Un juzgado de Paloquemao confirmó la medida de aseguramiento ordenada por la Fiscal Delegada 239 contra Héctor Sánchez, Campo Elías Ortíz y José Dilio Naranjo, sindicalistas de la Unión Sindical Obrera, USO.

Los tres sindicalistas son testigos claves en la investigación que adelanta la Unidad Nacional de Contextos de la Fiscalía General de la Nación, por el delito de violación al Derecho de Asociación por parte de Pacific Rubiales, y que se encuentra en etapa de indagación.

Héctor Sánchez fue detenido en la Vereda Rubiales del municipio de Puerto Gaitán, Meta, mientras que José Dilio Naranjo fue privado de su libertad cuando acompañaba una protesta pacífica de trabajadoras y trabajadores de General Motors frente a la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, y Campo Elías Ortíz fue detenido al salir de su casa, también en la ciudad capital.

Los tres líderes han sido activos defensores de los derechos de las y los trabajadores de esta compañía multinacional, por lo cual su detención constituye un nuevo caso de criminalización de la protesta social.

Web | + posts