Los dos jóvenes fueron desaparecidos forzadamente el día 14 de abril de 2005 en el municipio de San José del Guaviare por paramilitares pertenecientes al Bloque Guaviare. Gracias a labores investigativas desplegadas por la Fiscalía General de la Nación y la información suministrada por desmovilizados y ex integrantes del grupo armado ilegal se logró ubicar el sitio donde se hallaban los cuerpos y realizar su posterior exhumación en el sitio conocido como Puerto Colombia del municipio de Puerto Concordia, Meta.

La ceremonia contó con la presencia de la Fiscal del caso y los investigadores del caso adscritos a la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, una trabajadora social de la Unidad de Justicia Paz y una médico Forense del C.T.I. Nivel central, asimismo contó con la participación de Leonel López, abogado representante de las víctimas, de la Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

Por estos hechos ya aceptó cargos por los delitos de Desaparición Forzada y Homicidio agravado el paramilitar Edinson Odney Murillo Romero, alias “El Cabo Murillo”, tiene medida de aseguramiento y orden de captura vigente Víctor Julio Almanza Mape, alias “Ramoncito”, y se le imputó el delito de favorecimiento al postulado William Olaya González, alias “Sebastián”

Web | + posts