La Corporación Nuevo Arco Iris hace un llamado público al Ejército de Liberación Nacional- ELN- con el propósito de alcanzar una paz colectiva y dar fin a esta guerra.
Después de un trimestre tormentoso, en el que se ha puesto a prueba la solidez y el respaldo internacional hacia el proceso de paz en Colombia, se empiezan a ver rayos de luz esperanzadores que permitan poner los diálogos con las insurgencias al otro lado que garanticen la firma de los acuerdos de paz.

Por su parte el Ejército de Liberación Nacional –ELN-, ha reiterado en varios pronunciamientos su disposición para acelerar las negociaciones con el Gobierno, a partir del momento en que se acuerde un cese bilateral con esa insurgencia, como lo mencionó su máximo comandante Nicolás Rodríguez Bautista, “Gabino” en una carta dirigida al encuentro internacional de víctimas del conflicto en Colombia, el ELN afirma: “seguimos ratificando que urge acordar un cese al fuego bilateral, de manera que pueda ser verificado. Esto debe ser un esfuerzo de cada una de las partes, para que permita generar un clima de confianza y sea garantía para la continuación de un proceso de paz”. Es de esperarse entonces que esta insurgencia tome decisiones políticas en torno al desarrollo de las conversaciones exploratorias que mantiene con el Gobierno nacional, enfocado en los últimos gestos en favor del desescalamiento del conflicto.

En igual sentido, se pronunció el ELN en la editorial de su página de internet, publicada hoy 27 de julio, en la que hace un llamado al Gobierno a desescalar el conflicto en los siguientes términos “Para ver la posibilidad de cambio, conjuntamente debemos generar un escenario de confianza que demuestre la capacidad real que tiene Colombia para hacer política sin armas, tanto el Estado como las insurgencias tenemos responsabilidad en esta decisión, donde el paso al cese bilateral es necesario”.

Por lo tanto hacemos un llamado al ELN a decretar un cese unilateral del fuego en el marco de los cuatro (4) meses acordados entre las FARC y el gobierno Colombiano, periodo de verificación de resultados para soportar la definición de un cese bilateral y definitivo de hostilidades; decisión que se leerá por la comunidad internacional como un mensaje positivo por parte del ELN para desestrabar y acelerar las negociaciones con el Estado colombiano, teniendo en cuenta que en los diálogos exploratorios se han acordado varios de los puntos de la agenda prevista.

Así mismo, una vez sea decretado este cese unilateral por parte del ELN, llamamos al Gobierno nacional a extender las medidas de desescalamiento ordenadas el pasado 25 de julio, empezando con la suspensión de los bombardeos a los frentes y efectivos del Ejército de Liberación Nacional.

Web | + posts