La Corporación Reiniciar se solidariza con las autoridades locales del municipio de Riosucio (Caldas), el gobernador del Resguardo Escopetera y la comunidad indígena por esta nueva tragedia.

La tragedia ocurrida en el día 13 de mayo en una mina, a orillas del río Cauca, debido a que se inundó la mina y las motobombas no funcionaron a causa de un corte de energía eléctrica tiene en vilo a las familias de los 17 mineros atrapados.
La Corporación Reiniciar, que brinda un acompañamiento jurídico a la comunidad Embera Chamí ubicada en el departamento de Caldas, lamenta este hecho que afecta a los mineros artesanales que se dedican a este oficio desde tiempos ancestrales.
Además Reiniciar acompaña a las autoridades locales en el propósito de ejercer control del ejercicio de la minería ancestral y en la exigencia al gobierno nacional de consultar y acatar consulta previa dirigida a obtener el consentimiento libre, previo e informado antes de autorizar cualquier tipo de explotar la minería en su territorio.

Los hechos trágicos que ocurrieron en jurisdicción del Resguardo Escopetera Pirza, en una mina donde trabajan miembros de diferentes comunidades indígenas, entristece a la comunidad y se suma a la reciente tragedia del asesinato de dos de sus respetados médicos tradicionales en Anserma (Caldas) hace apenas cuatro días.
Desde Bogotá, Reiniciar extiende su solidaridad a la comunidad indígena de Caldas y espera que las operaciones de rescate que adelanta la Defensa Civil tengan un resultado positivo al final de la jornada para tranquilidad de los familiares de los mineros atrapados.

Web | + posts