En hechos ocurridos el pasado 17 de enero del 2018 se escucharon cruce de disparos entre dos grupos armados (aún sin identificar) durante por lo menos una hora sin que se conozca intervención militar por parte del Estado.

Estos grupos armados se pasearon por las veredas e incineraron una vivienda dejando a toda una familia atemorizada y en la intemperie. Así mismo, las dinámicas de grupos armados vienen presentando una fuerte oleada de violencia que viene en aumento en el Norte y Bajo antioqueños, principalmente en los municipios de Valdivia, Taraza, Cáceres, Caucasia, El Bagre y Zaragoza en los que según los últimos acontecimientos se encuentran bajo la amenaza inminente de los actores armados que se disputan el territorio ante una total ausencia del Estado.

El pasado 2 de febrero, hombres armados sin identificar realizaron un atentado en contra de torres eléctricas, en su paso por estas veredas irrumpieron una vivienda y procedieron a saquearla, llevándose todo lo que encontraron de valor.

Frente a esta situación, ha crecido el riesgo de desplazamientos, confinamientos y todo un escenario de fuego cruzado que pone en peligro a estas comunidades.

Esperamos que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto y así evitar una
problemática social en el municipio de Tarazá.

Leer alerta completa aquí: