Este hecho, sin duda es muy grave, por que con ello se intenta desprestigiar a las organizaciones Defensoras de Derechos Humanos; por la labor de visibilizar, denunciar y exigir para las victimas, el resarcimiento de los derechos de las victimas de violaciones a los Derechos Humanos .

Este método no es nuevo; en el pasado se usó, por parte del Gobierno de los Estados Unidos USA, para desprestigiar el trabajo de organizaciones como el CINEP, Colectivo de Abogados, CPDH, CSPP, Justicia y Paz, al desvirtuar la información de las bases de datos sobre violaciones a los Derechos Humanos en Colombia; la misma estrategia fue usada por el tenebroso grupo G-3 del DAS, que encontraba dentro de sus metodologías “ La Guerra Silenciosa“ o jurídica para desacreditar a las organizaciones de Derechos Humanos.

En este caso en concreto, la labor de las organizaciones Defensores de Derechos Humanos, no es certificar la condición de victimas, para ello están las autoridades judiciales colombianas, quienes realizan los respectivos peritajes técnicos para acreditar tal condición.

Lo que se busca ahora es bajar o desviar el impacto de graves agresiones a los derechos humanos que se han presentado en el largo conflicto armado colombiano. Lo grave no es la masacre y todo lo que ello implica, se trata de una ofensiva perversa que ahora quiere hacerle creer a la Comunidad Internacional y Nacional, que en Colombia no han ocurrido estos hechos, si no que son invenciones o artimañas de las ONG de Derechos Humanos.

Lo cierto, es que Colombia sigue sumergida en un conflicto armado, y en el se han cometido graves violaciones de los Derechos Humanos, en el que han estado implicados grupos paramilitares, guerrillas, militares y en algunos casos Dirigentes Políticos y Autoridades Civiles. Sobre estos hechos, en algunos casos ha operado la Justicia Nacional, en otros los Tribunales Internacionales y varios se encuentran en la impunidad.

La Asociación Nacional de Ayuda Solidaria ANDAS, RECHAZA este tipo de estrategias de desprestigio a la labor de las organizaciones Defensoras de Derechos Humanos, para impedir que en el futuro se siga adelantando la labor de denuncia y judicialización de cientos de casos.

Expresamos toda nuestra solidaridad al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, que ahora es victima de un nuevo ataque desde el Gobierno Nacional.

Bogotá D.C. 27 de Octubre de 2011.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

Web | + posts