• Decisión de la Corte ratifica que hubo un montaje contra Jaime Garzón para justifcar su asesinato, señaló su hermana Marisol Garzón
  • Planes de contribución a la verdad presentados a la JEP por Narváez y los demás involucrados son insuficientes, afirmó el abogado del caso

A raíz de que la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena contra José Miguel Narváez Martínez por haber instigado el homicidio del periodista, defensor de derechos humanos y gestor de paz, Jaime Garzón Forero, su familia y abogados representantes de víctimas saludaron la decisión esperada por más de 20 años y exigieron que la justicia ordinaria y la justicia transicional avancen de manera coordinada y complementaria en el esclarecimiento de la totalidad de los responsables del homicidio.

Ver declaraciones completas 

“Como familia celebramos haber llegado acá después de casi 22 años, sentimos una satisfacción pero no nos contentamos con esto. Esta sentencia no solo ratifica la participación directa del señor José Miguel Narváez sino que hubo muchas personas detrás. Estamos convencidos de que estuvieron militares, paramilitares y muchas otras personas que se irán vinculando a este caso” señaló Marisol Garzón, hermana de Jaime, quien añadió que también esta decisión ratifica que contra Jaime Garzón hubo un montaje, “se dijo que era guerrillero para justificar su asesinato. Y él ni era guerrillero ni son ciertas las versiones de novelas y libros, sino la que hoy ratifica esta decisión de la Corte”.

En relación con el papel de la JEP en este caso, Marisol afirmó que confía en esta jurisdicción nacida en el acuerdo de paz, que espera que encuentren esa verdad, confronten y que actúen no solo por el caso de Jaime sino en nombre de muchos periodistas y defensores de derechos humanos víctimas. “Muy seguramente, lo que pase con el caso de Jaime servirá como ejemplo en otros casos” añadió.   

Marisol insistió también en exigir que Narváez cumpla estrictamente con su condena de 26 años, pues hasta el momento no ha sido así y sigue en prisión en una guarnición militar e incluso que “sabemos que visita a su familia”, señaló. Cabe recordar que Narváez también fue condenado por el escándalo de inteligencia ilegal desde el extinto Departamento Administrativo de Seguridad -DAS- .

Por su parte, el abogado del caso Sebastián Escobar, integrante del Cajar afirmó que   “Reconocemos esta decisión como un importante avance. Con ella se deja en firme no solo una sentencia judicial, sino el hecho innegable de que José Miguel Narváez participó en el homicidio de Jaime Garzón agenciando los intereses de un sector de las Fuerzas Militares. Por eso, esta decisión no puede entenderse como el fin de un camino de 20 años en la búsqueda de justicia”, señaló el abogado que también resaltó que tanto Narváez como los demás involucrados en el magnicidio que se han sometido a la justicia transicional han presentado un plan de aportes a la verdad insuficiente y que no responde al interrogante central sobre toda la cadena de mando detrás del crimen y a la pregunta concreta de quien dio la orden. 

Además, recordó que en la misma investigación que condujo a la condena de Narváez, se vincula a altos mandos militares como Jorge Eliécer Plazas Acevedo, jefe de inteligencia de la Brigada 13 con jurisdicción en Bogotá y Cundinamarca para la época de los hechos, quien habría estado al frente de las labores de inteligencia ilegal contra Jaime Garzón que precedieron su asesinato; y a Rito Alejo del Río, entonces comandante de la misma Brigada, quien fue llamado a rendir versión libre en la Fiscalía por estos hechos. “Si se reconoce que Nárvaez actuó como el portador de un mensaje criminal, se debe continuar en la vía de la investigación y el esclarecimiento de las estructuras militares y políticas que estuvieron detrás del homicidio de Jaime Garzón”, agregó. 

Cabe recordar que en la justicia ordinaria, el caso de Plazas Acevedo avanzó hasta la etapa de juicio, por lo que pasa a ser competencia de la justicia transicional. Entre tanto, el coronel ha utilizado la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP- como estrategia dilatoria, razón por la cual tiene suspendida su solicitud de someterse a esta jurisdicción por no haberse presentado a comparecer ante la JEP para aportar verdad plena en el caso de Jaime Garzón, así como en el caso del asesinato de Mario Calderón y Elsa Alvarado , y la masacre de Mapiripán. 

En el caso del General (r) Rito Alejo del Río, la Fiscalía no continuó esta línea de investigación y en la actualidad el alto mando también se acogió a la JEP donde deberá rendir versión voluntaria el próximo 25  de marzo. “Aunque sus declaraciones serán en el marco del  macrocaso 006 Unión Patriótica, solicitamos a la Jurisdicción Especial habilitar un espacio para interrogar al militar por este homicidio” señaló el abogado defensor. 

Tampoco hay avances en la investigación sobre el desvío del caso fraguado desde el extinto DAS en alianza con el general  (r) de la Policía, Mauricio Santoyo, quien según las investigaciones fue crucial para ubicar a los miembros de la banda La Terraza, autores materiales del homicidio y quienes fueron asesinados. Ver: En 2002 alias «Compadre» dijo cuál era la junta militar tras crimen de Jaime Garzón

Solo una acción eficaz, coordinada y complementaria entre la Fiscalía General de la Nación y la JEP podría profundizar en el conocimiento de las estructura criminales detrás de este homicidio y otros tantos, cometidos bajo los mismos patrones de actuación y en contra de víctimas con similares perfiles, de manera que pueda constatarse como ya lo han hecho otras autoridades judiciales como el Consejo de Estado y la propia Fiscalía, que estamos ante un crimen de Estado y de Lesa Humanidad.

+ posts