Los defensores de Derechos Humanos que se encuentran en la región, junto con la Personería del Municipio de Puerto Asís han intentado interlocutar con el señor comandante del batallón y han sido infructuosos los intentos de comunicación con el mismo.

Los retenidos no han tenido contacto con sus familiares que desde el día jueves 12 de Septiembre del año en curso, quienes se encuentran a las afueras del batallón y la única respuesta que reciben por parte de los encargados de la guardia del batallón es “ya en un rato los dejan salir” sin que hasta el momento se de esta situación. De la misma manera los familiares de los retenidos han allegado al comando de ese batallón la documentación que les acredita como Menores de edad, indígenas, hijos únicos, padres de familia y certificaciones médicas en las que consta su incapacidad para prestar el servicio militar, sin obtener respuesta alguna por parte del señor comandante del batallón y del encargado del reclutamiento que se encuentra en la región.

Solicitamos a la Presidencia de la República, la Vicepresidencia de la República, Ministerio de Defensa Nacional, Procuraduría General de la Nación y a la Defensoría del Pueblo, se sirvan poner al tanto de esta flagrante violación de los Derechos Humanos y por sobre todo a los derechos civiles de estas personas que se encuentran retenidas de manera ilegal por parte del ejército nacional y que a su vez están protegidas por las normas de carácter constitucional y de Derecho Internacional Humanitario.

Web | + posts