Carta abierta a Presidente de Colombia y Nobel 2016 para detener el paramilitarismo
¡Estamos Felices con la Paz, pero nos están matando![1]

Nos dirigimos a usted porque la violencia paramilitar que está sufriendo la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, junto a comunidades del Chocó, Antioquia y otras regiones es insostenible. Según la Comunidad de Paz "Podríamos decir que nos encontramos en una situación similar a la de 1997...

Campesinos | Urabá | Paramilitarismo | Antioquia |

Narni, septiembre 12 de 2017

Señor Presidente de Colombia,

Nos dirigimos a usted porque la violencia paramilitar que está sufriendo la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, junto a comunidades del Chocó, Antioquia y otras regiones es insostenible. Según la Comunidad de Paz "Podríamos decir que nos encontramos en una situación similar a la de 1997, cuando era evidente que el único proyecto que tenía viabilidad para la zona era el de dominio y control absoluto del paramilitarismo sobre la vida, la economía, la política y la cultura de la población de la zona" (CdPSJA, agosto 29 de 2017).[2]

A pesar de que el Defensor del Pueblo haya reconocido la violencia paramilitar que se vive en San José de Apartadó,[3] actuación que confirma lo que la Comunidad de Paz lleva advirtiendo desde hace muchos años,[4] no basta con notas de prensa, visitas y comunicaciones que repiten lo denunciado por el campesinado, condolencias o promesas para contrarrestar este flagelo.

Señor Presidente, se necesita voluntad política y contundencia para frenar la expansión paramilitar que cada día es más intensa y amplia en Colombia. Desde hace años la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, entre otras comunidades como las de Jiguamiandó, Curvaradó y Norte del Cauca, ha advertido que grupos paramilitares, aliados con personal de la Fuerza Pública y empresarios, están controlando los territorios. Sabe usted muy bien que dicho control pretende espantar al campesinado para que dejen sus tierras tan codiciadas con el fin de realizar proyectos de cultivaciones extensivas, ganadería, minería, puertos; lo que se conoce malamente como desarrollo.

Aunque en las dos últimas semanas hombres armados ya no rodeen la Comunidad, el Jefe de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) del Clan del Golfo haya expresado voluntad de entregarse a la justicia[5] y la Cámara de Representantes haya aprobado el proyecto de ley de prohibición constitucional del paramilitarismo;[6] la situación de la Comunidad de Paz sigue siendo gravísima, sobre todo, por los puestos de informantes instalados en la zona que tienen contacto directo con estos ejércitos ilegales, hecho que agrava más la situación porque verifica la cooptación de civiles y campesinado por parte de los paramilitares para sus propósitos.

El Informe de Riesgo N° 035-17 de Julio 19 de 2017 de la Defensoría del Pueblo confirma lo denunciado por la Comunidad ya desde hace más de dos años:

Las estrategias implementadas por las AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia) para ejercer control social y territorial en áreas de la serranía de Abibe en relación con el despojo de tierras, se evidencia por la presencia y control que ejercen en las veredas del corregimiento San José de Apartadó en las que durante el año 2013 ese grupo armado ilegal ocupó, como es el caso de las veredas: El Gas, Los Mandarinos, Bajo el Oso, Guineo Bajo, Arenas Bajas, Playa Larga, Sabaleta y Rodoxalí, considerando que en esta última las AGC se involucraron en la construcción de 48 viviendas. En ese orden de ideas también continúa el avance de la construcción de una carretera entre la vereda Rodoxalí y el corregimiento Nuevo Antioquia (Turbo) y la zona de Altos de Carepa (Carepa), como parte de un conjunto de acciones que con la compra de tierras en las mencionadas veredas, y el desarrollo y tecnificación de pequeñas fincas ganaderas, se constituye en lo que ese grupo armado ilegal ha denominado como su “política social”[7] (2017, Defensoría del Pueblo, IR N° 035-17, pág.11/24).

Ante el avance paramilitar solo queda una pregunta: ¿Qué es lo que detiene al gobierno colombiano para desestructurar el paramilitarismo y, en algunos casos, su connivencia con las fuerzas militares?

No puede ser que después de los acuerdos de paz y con un actor armado menos en el campo, debido a la desmovilización de las Farc-Ep y su cumplimiento de los acuerdos, los índices de violencia paramilitar se hayan disparado a niveles de la década de los 90.

