Bogotá D. C., 16 de febrero de 2021. El apoderado del senador Iván Cepeda, reconocido como víctima en el proceso contra el exsenador Álvaro Uribe, remitió al fiscal Gabriel Ramón Jaimes, cuarenta preguntas sobre el mencionado proceso a manera de constancia histórica.

Tanto el senador Iván Cepeda como su apoderado el abogado Reinaldo Villalba, han advertido insistentemente que, desde que llegó el proceso a la Fiscalía, no ha habido ninguna clase de garantías para las víctimas y sus abogados. Cepeda ha señalado que el fiscal Jaimes, ha desviado el proceso y ha reorientado investigar a las víctimas, al testigo principal del caso Juan Guillermo Monsalve, y no al imputado: el exsenador Álvaro Uribe.

Estos y otros cuestionamientos surgen frente a la manera como el fiscal Gabriel Jaimes está orientando dicha investigación. “De manera fundada debo expresarle que no creo en su imparcialidad, no creo en su independencia, creo que en sus manos la justicia para las víctimas y la verdad que necesita la sociedad, están muy distantes” se lee en la comunicación.

Villalba dejó constancia del `empeño´ de la Fiscalía en eliminar o desacreditar las labores investigativas llevadas a cabo por la Corte Suprema de Justicia durante más de 8 años, que culminó con la orden de detención contra Álvaro Uribe por presunto fraude procesal y manipulación de testigos.

Además, llama la atención acerca de que el despacho de Jaimes ha desconocido decisiones de los jueces en las que se reconoce la validez de las pruebas obtenidas  por la Corte; que no ha contrastado las declaraciones de Diego Cadena y el exsenador Uribe, las cuales se contradicen. Al igual que, no ha hecho ningún esfuerzo en examinar el `modus operandi´ que demuestra la práctica de acudir a testigos falsos para favorecer a los hermanos Uribe Vélez, en las investigaciones que se adelantan en su contra.

En este sentido, Villalba alude que la Fiscalía prescindió de las declaraciones del exfiscal Eduardo Montealegre y de su exvicefiscal Jorge Perdomo, en las que se desvirtua el montaje contra Álvaro y Santiago Uribe denunciado por la exfiscal Hilda Niño -hoy condenada por hacer arreglos millonarios para favorecer a narcoparamilitares en su cargo como Fiscal de Justicia y Paz-.

Otro de los puntos de la constancia advierte cómo Jaimes pidió copias del proceso disciplinario contra el senador Cepeda relacionado con visitas a centros carcelarios, sobre las cuales, la Procuradurìa ya reconoció que fueron realizadas en el marco de la función de control político que tiene como congresista. Contrario a esto, el fiscal no estuvo alerta para buscar en qué estado se encuentran las investigaciones de los falsos testigos presentados contra Iván Cepeda.

¿Dichas investigaciones sólo se encuentran con el oficio de la compulsa sin ningún avance, o los necesitan para insistir en tenerlos como testigos fraudulentos? preguntó Reinaldo Villalba.

Asimismo, sostiene que la Fiscalía no ha hecho uso de las conversaciones interceptadas por la Corte Suprema de Justicia en las que se evidencia que el exsenador Uribe autorizó u ordenó a Diego Cadena presentar una acción de revisión de la condena que pesa contra el testigo Juan Guillermo Monsalve a cambio de su retractación.

De igual forma, no ha hecho uso de las pruebas donde se indica que el exsenador Uribe estuvo enterado de los beneficios que ofreció y brindó Cadena al testigo Carlos Enrique Vélez, quien confesó recibir dinero para declarar falsamente ante la Corte Suprema a favor de Uribe y en contra de Cepeda.

Con relación al testigo Monsalve, dice el representante de la víctima, la Fiscalía tampoco ha tenido en cuenta los elementos que dan cuenta de las fechas de las visitas de Cadena a Monsalve en la Picota para obtener su retractación; ni de las grabaciones que hizo Monsalve a Diego Cadena y a Enrique Pardo Hasche que demuestran las presiones y ofrecimientos para que se retractara a favor de Uribe.

Del mismo modo, el fiscal Jaimes no ha tenido en cuenta como elementos probatorios, los incontrovertibles chats y audios recolectados por la Corte, donde alias Caliche acepta que actuó por mandato de los congresistas Álvaro Hernán Prada y Álvaro Uribe. En estas conversaciones alias Caliche dice haber escuchado a Uribe a través del celular de Prada pidiendo la retractación de Monsalve.

Por último, el abogado Villalba dejó constancia de que el fiscal Gabriel Jaimes trajo de nuevo a la investigación, falsos testigos usados en contra del senador Cepeda, los cuales ya han sido desvirtuados por la Corte después de interrogarlos:

¿Por qué la acuciosidad ha llevado a su despacho a ordenar las declaraciones de las personas que le colaboraron al exsenador Uribe a conseguir las declaraciones del narcotraficante el “Tuso Sierra”? y, a cambio, ¿Por qué no rescata las piezas procesales que indican que el ‘Tuso Sierra” fue objeto de un incesante acoso y presión durante largos meses para que dirigiera escritos a la Corte Suprema de Justicia en favor de Álvaro Uribe y en contra del senador Iván Cepeda?

¿Por qué no se investiga sobre la entrevista que rindieron en conjunto el “Tuso Sierra” y su abogado Manuel Retureta a Vicky Dávila de la revista Semana en agosto del año pasado, en la cual, el abogado fue enfático en afirmar que en la visita de Cepeda y los demás parlamentarios “no hubo ningún ofrecimiento al “Tuso” para que declarara de tal o cual manera, que de haberlo escuchado, lo hubiera dado a conocer de inmediato a la Fiscalía de EEUU”?

¿Por qué la Fiscalía ha venido actuando abiertamente en defensa de los intereses del imputado Álvaro Uribe Vélez, apegada estrictamente a todas las peticiones de la defensa; mientras se desechan de plano las peticiones de las víctimas, con el claro objetivo de eliminar la validez de lo actuado en la Corte Suprema de Justicia? concluyó el apoderado del senador Iván Cepeda.

+ posts
Of. Prensa- Iván Cepeda Castro
+ posts