Luego de campaña de estigmatización de José Obdulio Gaviria
ASESINATO DE SINDICALISTAS AUMENTÓ EN UN 52.9% EN EL MES DE MARZO
(Colombia) (Autor: CCajar)

Lunes 14 de abril de 2008, por Prensa - Colectivo

El pasado 3 de marzo, Luis Evelio Hoyos Zapata, juez 9 civil del Circuito de la ciudad de Medellín, actual fiscal y miembro activo de Asonal Judicial recibió, un sobre que contenía un pasquín escrito con letra de imprenta color negro donde le indicaban que debía salir del pueblo, tratándolo de “guerrillero HP”, a menos que quisiera engrosar las filas de los sapos. El sobre, dejado en el domicilio de una sobrina, contenía además una fotocopia a color del cuerpo del masacrado Raúl Reyes.

El pasado 3 de marzo, Luis Evelio Hoyos Zapata, juez 9 civil del Circuito de la ciudad de Medellín, actual fiscal y miembro activo de Asonal Judicial recibió, un sobre que contenía un pasquín escrito con letra de imprenta color negro donde le indicaban que debía salir del pueblo, tratándolo de “guerrillero HP”, a menos que quisiera engrosar las filas de los sapos. El sobre, dejado en el domicilio de una sobrina, contenía además una fotocopia a color del cuerpo del masacrado Raúl Reyes.

Esta amenaza se une a las aproximadamente 24 que han recibido diferentes líderes sindicales en lo que va corrido del año, según informa la Escuela Nacional Sindical - ENS- , quienes a su vez indican que esta cifra es un subregistro, producto de la dificultad para la obtención de este tipo de datos, pero que es bastante indicativa de la crisis que enfrenta el sector, en materia de derechos humanos.

De esta situación, da fe, el informe parcial de enero 1 al 31 de marzo, dado a conocer por la ENS, que reporta 17 sindicalistas asesinados en este lapso y que representa un incremento del 89%, frente a los 9 asesinatos ocurridos en el mismo trimestre, el año inmediatamente anterior.

No obstante esta situación, el gobierno en cabeza de José Obdulio Gaviria continúa con su política de estigmatización y criminalización contra organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos y sindicales, entre otras, que dan paso para que las amenazas, hostigamientos y asesinatos se intensifiquen día por día, obviando incluso resoluciones y directivas presidenciales, como la 007 de 1999, que ordena específicamente “A todos los servidores públicos abstenerse de (i) cuestionar la legitimidad de las organizaciones de derechos humanos y sus miembros, que actúan de acuerdo con la Constitución y las leyes; (ii) realizar afirmaciones que descalifiquen, hostiguen o inciten al hostigamiento a las mismas organizaciones, y (iii) emitir declaraciones públicas o privadas que estigmaticen la labor propia de estas organizaciones”

Frente a este punto, cabe destacar que los asesinatos de sindicalistas aumentaron en el mes de Marzo en un 52.9 %, con respecto a los dos primeros meses del año, justo después de haberse realizado la movilización nacional e internacional contra el paramilitarismo, la parapolítica y los crímenes de Estado, y días luego que José Obdulio Gaviria hiciera declaraciones públicas en las que afirmaba que ni el presidente Uribe Vélez, ni él mismo, participarían de una marcha “convocada por las FARC”

Y por si esto fuera poco, y las estigmatizaciones no fueran suficientes, el propio gobierno se empeña en atribuir a móviles personales, hurtos, entre otros, los asesinatos cometidos, no solo evadiendo su responsabilidad, sino, lo peor, desconociendo el proceso de investigación de cada uno de los casos, irrespetando la dignidad de los familiares de las víctimas y la de ellas mismas, al colocar en duda la veracidad de los autores de los crímenes, sus causas y consecuencias, incluso en aquellas situaciones, en los que no hubo amenazas u hostigamientos previos.

De la misma forma, y como una manera de “expiar culpas”, y dar supuestos resultados ante Estados Unidos, el gobierno da soluciones simplemente formales a problemas coyunturales, aumentando recursos para proteger a las personas amenazadas y anunciando la puesta en marcha de un plan de recompensas para quienes informen sobre amenazas a sindicalistas o suministren datos que contribuyan a aclarar los procesos judiciales en marcha, como si estas medidas pusieran fin a los asesinatos, amenazas y hostigamientos cometidos y sacaran de la impunidad los más de 2571 casos de asesinatos que reporta la Cut, desde 1986, fecha de su fundación.

Aún así, y a pesar que diversos analistas políticos y columnistas destacados, digan que los asesinatos de sindicalistas, y la situación de derechos humanos que enfrenta el país, no fueron las razones principales para congelar el Tratado de Libre Comercio, lo cierto es que en Colombia, siguen asesinando sindicalistas, defensores de derechos humanos, estudiantes y periodistas entre otros y acá como si no pasara nada.

http://www.derechoshumanos.gov.co/modules.php?name=informacion&file=article&sid=129

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035