27 de noviembre de 2021. El Estado colombiano, a través de la Consejería Presidencial para los derechos humanos y asuntos internacionales debía llevar a cabo el día de hoy un acto público de presentación del documental: “Manuel Cepeda: Un artista en la política”, dirigido por el maestro Lisandro Duque Naranjo, cuya realización fue ordenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) con el propósito de dignificar la memoria del senador de la Unión Patriótica y el Partido Comunista Manuel Cepeda Vargas asesinado el 9 de agosto de 1994.

A pesar de que se habían concertado las condiciones de transmisión de dicho acto, y que familiares, amigos y amigas, y colectividades allegadas al senador Cepeda Vargas, estaban presentes en el escenario virtual para la realización del mismo, el documental no pudo se transmitido, ni los familiares de las víctimas escuchadas en razón de que el Estado no garantizó las condiciones técnicas para su ejecución. Llama la atención que una entidad estatal que cuenta con los medios técnicos y humanos para la realización de estas actividades falle al momento de dignificar la memoria de víctimas de crímenes de Estado.

El 26 de mayo de 2010, la Corte Interamericana estableció la responsabilidad internacional del Estado colombiano en el homicidio del senador Cepeda Vargas, cometido por una estructura mixta conformada por militares y paramilitares. La Corte determinó que el Estado no garantizó la vida del senador Cepeda, y que el clima que se propició para su asesinato, fue producto de su desprotección, estigmatización y afectaciones a su honra y dignidad.

La estructura criminal que perpetró este crimen, continuó funcionando con posterioridad a su asesinato y, como una estrategia para garantizar impunidad, generó una campaña de descrédito y desprestigio contra su memoria y sus familiares, por lo que estos últimos han tenido que durante años realizar múltiples acciones judiciales para resarcir su honra y buen nombre. En este sentido, la Corte IDH ordenó brindar protección a los y las familiares del senador Cepeda Vargas.

Durante el proceso de cumplimiento de la sentencia interamericana, el Estado colombiano ha debido adoptar medidas para garantizar la reparación y garantías de satisfacción de las víctimas. Es así como, entre otras, el 9 de agosto de 2011, el Estado colombiano en un acto público llevado a cabo en el Salón Elíptico del Capitolio Nacional, reconoció su responsabilidad y pidió perdón por el homicidio del senador Manuel Cepeda Vargas.

Este hecho constituye un incumplimiento por parte del Estado colombiano de la orden emitida por la Corte IDH y es un nuevo agravio contra los familiares del senador Manuel Cepeda Vargas y las víctimas del genocidio de la Unión Patriótica y el Partido Comunista. Por ello, informaremos en detalle de lo ocurrido, a la Corte y a la Comisión IDH.

IVÁN CEPEDA CASTRO Y MARÍA CEPEDA CASTRO
COLECTIVO DE ABOGADOS “JOSÉ ALVEAR RESTREPO” (CAJAR)
CENTRO POR LA JUSTICIA Y EL DERECHO INTERNACIONAL (CEJIL)