MINGA RATIFICA ANTE LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL LA DENUNCIADA MASACRE DE CIVILES EN CURUMANI (CESAR) POR PARTE DE PARAMILITARES DE "JORGE 40
Colombia - MINGA

Viernes 16 de diciembre de 2005, por Prensa - Colectivo

La Asociación Para la Promoción Social Alternativa- MINGA ratifica públicamente ante la comunidad nacional e internacional que paramilitares al mando de Rodrigo Tovar Pupo, alias "Jorge 40", jefe paramilitar en proceso de negociación con el gobierno nacional, masacraron civiles, torturaron a campesinos y cometieron actos de pillaje en las veredas La Más Verde y Nuevo Horizonte, municipio de Curumaní, Cesar.

La información emitida por Minga ha sido desmentida por el Gobernador del Cesar, Hernando Molina; por el alcalde de Curumaní; por el jefe paramilitar Jorge 40 y por algunos mandos militares, como el coronel Hernán Giraldo Restrepo, comandante de la Brigada Blindada de Valledupar y el comandante del Batallón Plan Energético y Vial No.3, coronel Luis Francisco Fula Cárdenas; quienes al unísono han sostenido que las víctimas fatales son solo seis y que no son civiles sino combatientes de grupos armados ilegales que
sostuvieron enfrentamientos por el control de cultivos ilícitos.

Tales versiones, contradicen los testimonios de las víctimas, de familiares de las personas torturadas y asesinadas y de los pobladores de las veredas La Más Verde y Nuevo Horizonte de Curumaní, al igual que la información suministrada por la Defensora Regional del Pueblo del Cesar, Dra. Eva Maria Castillo Vides, quien afirmó que desde el pasado 13 de octubre, labriegos de las mencionadas veredas denunciaron ante ese despacho la situación de riesgo en la que se hallaban por las amenazas que habían proferido contra ellos paramilitares y que el 20 de octubre hubo una incursiónparamilitar que forzó a los labriegos a desplazarse.

La misma defensora del Pueblo ha sostenido que el 26 de octubre emitió una alerta temprana para que las autoridades adoptaran acciones preventivas dirigidas a proteger a los pobladores de esas regiones, sin que hubiese respuesta alguna por parte del Estado y posteriormente, el 6 de diciembre, su oficina recibió el reporte de la masacre de 13 personas.

La masacre ocurrió. Los responsables son los paramilitares bajo el mando de Rodrigo Tovar Pupo, alias "Jorge 40". Y los hechos son más graves, dado que los victimarios secuestraron a varias personas.

Las aseveraciones con las cuales el Gobernador del Cesar, el alcalde de Curumaní, las autoridades militares y el jefe paramilitar alias Jorge 40, han querido desmentir la denuncia hecha por la Asociación Minga sobre la consumación de una masacre, hacen parte de un esfuerzo por desinformar a la opinión pública y garantizar la impunidad a los responsables de ese pavoroso crimen. Estos pronunciamientos se constituyen en una prueba de la estrategia gubernamental y paramilitar de señalar y acusar a las ONG defensoras de Derechos Humanos como aliadas de las organizaciones subversivas, para deslegitimar nuestro trabajo a favor de las victimas, así como para invisibilizar y desconocer la responsabilidad estatal sobre los hechos denunciados.

Hacemos un llamado a que se adelante una investigación disciplinaria y penal para que sean esclarecidos los hechos y las circunstancias en que se produjeron, se dispongan las sanciones correspondientes, así como para constatar si existen pruebas que fundamenten las versiones que las autoridades públicas han defendido en espacios mediáticos y que además respaldan los pronunciamientos públicos del jefe paramilitar JORGE 40.

Ante tales hechos nos hacemos las siguientes preguntas que esperamos sean respondidas por las autoridades:

¿Por qué en ninguno de los reportes hechos por el Gobierno municipal de Curumaní, por el departamental de Cesar o por el Ejército se menciona las denuncias hechas por la defensora del pueblo?

¿Por qué las autoridades han negado, el número y la condición de civiles de las víctimas fatales de la incursión paramilitar, sin realizar las investigaciones correspondientes?

¿Por qué el Ejército no actuó a tiempo para proteger a los pobladores de las veredas La Más Verde y Nuevo Horizonte, de Curumaní, pese a existir una alerta temprana con fecha 26 de octubre en la que se anunciaba la inminencia de una incursión paramilitar contra esas regiones?

¿Por qué diez días después de la masacre, ninguna comisión judicial o estatal ha verificado en el lugar de los hechos la perpetración de la masacre y los actos de pillaje atribuidos a los paramilitares?

¿Por qué la comisión gubernamental que anunció se dirigía a la zona a verificar los hechos, no llegó a las veredas la Mas Verde y Nuevo Horizonte, pese a que la comunidad de ese sector, superando el miedo, se congregó para recibirla y ofrecer la versión de lo ocurrido, no ha hecho presencia en el lugar?

¿Qué implicaciones tendrá para el proceso de negociación que sostiene el gobierno nacional con los paramilitares comandos por JORGE 40, la comprobación, una vez más, de que estos han incumplido el cese de hostilidades?

La Asociación para la Promoción Alternativa Minga, igualmente, rechaza por falaces las acusaciones de las cuales ha sido victima por parte del jefe paramilitar JORGE 40, quien nos ha señalado de tener vinculación con un grupo guerrillero.

Nos reafirmamos en nuestra exigencia al Gobierno Nacional para que haga efectivas las garantías a la vida, integridad personal, libertad y bienes de los pobladores del corregimiento Santa Isabel, veredas La Más Verde y Nuevo Horizonte del municipio de Curumaní-Cesar.

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25
Bogotá D.C.
PBX: (571) 7421313
FAX: (571) 2824270
Apartado Aéreo: 33035