El   Colectivo   de   Abogados   “José   Alvear   Restrepo”,   CAJAR,   liga   en Colombia de la Federación Internacional de Derechos Humanos, FIDH, rechaza  de  manera  contundente  un  nuevo  acto  de  agresión  contra  el Centro    Nicaragüense    de    los    Derechos    Humanos    CENIDH.        La organización de derechos humanos difundió mediante un comunicado público que ayer 29 de enero, la que fuera su sede en Managua estaba siendo   destruida   y   otro   de   sus   espacios   en   Juigalpa,   habría   sido destinado a un puesto de salud.

Estos  hechos  se  suman  al  retiro  de  su  personería  jurídica  en  2018,  la confiscación de sus bienes y una serie de actos de agresión, amenaza, hostigamiento  y  estigmatización  que  motivaron  el  otorgamiento  de medidas provisionales por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos  en  octubre  de  2019.    Estos  actos  reflejan  que  la  represión gubernamental  por  parte  del  Gobierno  de  Ortega  y  Murillo,  ha  sido sistemática,  con  el   propósito  de   acallar   su   voz   en   defensa  de   los derechos humanos.

La  destrucción  de  la  sede  del  CENIDH  es  un  intento  por  borrar  la memoria  de  una  organización  que  desde  hace  más  de  30  años  ha contribuido a la protección de la vida, las libertades fundamentales y los derechos sociales del pueblo nicaragüense.

Al   gobierno   nicaragüense,   lo   exhortamos   a   cesar   toda   acción   de persecución, restablecer la personería jurídica del CENIDH, revocar las medidas que ha tomado en su contra y brindar todas las garantías para el ejercicio de defensa de los derechos humanos de sus integrantes.

Reclamamos que la comunidad internacional se sume al repudio de esta persecución y llamamos a la solidaridad con sus integrantes.

Bogotá D.C., enero 30 de 2021

+ posts