Bastante tortuosa ha resultado la incursión de la Unión Sindical Obrera en la multinacional Pacific Rubiales, a juzgar por lo que ha ocurrido desde el 16 de junio pasado, fecha en que un grupo de trabajadores directos de Metapetroleum (filial de la Pacific que opera los campos Rubiales y Quifa) se afiliaron a la USO y presentaron pliego de peticiones.

Lo que ha ocurrido es que Metapetroleum ha hecho todo lo que ha estado a su alcance para bloquear y debilitar la presencia de la USO. Empezó impugnando la afiliación sindical y la presentación del pliego por supuestos errores de trámite. Pero una vez el sindicato demostró que dicho trámite sí estuvo dentro de la norma, la empresa se negó a negociarlo, motivo por el cual al sindicato le tocó interponer una querella ante el Ministerio de Trabajo.

La querella surtió su efecto y la empresa tuvo que convocar al sindicato a sentarse en la mesa de negociaciones, pero solo a “sentarse”, porque no ha aceptado negociar ni un solo punto.

Como se recuerda, en el año 2011 la USO llegó a Campo Rubiales con la intención de afiliar a los trabajadores tercerizados por empresas contratistas. Logró afiliar a más de 4 mil, pero la empresa no la reconoció como representante de esos trabajadores y la bloqueó. La mayoría de esos trabajadores fueron despedidos, otros vetados y otros condicionados a renunciar al sindicato para poder tener un empleo en la empresa.

Ya en este 2015, a través de su subdirectiva Meta, la USO regresó a Rubiales para organizar a los trabajadores directos de Metapetroleum, con relativo éxito, ya que afilió a 64 de los cerca de los 300 que laboran directamente para esta filial de Pacific Rubiales.

La empresa se escuda en el precio del crudo

Este 31 de agosto vence la etapa de arreglo directo en la negociación del pliego presentado por la USO, pero hasta el momento no hay disposición de la empresa a negociar ningún punto. Como argumento para no hacerlo esgrime la fuerte caída del precio internacional del petróleo, por lo que atender las solicitudes económicas del sindicato pone en riesgo su estabilidad financiera.

“Pero es que también se niega a negociar los aspectos de orden normativo del pliego, e incluso beneficios que actualmente reconoce, como primas, prestaciones sociales y dotaciones. No quiere que estos beneficios queden plasmados en la convención porque eso dizque también pone en riesgo su estabilidad financiera”, comentó al respecto Héctor Vaca, secretario general de la USO, al tiempo que rechazó de plano los argumentos de la empresa.

Héctor Vaca.

“Porque al revisar los números financieros, vemos que aún con los precios bajos del petróleo los costos laborales solo impactan en 3,8% los costos operativos de la empresa, un porcentaje poco significativo. Pero además la tendencia del mercado no es seguir cayendo. Según los expertos el precio del crudo va a tener un repunte a finales de este año o comienzos del entrante”, agregó Vaca.

Otra denuncia de la USO tiene que ver con la presión que Metapetroleum viene haciendo a sus afiliados, con el objeto de hacerlos renunciar al sindicato. Los amenaza con la no renovación de sus contratos si no se retiran. Ya logró la renuncia de 7 sindicalizados, pero a dos de ellos ni siquiera les cumplió lo que les prometió por haber renunciado. Y aparte de eso, no le renovó el contrato a un integrante de la comisión negociadora y mandó el mensaje de que eso mismo les pasará a todos los afiliados a la USO.

“Es una presión indebida, ilegal, que llevaremos a la instancias judiciales y laborales a que haya lugar”, señaló Héctor Vaca, quien informó que en el departamento de Meta ya van cerca de 12 mil trabajadores despedidos de la industria petrolera, casi todos contratistas.

Aparte de las acciones judiciales y de las querellas ante el Ministerio de Trabajo, otra estrategia de la USO en defensa del derecho de asociación y la negociación colectiva, serán las movilizaciones de los trabajadores en los mencionados campos, así como de las comunidades de la región, que hoy están muy disgustadas por la forma como Pacific Rubiales ha excluido la mano de obra local de sus proyectos y por incumplir los planes de inversión social en esta zona de los Llanos Orientales. Asimismo pedirá el acompañamiento del movimiento sindical y otras organizaciones sociales.

El contenido del pliego

En el aspecto económico, el pliego presentado por la USO a Metapetroleum incluye un incremento salarial acorde con la capacidad económica de ésta, que es la segunda petrolera más grande del país después de Ecopetrol, pero los salarios del personal operativo están muy por debajo de otras empresas del sector.

Otro punto es la nivelación salarial, porque hay muchos casos de trabajadores que cumplen las mismas funciones pero sus remuneraciones tienen diferencias hasta del 30%. Busca también eliminar los contratos a término fijo, que son demasiado cortos, para que sean sustituidos por contratos a término indefinido.

Un punto que adquiere relevancia es la estabilidad laboral, debido a que Pacific Rubiales ha manifestado su intención de vender sus activos en Colombia, lo que ha generado incertidumbre entre los trabajadores. El pliego plantea una estabilidad relativa, manifestando que independientemente de quién sea el operador de los campos se pueda aplicar el principio de sustitución patronal consagrado en el Código Sustantivo del Trabajo.

Otra inquietud de la USO y los trabajadores tiene que ver con el vencimiento del contrato de Campo Rubiales, que ocurrirá en junio del 2016. Su expectativa apunta a que se dé una sustitución patronal entre Pacific Rubiales y Ecopetrol, toda vez que la USO busca que el campo pase a manos de la petrolera estatal.

“Son discusiones que tenemos que dar con la empresa. La importancia de esta iniciativa es alta, pues marcará el derrotero a seguir. Abre la posibilidad de que nuevos trabajadores petroleros se vinculen a la USO y cuenten con un verdadero sindicato”, precisó Héctor Vaca.

Sobre ese mismo tema Edwin Castaño, presidente de la USO, agregó: “Para nosotros es un paso supremamente importante. El propósito es que cuando se dé la sustitución patronal el próximo año, los trabajadores tengan estabilidad laboral a largo plazo”.

Publicado el 21 de agosto de 2015.

Web | + posts