pero además no sólo se dirigen contra usted sino contra el movimiento de derechos Humanos en Colombia. En nuestro país no puede permitirse este tipo de acciones que desdicen del compromiso con la paz por parte de organismos internacionales, y de nuestros propios representantes.
Estaremos atentos a exigir ante las instancias de gobierno, en las que tengamos espacio para exigir un pronunciamiento del más alto nivel por parte del gobierno nacional, del Embajador Rodrigo Rivera, del parlamentario colombiano Oscar Darío Pérez Pineda para que expliquen y ofrezcan disculpas hechos ocurridos.

Un abrazo solidario

Trabajadores y trabajadoras, socios y socias
Escuela Nacional Sindical

Web | + posts