Escrito para la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PCDHDD)

El presente documento es un balance de las políticas relacionadas con la garantía del derecho a la salud, por parte del Gobierno colombiano, durante el primer año de la pandemia. Teniendo en cuenta los datos disponibles, presentamos en este documento los problemas de acceso, condiciones laborales, factores de riesgo (como el acceso al agua potable) y problemas estructurales debido al modelo de salud). Al final realizamos algunas recomendaciones al Gobierno nacional, al personal de salud, a las organizaciones de derechos humanos y a la sociedad.

Los debates sobre el sector salud, la pandemia, los problemas estructurales derivados de la ley 100, las condiciones laborales del personal de salud y otros tantos de una larga lista, afloran con intensidad y preocupación en medio de la pandemia y las medidas tomadas por el Gobierno nacional desde marzo de 2020.

Por ejemplo, las demoras que tuvo el Gobierno nacional para cerrar los aeropuertos una decisión altamente criticada por la sociedad por favorecer el mercado de las aerolíneas pero, a pesar de la presión mediática y social, permitió que se mantuviera una puerta de ingreso del virus al país. Y un segundo ejemplo es el desembolso de 17 billones para los bancos, antes incluso que definir desembolsos para el sector salud, lo que deja claro las prioridades del Gobierno nacional.

Desde el 6 de marzo, día en que se registró el primer caso, hasta el 30 de noviembre del año 2020, se habían registrado en Colombia más de 36.000 muertes y más de 1.300.000 personas contagiadas. Además se presume un alto nivel de subregistro. Las gráficas de los primeros meses, muestran el ascenso exponencial sin que se logre el famoso fenómeno de “aplanamiento de la curva”, meta que el Gobierno nacional mencionó en repetidas ocasiones.

Puedes leer el informe completo en español aquí y en inglés aquí.