El 01 de marzo de 1995 fue la última vez que la familia supo de Jaime Enrique. Ese día partió de su casa para presentarse al Ejército Nacional, buscando obtener la libreta militar para acceder a un empleo que le permitiera brindarle mejor bienestar a su bebé de 24 meses. Veinte años después, su hijo Juan Fernando se ha convertido en un reconocido futbolista colombiano, integrante en varias ocasiones de la selección nacional y jugador del Porto de Portugal, hazaña que no pudo ver su padre quien desapareció en extrañas circunstancias días después de enfilarse en las Fuerzas Armadas.

“Son dos décadas de búsqueda y de reclamarle al Estado que nos diga dónde está, 20 años navegando en el mar de impunidad, por eso decidimos hacer un acto conmemorativo con un componente espiritual en homenaje a mi hermano”, expresó Silvia Quintero, directora de la Corporación Proyecto DES…, organización de víctimas que apoya la jornada. La ceremonia será en la Comuna 13, occidente de Medellín.

Artículo completo en Agencia de Prensa IPC: http://bit.ly/1A6vC6y

www.ipc.org.co/agenciadeprensa

Web | + posts