Por ello, señor Presidente, le pedimos que reflexione y haga honor al premio que la han concedido, no basta con que la guerrilla de las FARC-EP no esté combatiendo, debe usted dar un paso más allá y reconocer con determinación que el problema real de Colombia es la violencia, la violencia de grupos que quieren seguir robando la tierra al campesinado, grupos que quieren mantener el dominio bajo la fuerza y el terror; sujetos que no quieren la democracia y que optan por la violencia como método de control, siempre teniendo como objetivo el lucro y los beneficios particulares aún sobre vidas humanas.

Siguen los acosos, intimidaciones, amenazas, allanamientos a viviendas privadas, robos de animales y productos de los campesinos, trabajo forzado, reclutamiento de jóvenes y menores y, crímenes contra inocentes campesinos, indígenas y afrocolombianos. Solicitamos que se les respete sus vidas, sus territorios y tierras y que cumpla usted con darle prioridad a la dignidad humana más que a los negocios. Sabe usted, muy bien, que el modelo productivo extractivo y neoliberal va en contra de los derechos humanos, porque pone como prioridad la riqueza en vez de la vida.

Solo para darle una idea de la situación tan apremiante que están viviendo sus connacionales, “entre enero y junio de 2017, el Sistema de Información de Agresiones contra defensores de DD.HH. en Colombia – SIADDHH, registró un total de 335 agresiones individuales contra defensores(as) discriminados en 225 amenazas, 51 asesinatos, 32 atentados, 18 detenciones arbitrarias y 9 casos de judicialización. El incremento en agresiones contra defensores y defensoras de derechos humanos durante el primer semestre de 2017, frente al mismo periodo de 2016, fue del 6%, pasando de 314 a 335”.[8]

Le copiamos, además, los links de las 4 últimas constancias históricas que nos llegaron de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó.[9] Esta comunidad nos enseña que, a pesar de vivir con tanta zozobra y drama, es posible seguir optando por el camino de la noviolencia como alternativa para un mundo justo y en paz.

Señor Presidente, esperamos en su buena voluntad y tenacidad para impulsar, de una vez por todas, el desmantelamiento del paramilitarismo y acabar con la complicidad de miembros de la fuerza pública y empresarios con estos grupos ilegales. Crea que esta es la única vía para que realmente en Colombia haya paz duradera y con justicia social. Esto depende de su voluntad y acción política.

Asamblea por la Paz, Siero (España)
[email protected]

Ask! - Arbeitsgruppe Schweiz-Kolumbien (Suiza)
[email protected]

Asociación Burgos con Colombia (España)
[email protected]

Asociación Calicanto Extremadura (España)
[email protected]

Asociación granadina para la recuperación de la memoria histórica:
Verdad, Justicia y Reparación (España)
[email protected]

Asociación taller de Educación en Valores Alternativos (España)
[email protected]

Associazione Jambo- Commercio Equo Fidenza (Italia)
[email protected]

Ayuntamiento de Narni, Coordinador Rete Italiana di Solidarietà Colombia Vive!Onlus (Italia)
[email protected]

Centro Gandhi Onlus (Italia)
[email protected]

Colectivo de colombianos-as refugiados en Asturias Luciano Romero Molina (España)
[email protected]

Colectivo Maloka (España)
[email protected]

CEAR-Euskadi -Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi- (España)
[email protected]

Coop Quetzal- La bottega solidale Modica (Italia)
[email protected]

Coordinación Valenciana de Solidaridad con Colombia -CEAR-PV, CEDSALA, Colectivo Sur-Cacarica, Entreiguales Valencia e Intersindical Valenciana- (España)
[email protected]

COSAL, Comité de solidaridad con América Latina (España)
[email protected]

Izquierda Unida, Granada Provincia (España)
[email protected]

IU, Almuñécar (España)
[email protected]

IU, Salobreña (España)
[email protected]

IU, Alhama (España)
[email protected]

Observatorio por la Autonomía y los Derechos de los Pueblos Indígenas en Colombia (España)
[email protected]

ONG - XXI Solidario (España)
[email protected]

Oxfam - Programa Derecho a la Justicia Integral y una vida libre de violencias
[email protected]

Paz con dignidad - Bakea eta Duintasuna (España)
[email protected]

PC Salobreña (España)
[email protected]

Plataforma Asturiana de Solidaridad con Chiapas (España).
s[email protected]

Plataforma de apoyo a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó de Burgos (España)
[email protected]

Plataforma Sumando Paz Restando guerra (España)
[email protected]

Rebeldia, Pisa (Italia)
[email protected]

Red Flamenca de Solidaridad con la Comunidad de Paz de San José de Apartadó
[email protected]

Rete Italiana di Solidarietà Colombia Vive! Onlus (Italia)
[email protected]

RIDH - Red Internacional de Derechos Humanos, Réseau International des Droits Humains - International Network of Human Rights (Suiza)
[email protected]

Soldepaz.Pachakuti (España)
[email protected]

Solidarité Socialiste - Solidaridad Socialista (Bélgica)
[email protected]

Tamera -Instituto del Trabajo para la Paz Global- (Portugal)
[email protected]

Taula Catalana per la Pau i els Drets Humans a Colòmbia (España)
[email protected]

Con Copia a:

Medios de comunicación de Colombia y respectivos países de las organizaciones que se adhieren

Corte Penal Internacional
Fatou Bensouda , Prosecutor
Exp. OTP-CR. 266/07

Federación Internacional de Derechos Humanos
Dim Christopoulos, Presidente de la FIDH

Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Francisco José Eguiguren Preali, Presidente

Comisionados CIDH

Margarette May Macaulay
José de Jesús Orozco Henríquez
Paulo Vannuchi
James L. Cavallaro

Corte Interamericana de Derechos Humanos
Roberto De Figueiredo Caldas, Presidente
Caso 12325

Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH)
Zeid Ra’ad Al Hussein

Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia
Representante en Colombia

Embajada de Colombia en Italia, Bélgica, Portugal, España, Suiza

Sua Santità Papa Francesco
Segretario di Stato Vaticano Sua Eccellenza Rev.ma Pietro Parolin
Segreteria di Stato –Sezione Rapporti con gli Stati

Comité Premio Nobel
Olav Njølstad, Director Instituto Premio Nobel

Kaci Kullmann Five
Berit Reiss-Andersen

Inger-Marie Ytterhorn

Henrik Syse

Thorbjørn Jagland

Premio Gernika por la Paz y la reconciliación
José María Gorroño Etxebarrieta – Alcalde de Gernika –Lumo

Christel Augenstein – Máxima autoridad de Pforzheim

María Oianguren Idigoras, Directora de Gernika Gogoratuz, Centro de Investigación por la Paz.

Iratxe Momoitio Astorkia, Directora Museo de la Paz

Premio Lampada di San Francesco

Padre Mauro Gambetti, Custode Sacro Convento San Francesco di Assisi

Padre Enzo Fortunato, Director de Prensa Sacro Convento San Francesco di Assisi

Parlamentarios Unión Europea


Notas:
[1] Ver en:https://www.somosdefensores.org/index.php/en/publicaciones/informes-siaddhh/146-aguzate
[2]Ver en: http://www.cdpsanjose.org/node/113
[3] Ver en: http://www.defensoria.gov.co/es/nube/enlosmedios/6495/Defensor%C3%ADa-del-Pueblo-advierte-sobre-temor-en-la-poblaci%C3%B3n-de-San-Jos%C3%A9-de-Apartad%C3%B3-por-presencia-de-las-AGC.htmhttp://www.defensoria.gov.co/es/nube/noticias/6491/Defensor%C3%ADa-verifica-amenazas-y-actos-violentos-contra-la-poblaci%C3%B3n-de-San-Jos%C3%A9-de-Apartad%C3%B3-(Antioquia)-San-Jos%C3%A9-de-Apartad%C3%B3.htm
[4] Ver en: https://elpais.com/elpais/2017/08/23/planeta_futuro/1503474075_720607.html
[5] Ver en: http://www.semana.com/nacion/articulo/aparece-otoniel-en-dos-videos-en-los-que-ofrece-dejar-las-armas-y-cesar-actividades-delictivas/538896
[6] “Este Acto legislativo además de cumplir con lo pactado en la Habana entre el Gobierno y las FARC-EP confirma que el paramilitarismo se ha desarrollado en instancias locales, regionales y nacionales, afectando los ámbitos políticos, sociales y económicos del país”. Ver en: https://www.colectivodeabogados.org/?La-prohibicion-constitucional-del-paramilitarismo-es-garantia-de-no-repeticion
[7] Negrita nuestra, no del texto original.
[8] Ver en: https://www.somosdefensores.org/index.php/en/publicaciones/informes-siaddhh/146-aguzate
[9] Link de las denuncias de las constancias históricas de la CDPSJA:http://www.cdpsanjose.org/node/112http://www.cdpsanjose.org/node/111http://www.cdpsanjose.org/node/110http://www.cdpsanjose.org/node/109

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035