Como Comisiones Ciudadanas de Reconciliación y Paz del departamento de Arauca en conjunto con el programa Puentes para la Paz de la Iglesia Cristiana Menonita, queremos expresar a las y los araucanos y a la opinión pública que lamentamos profundamente los hechos de violencia ocurridos en lo que va corrido del 2018 en el departamento.

 

Nos solidarizamos con la comunidad indígena que en su derecho reclama respeto por la vida de las comunidades ancestrales, así como de toda la población que está quedando en medio de los enfrentamientos. Exigimos a la fuerza pública todo el respaldo hacia la ciudadanía puesto que es su deber respetar el derecho internacional humanitario.

En pleno proceso de consolidación de la paz, debemos buscar alternativas no violentas para la solución de conflictos, como sociedad civil nos mantenemos en pie y con la esperanza de lograr acabar todas las formas de violencia en Arauca y en el país de manera definitiva. Invitamos a todo el pueblo araucano, a no desmayar y seguir unidos luchando por una paz completa.

Llamamos al Gobierno nacional y al ELN a que continúen con las conversaciones y lleguen a un nuevo acuerdo de cese al fuego y de hostilidades bilateral, el alivio que se siente en la región cuando se callan los fusiles es grande por eso confiamos en las partes para que coloquen como centro de este ciclo de negociaciones la vida y los derechos humanos de las comunidades. Pedimos que honren el trabajo por la paz completa que ha hecho la sociedad civil y que avancen en la participación de la sociedad en el proceso garantizando que no habrá fuegos cruzados donde la población civil sea afectada.

Por último, solicitamos a los medios de comunicación nacionales no estigmatizar al
departamento de Arauca, si bien es cierto hay una fuerte ola de violencia y requerimos una presión de la opinión pública a favor del cese al fuego, no es momento para llamar al miedo y alimentar la zozobra de quienes quieren conocer las maravillas que ofrece la región.

Continuaremos trabajando desde las regiones para rodear este proceso e invitamos a la ciudadanía a creer que un país diferente es posible.

Leer comunicado completo: