Informe de la comisión de verificación de violaciones de DDHH en el municipio de Barbosa- Antioquia

Domingo 8 de septiembre de 2013, por Misión Humanitaria

El día 6 de septiembre de 2013 el campamento de refugio humanitario ubicado en el municipio de Barbosa Antioquia recibió una comisión de verificación de violaciones de derechos humanos convocada por la Coordinación Agrominera del Noroccidente y Magdalena Medio Colombiano, en razón a las graves violaciones a los derechos de los habitantes de varios municipios de Antioquia y Córdoba, en ejercicio de legal y legítimo de protestar, mediante la declaratoria y puesta en acción del Paro agrario, minero y popular

Víctimas del conflicto | Antioquia | Paro Nacional Agrario |

La Coordinación Agrominera del Noroccidente y el Magdalena Medio hizo entrega del informe que se presenta a continuación a los siguientes convocados: el Defensor Regional del Pueblo Antioquia, el asesor del senador Ivan Cepeda, delegadas de la oficina de derechos humanos de la Gobernación de Antioquia y delegados de organizaciones sociales y sindicales y defensoras de derechos humanos del orden nacional y regional, como son: Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Corporación Reiniciar, Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, Departamento de Derechos Humanos Cut Antioquia, Corporación Jurídica Libertad, Corporación de Derechos Humanos Contracorriente, Corporación para la Paz y el Desarrollo Social Corpades, Corporación Jurídica Yira Castro, Fundación Sumapaz, Coordinación Colombia Europa Estados Unidos / Nodo Antioquia.

Objetivos del Informe de Derechos Humanos

1. Visibilizar la aguda situación de vulneración y amenaza de las comunidades minero campesinas e indígenas del departamento de Antioquia en el marco del paro Nacional.

2. Documentar y sistematizar los casos de violación de Derechos Humanos producto de las agresiones por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios y Policía Nacional 3. Elaborar un informe preliminar a la comisión de verificación programada para el día 6 de septiembre de 2013 4. Incidir en el reconocimiento y respeto de los derechos humanos de cada una de las personas que se encuentran en el refugio humanitario de Barbosa Antioquia.

Población participante del informe de derechos humanos

El presente informe de Derechos Humanos da cuenta de la situación de vulneración y violación a los derechos humanos que se han presentado en el marco de las manifestaciones pacíficas que han adelantado las comunidades minero campesinas e indígenas en diferentes puntos del departamento de Antioquia, en especial recoge los hechos de violación presentados en el refugio humanitario del municipio de Caucasia y el Refugio Humanitario instalado en el Municipio de Barbosa Antioquia.
Las comunidades participantes de este informe preliminar de derechos Humanos, se encuentran organizadas en la Coordinación Agro minera del Noroccidente y Magdalena Medio.

INFORME DE DERECHOS HUMANOS

Remedios y Segovia

Desde el día 18 de agosto de 2013, en el marco de la declaración del paro agrario Nacional, las comunidades minero campesinas de la región del Nordeste Antioqueño decidieron ser partícipes de los escenarios de manifestación en el municipio de Segovia Antioquia, allí arribaron más de mil doscientas personas las cuales desde su llegada al casco urbano, se vieron hostigados por la fuerza pública entre los que se encontraban grupos de inteligencia de la policía Nacional, grupos de inteligencia Militar y la misma fuerza disponible de la Policía Nacional.

Los hechos de hostigamiento comenzaron el 16 de agosto cuando miembros de la fuerza disponible de la policía entraron al coliseo de Segovia, lugar de alojamiento de los campesinos e indígenas y manifestaron que la secretaria de gobierno de Segovia había negado el préstamo del coliseo aprobado con anterioridad. Y ahuyentaron a las señoras que iban a preparar los alimentos para las delegaciones que venían llegando de la región. Luego llegaron miembros de la SIJIN y empadronaron a dos líderes de la movilización, uno de ellos fue Melkin Castrillón dirigente de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra.

El día 17 de agosto, fueron encontrados dos agentes de la SIJIN infiltrados en el coliseo a pesar de que se había acordado junto a las comunidades y con la comandancia de la estación que la policía no entraría al área del coliseo mientras estuviesen las comunidades campesinas e indígenas allí. Estos miembros de la fuerza pública fueron finalmente identificados y expulsados por la comunidad.
El 18 un nuevo hecho se presenta cuando un miembro de inteligencia militar del Ejército con el rango de sargento, perteneciente al batallón Plan Energético y Vial Numero 8 – BAEEV de Segovia fue sorprendido por las comunidades infiltrando la asamblea popular que se estaba llevando a cabo, el mismo fue identificado junto con otras dos personas a las que abordó en el interior de Coliseo y fue entregado al comandante del distrito de la policía nacional.

Posteriormente, en la noche del 18 de agosto, la fuerza pública hostigó a un grupo manifestantes que se encontraban ubicados en la electrificadora en el municipio de Segovia. En la madrugada del 19 de agosto es herido con proyectil de arma de fuego el campesino minero Sergio Luís Martinez Ramos en su pierna derecha fracturándole la tibia y el peroné de este miembro.

Teniendo en cuenta las agresiones de las que estaban siendo víctimas las comunidades, estas decidieron declararse en campamento de refugio humanitario. El 19 de agosto en la noche, el campamento fue atacado, en medio de la confrontación que tenía el ESMAD con manifestantes mineros que no hacían parte del campamento de refugio. Aunque en la noche anterior, en la que sale herido Sergio se escucharon disparos, fue la siguiente noche de 19 amanecer 20 cuando se escucharon cualquier tipo de disparos de armas de fuego de corto y largo alcance.

El amanecer del día 20 de agosto, las comunidades aún se encontraban temerosas de que se presentaran nuevos hechos de agresión; ya que en los alrededores del refugio se escuchaban disparos de armas de fuego de corto y largo alcance.
Luego de varios encuentros de interlocución entre los voceros de los campesinos, mineros e indígenas y la administración municipal ,se logró dar la instalación de la mesa de interlocución y acuerdo Municipal, donde uno de los principales acuerdos a los que se llegaron, fue la confirmación de parte de la Gobernación de Antioquia, de sentarse en la mesa de interlocución en la ciudad de Medellín con los voceros de la Mesa de Segovia.

Después de llevar a cabo una asamblea con las comunidades campesinas, mineros e indígenas, se dio por sentado y aprobado su desplazamiento al municipio de Barbosa.
En el recorrido hacia Barbosa, miembros de la Policía Nacional decomisaron las herramientas de trabajo de varios campesinos y a la fecha no han sido devueltas a pesar de la insistencia a la personería municipal de Barbosa.

Antecedentes de Caucasia

A partir de mediados de julio, la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó – AHERAMIGUA, participó activamente en el Paro Nacional Minero realizado en Caucasia, donde los miembros de la asociación se caracterizan por defender los Derechos Humanos y realizar talleres de contextualización de la política minera; en este paro fueron perseguidos y hostigados constantemente por la SIJIN y la Policía Nacional que en varias ocasiones los señalaron y persiguieron por diversas partes del municipio, también es de resaltar que el ESMAD varias veces intentó arremeter e invadir el campamento donde se encontraban situados. Después de haber evaluado las condiciones del refugio deciden trasladarse al sitio conocido como Rioman y allí a los 5 minutos de llegar hay un despliegue de fuerza por parte de la Policía Nacional que entra sin autorización e intenta empadronara a la comunidad, sin tener ningún resultado puesto que la postura de los miembros de la asociación se los impide.

Después de haber asistido por más 17 días al paro Nacional Minero, los campesinos y mineros de la región de Guamocó y de las comunidades del río Caribona, comenzaron la convocatoria para el Paro Nacional Agrario Minero y Popular que duró dos semanas; durante este periodo en el corregimiento de Puerto Claver, municipio del Bagre, Antioquia, el Ejército Nacional, el Batallón Plan Especial Energético Vial No. 5, decomisó en una junta de acción comunal el pliego del Paro Nacional Agrario Minero y Popular y señaló que este estaba siendo convocado por la guerrilla, además de empadronar a esta comunidad que estaba discutiendo la participación en el paro Nacional Agrario minero y Popular.

El 18 de agosto realizando el traslado de las personas que apoyarían el Paro Nacional Agrario Minero y Popular fueron sometidas a diversos interrogatorios por parte de la policía de El Bagre, y diversos retenes conjuntos con el Ejército Nacional que vulneraron las sentencias constitucionales que prohíben las requisas y el empadronamiento de las comunidades y trasgredieron el derecho a la libre movilidad, expresión, colocando en riesgo la vida de las personas que se trasladaban en la noche, por la carretera que del Bagre conduce a Caucasia, puesto que los hicieron caminar por más de 21 km supuestamente porque los trasportes vehiculares no cumplían con las normas.

A partir de este momento hubo un constante instigamiento por parte de la SIJIN, la Fuerza Disponible y el ESMAD, quienes están suscritos y son agentes de la Policía Nacional. Dentro del refugio humanitario en Caucasia donde hacían presencia AHERAMIGUA y ASODECAS

El encuentro de campesinos y mineros del Bajo Cauca, en Caucasia fue de unas 2 mil personas aproximadamente con un acompañamiento de unos 400 campesinos del sur de Córdoba. Todos con la necesidad de defender sus trabajos, tierras, territorios y hacer una movilización pacífica para presionar al gobierno a que sea más equitativo y justo con el campesino y el minero.

El día 22 de agosto la marcha que se realizó para visibilizar el Paro Nacional Agrario Minero y Popular fue pacífica, sin embargo todo el tiempo hubo presencia de la SIJIN tomando fotos, grabando rostros e infiltrándose en la marcha. El mismo día, en la noche, el ESMAD llegó a la entrada del refugio a hacer presencia y a instigar a los campesinos que estaban haciendo guardia, provocándolos con sus comentarios vulgares e insultándolos; ahí amanecieron, al siguiente día continuaron con la provocación y los campesinos – mineros cansados de esta problemática respondieron, el ESMAD de una ataco lanzando gases lacrimógenos contra la comunidad del refugio, intentando entrarse al punto de concentración; en ese momento todo fue invadido por gases, resultando algunos heridos que fueron agredidos por el ESMAD y la policía en la cabeza con piedras, balines, bolas de cristal, la fuerza pública lanzaron una granada que fue desactivada por un campesino. Inmediatamente se pidió que este lugar fuera refugio humanitario, amparado por el derecho internacional humanitario, puesto que había población vulnerable, en este lugar contaban con más de 800 adultos mayores, 300 mujeres, algunas en embarazo y había presencia de menores de edad, también se contaba con la presencia de acompañamiento de defensores de derechos humanos, de una profesora portuguesa, que trabaja con la escuela Florestan Fernandes del Movimiento de los Sin Tierra en Brasil, había medios de comunicación alternativos cubriendo todo lo que acontecía dentro del refugio.

Ese mismo día en la tarde los mineros que llevaban más de un mes en Caucasia, pidieron apoyo porque la policía también los instigaba, por la noche en una refriega con la Fuerza disponible de la Policía Nacional salió un herido con dos puñaladas en la cadera, fuertemente golpeado en la cabeza, espalda, las piernas y los brazos; los miembros de la policía usaron armas de fuego y uno de los campesinos perdió el dedo medio de su mano izquierda, hasta ahora no han podido atenderlo con la curaciones en El Bagre.

El ESMAD rodeó todo el campamento y estuvieron a unos metros de entrarse. Los defensores de derechos humamos y líderes de Aheramigua salieron a parar el ataque. En la protesta el ESMAD y la SIJIN irrumpían en las casas de familias buscando, supuestamente personas escondidas, entraban tumbando la puerta y agrediendo al que encontraban.

Después de ahí la SIJÍN siguió infiltrándose con más fuerza, se escondían detrás de los árboles, grabando y tomando fotos. Los helicópteros sobrevolaban el campamento varias veces al día y a una distancia muy corta, desde allí también tomaban imágenes del refugio.

Se presentó un incidente, provocado por el ESMAD y el Ejército Nacional contra los manifestantes obedeciendo a una orden del gobierno departamental de recuperar la troncal bloqueada pacíficamente unos minutos por los manifestantes.

Esta situación provocó que la tanqueta del ESMAD bloqueara la entrada al punto de concentración de las comunidades basándose en el rumor que circuló por Caucasia sobre una supuesta quema de dos camiones, información que las comunidades campesinas y mineras rechazan por ser totalmente falsa.

Por último, los manifestantes reiteran el carácter pacífico de la movilización que se adelanta desde el día 19 en esta región del país y la exigencia porque se declare un campamento refugio humanitario.

En varias ocasiones se evidencio que la policía se acercaba a hablar con la guardia, primero a preguntar por el refugio, el número de personas, el carácter voluntario de la asistencia al paro, además de esto ofrecieron dinero por información, persuadían a regresar a sus casas a los integrantes del refugio prestándoles supuestamente la ayudaba y el transporte necesario. Un policía ofreció a uno de los campesinos un radio, para que escuchara noticias, él no lo recibió puesto que se le hizo extraño.

Otros llegaron hablando mal del presidente Santos, insultándolo, como una estrategia de psicología de masas que buscaba obtener información, los campesinos que afrontaron esta situación tampoco dijeron nada.

Parte de los campesinos que estaban en Caucasia, salieron a apoyar el paro en Barbosa y fueron retenidos nueve veces en la carretera, requisándolos y tratando de sabotear el viaje. Al final, cuando ya quedaban pocos campesinos en el refugio, listo para salir para Barbosa, la SIJIN se metió con más fuerza y dio el aviso de que a las 6 de la tarde no debería haber nadie ahí, que el que estuviera lo “levantaban”.

Anorí

Las comunidades de Anorí salieron desde el día 19 de agosto a sumarse al paro Nacional, un total de seiscientas personas de las veredas, Dos bocas, Anorí la Plancha, y Anorí Norisal, que arribaron al coliseo en el casco urbano de Anorí, iniciando las jornadas de movilización y protestas pacíficas.

En el marco de estas manifestaciones las comunidades se vieron hostigadas por la SIJIN que permanentemente los fotografiaba e indagaban por los líderes de la protesta.

Estas comunidades iniciaron el recorrido al municipio de Barbosa Antioquia donde fueron víctimas de constantes retenes por parte de la Policía Nacional donde los sometieron a requisas, les tomaron fotografías y finalmente procedieron a quitarles objetos personales, entre ellos las herramientas de trabajo como machetes.

Ituango

El día 17 de agosto de 2013, más de trecientas personas salieron del corregimiento de Santa Rita al municipio de Taraza; con el fin de unirse a las manifestaciones que se estaban llevando a cabo en este punto del departamento de Antioquia, allí permanecieron por más de ocho días y debido a los constantes hostigamientos de la Fuerza Pública decidieron trasladarse al municipio de Barbosa para sumarse al refugio humanitario instalado en el marco del paro Nacional Agrario y Popular.

Taraza y Valdivia

En el desplazamiento de campesinos y mineros fueron empadronados por parte de la fuerza pública, quienes hostigaban constantemente a la delegación que se trasladó al refugio humanitario de Barbosa. Hicieron señalamientos a estas delegaciones poniendo en peligro su integridad personal y física.

A estas comunidades también la fuerza pública procedió a quitarles los machetes que muchos de los campesinos llevaban consigo.

Violación de Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario refugio humanitario Barbosa Antioquia.

Alrededor de cuatro mil personas provenientes de los municipios de Anorí, Amalfi, Taraza, Caucasia, Remedios, Segovia, Vegachi, y delegaciones del corregimiento de Crucito departamento de Córdoba, conforman el refugio humanitario instalado desde el día 23 de agosto de 2013, en el marco del Paro Nacional. Entre las comunidades refugiadas se encuentran indígenas, campesinos, medianos y pequeños mineros, que ha decidido mantenerse bajo esta figura como estrategia para salvaguardar sus vidas y su integridad.

Desde la llegada el día 23 de agosto las comunidades del refugio han sido sometidas a la estigmatización por parte de la Fuerza Pública, tildándolos de ser parte de grupos insurgentes y de estar promoviendo los desmanes en el municipio de Barbosa.
Los hechos de violación en infracción al campamento de refugio se recrudecieron a partir del 28 de agosto donde se presentaron ataques indiscriminados al campamento de refugio humanitario.

Hechos

Desde el día 28 de Agosto se presentaron ataques indiscriminados al Campamento de Refugio Humanitario, instalado en el marco del Paro Nacional, aproximadamente a las 7:00 p.m. cuando personas del Refugio Humanitario se disponían a exponer un comunicado ante la comunidad de Barbosa (Antioquia), se presentaron agresiones por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional, hechos que se mantuvieron hasta la media noche.

1. El ESMAD arrojo gases lacrimógenos y granadas aturdidoras dentro del campamento de refugio humanitario, sin impórtales que en su interior se encontraban alojadas mujeres, niños y personas de la tercera edad. Como resultado de las acciones represivas, abuso de autoridad y uso excesivo de la fuerza adelantadas por el ESMAD en contra de las comunidades quedaron seis personas heridas; entre ellas un menor de edad habitante del municipio de Barbosa (Antioquia) que se encontraba cerca a su casa, el cual fue alcanzado por un objeto contundente que le produjo una herida en una mano, el menor fue atendido en el centro de atención inmediata ubicado dentro del Campamento de Refugio Humanitario.

2. En el marco de estos hechos se produjo la dispersión de las comunidades alrededor del campamento, lo que hizo que fueran expuestas a un inminente riesgo. Solo pasada la media noche empezaron a regresar en tanto que las alteraciones de la fuerza pública no cesaban.

3. El día 29 de agosto desde las horas de la mañana el ESMAD y la Fuerza Pública rodearon el Refugio Humanitario lanzando gases lacrimógenos dentro del campamento, granadas de aturdimiento y haciendo disparos de fusil, en estos hechos, ya comenzada la tarde resulto herido por dos impactos de arma de fuego Ermer Ernesto Gaviria, quien de inmediato tuvo que ser traslado a la ciudad de Medellín.

4. El joven Juan David Quiceno Henao, fue agredido físicamente por la Fuerza disponible de Barbosa que le propinaron golpes en rostro y costados, en medio de los ataques del ESMAD Juan David huye del gas y se refugia en una casa donde ingresa la Fuerza Pública y lo violenta. hasta que una persona habitante del municipio interviene y confronta a la Fuerza Pública. La víctima es abandonada este lugar pese a la gravedad de sus heridas.

5. Los hechos de agresión del día 29 de agosto, dejaron un promedio de 20 personas con heridas leves que fueron atendidas en el centro de salud instalado dentro del campamento de refugio humanitario, otras en el hospital de Barbosa y se encuentran bajo medicación.

6. Se presentaron varias detenciones de personas que en el momento de las agresiones producidas dentro del refugio fueron dispersadas a sus alrededores. Entre las personas detenidas se encontraban, Carlos Arbey Castrillón de Ituango, Henry Oliveros de Ituango, Fabio Hernán Cárdenas López de Ituango,José Eriberto Posada de Ituango. Estas personas informaron que en el momento de ser detenidas y trasladadas al comando de policía fueron agredidas física y psicológicamente por agentes de policía y agentes del ESMAD.

7. El día 2 de septiembre se presentaron hechos de sabotaje al refugio humanitario por parte de funcionarios públicos de la administración municipal de Barbosa Antioquia. El secretario de Gobierno Edgar Augusto Gallego Arias, el subsecretario de espacio Público, Rogelio Cardona y el integrante de la Asociación de Víctimas de Barbosa, Narino Henao, fueron sorprendidos por los manifestantes cuando ofrecían y entregaban dinero a campesinos para que abandonaran el campamento de refugio humanitario.

8. Estas personas también estaban parando los buses para obligarlos a llevar a las personas engañadas, estos sujetos se encontraban acompañados por más integrantes de la administración pública y sujetos sospechosos de civil.

Conclusiones

El presente informe contempla la información denunciada por las comunidades campesinas, minera e indígenas, organizadas en la Coordinación Agrominera del Noroccidente y Magdalena Medio Colombiano, que desde la declaratoria al Paro Nacional Agrario y Popular, han sido víctimas de múltiples violaciones de derechos Humanos materializados en el uso excesivo de la fuerza pública, el señalamiento, detenciones arbitrarias, empadronamientos, seguimientos, desplazamiento, sabotajes e intimidaciones.

A la fecha el accionar de las administraciones municipal y departamental, Fuerza Pública, Policía Nacional y Escuadrón Móvil Antidisturbios, en contra de las comunidades que se encuentran movilizándose de manera pacífica, o que han hecho uso del legítimo recurso de declaratoria de campamento Refugio Humanitario, dejan un saldo de tres personas víctimas con heridas por disparos de fusil, una víctima con disparo de arma neumática diablo calibre 4.5 ,un promedio de cincuenta personas con heridas leves y más de cuatro mil personas víctimas de afectaciones por uso de gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento entre ellos menores de edad , mujeres en estado de embarazo.

6 de septiembre de 2013

COORDINACIÓN AGROMINERA DEL NOROCCIDENTE Y MAGDALENA MEDIO

Más artículos de Misión Humanitaria

No hay más artículos de Misión Humanitaria

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035