QUE SE DESPEJE YA A PRADERA Y FLORIDA
(Colombia) (Comité Permanente por la defensa de los Derechos HUmanos)

Jueves 12 de octubre de 2006, por Prensa - Colectivo

El intercambio humanitario que se propone y se requiere, entre las personas privadas de su libertad (1) como consecuencia del conflicto social y armado colombiano: unas en poder de la insurgencia de las FARC-EP y otras como presos políticos hacinados en cárceles y penitenciarías junto a las extraditadas ilegalmente por el Gobierno hacia los Estados Unidos, es sólo eso : ! Humanitario ¡!.

El intercambio humanitario que se propone y se requiere, entre las personas privadas de su libertad (1) como consecuencia del conflicto social y armado colombiano: unas en poder de la insurgencia de las FARC-EP y otras como presos políticos hacinados en cárceles y penitenciarías junto a las extraditadas ilegalmente por el Gobierno hacia los Estados Unidos, es sólo eso : ! Humanitario ¡!.

El despeje de los municipios vallunos de Pradera y Florida es para, a la vez, conversar y concretar ahí el Intercambio Humanitario de las personas privadas de su libertad como consecuencia del conflicto, no para que una de las partes en contienda militar claudique, de ahí que es muy preocupante la creciente ofensiva militar que el Estado colombiano, en ese propósito, está implementando desde el inicio del mes de Agosto, días antes de la posesión presidencial hasta hoy.

Lo que aparece en escena no es el ejercicio de la voluntad para el despeje, sino del impulso del copamiento militar, creando condiciones negativas y desfavorables para la disminución de la intensidad del conflicto y el cumplimiento de normas humanitarias, convenidas en Tratados Internacionales y ratificadas por el Congreso, hacia el intercambio, igualmente humanitario.

Habitantes de la zona urbana y rural de Florida y Pradera exteriorizan que “(...) nuestros dos municipios hoy son zona de guerra,(...) rozando las antenas del pueblo, sobrevuelan potentes aviones y helicópteros militares, según los hemos visto bien cerquita, están muy bien artillados, sobrevuelan las cabeceras municipales aturdiendo a la población, nos crean miedo y zozobra, incertidumbre ciudadana, insomnio, terror psicológico, daño al tímpano de niños y ancianos y sobre todo vulneran los más sentidos derechos constitucionales (...) no entendemos cómo se militarizan nuestros municipios si de lo que se trata es de despejarlos militarmente para que el intercambio se haga (...), si el presidente, como él dice, quiere que vivamos tranquilas y felices, pues que pare esta guerra innecesaria que frustraría el intercambio humanitario(...)”.

Docentes y padres de familia de las Instituciones Educativas donde estudian 280 alumnos de las veredas Bolo Azul con una población de 25 familias, El Arenillo 20 núcleos familiares, Los Pinos 7, La Carbonera 30, La Feria 40 familias, el Nogal 60 hogares y Bolo Blanco con cerca de 18 familias, y el sector donde se Ubica la Sede Principal Docente en El Retiro donde se pretendía iniciar conversaciones primarias indican su “(...) preocupación por la creciente militarización de nuestra pacífica región, “(...) se están comiendo nuestro ganado sin permiso,(...),sólo aspiramos a defender el campo, la vida e integridad personal, la educación de nuestros hijos, la paz y convivencia, y no padecer estragos vitales ni económicos de una guerra innecesaria, nuestra voluntad es pacífica y creemos que el despeje es muy necesario para el intercambio de esta pobre gente de uno y otro lado(...)” terminaron por afirmar.

Otros de Bolo Blanco narraron que “(...) el pasado miércoles más o menos a las 8:50 de la mañana sobrevolaron terriblemente nuestra región campesina, pacífica y humilde (...) y minutos más tarde, casi a las 9:10 ametrallaron sin son ni ton, muchos de los proyectiles cayeron en la escuela (...) es una zona de una guerra que no queremos (...) ¿para qué tanto ejército, sino se necesitaba?” terminaron preguntando estos campesinos colombianos.

Campesinos llegados de la zona rural de Florida a su cabecera municipal igualmente narran aterrados “(...) el susto que tenemos y sufrimos nos afecta, hemos visto más de dos mil militares, aviones y aparatos aéreos bombardeando, sentimos mucho miedo y solicitamos a la defensoría del pueblo nos defienda, queremos paz y tranquilidad, nuestros niños están sufriendo(...).

Personalidades de Florida y Pradera dijeron” (...) esperamos que este jueves cuando llegue la Comisión de Paz y Derechos Humanos de la Cámara de Representantes conozcan nuestra crítica situación a raíz de la militarización creciente, denuncien los atropellos oficiales y se logre apaciguar, y por fin se obtenga lo que se pretende con el intercambio humanitario, (...) nos preguntamos: ¿porqué para el intercambio humanitario se requiere tanta guerra?” preocupadas terminaron cuestionando floridanas y pradereñas.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035