Desalojo violento de comunidad afro Roche, La Guajira, favorece intereses de Carbones de Cerrejón

Viernes 26 de febrero de 2016

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

El día 24 de febrero de 2016,en medio de la diligencia de expropiación y destrucción de la casa de la familia Ustate Fuentes de la Comunidad de Roche, municipio de Barrancas, La Guajira, el Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD atropelló a la comunidad afrodescendienteque se resistía al reasentamiento involuntario promovido por la empresa mineraCARBONES DEL CERREJÓN.

Desplazamiento | Despojo de tierras | Abusos de las transnacionales | Afrodescendientes | Guajira |

25 de febrero de 2016

El día de ayer, 24 de febrero de 2016,en medio de la diligencia de expropiación y destrucción de la casa de la familia Ustate Fuentes de la Comunidad de Roche, municipio de Barrancas, La Guajira, el Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD atropelló a la comunidad afrodescendienteque se resistía al reasentamiento involuntario promovido por la empresa mineraCARBONES DEL CERREJÓN.

Hechos

1. La familia Ustate Fuentes ha resistido a la reubicación en el marco del proyecto de ampliación de la mina de CARBONES DEL CERREJÓN, en razón a la ausencia de condiciones dignas de vida en el reasentamiento propuesto por la empresa. A la fecha la empresa no ha garantizado la vivienda, tierras adecuadas para el ganado, agua potable, indemnizaciones por daños y perjuicios a las familias que fueron reubicadas.

2. La diligencia de desalojo estaba programada para las 10 de la mañana del 24 de febrero de 2016, hora en que la familia Ustate Fuentes estaba acompañada por aproximadamente 50 miembros de las comunidades de Roche, Chancleta, Patilla, Tabaco, también desplazadas por la multinacional, y por las organizaciones defensoras de Derechos Humanos Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo e INDEPAZ. También se encontraba allí el periodista guatemalteco Rafael Ríos, fotógrafo independiente que realizaba un reportaje sobre estas comunidades.

3. La Jueza de Barrancas no suspendió preventivamente la diligencia, pese a conocer que la comunidad había presentado una acción de tutela por considerar que sus derechos fundamentales estaban r siendo vulnerados.

4. Desde antes del inicio de la diligencia, en la vía que conduce a Roche había presencia de miembros del Ejército Colombiano realizando retenes, y según denuncias de la comunidad, no dejaban pasar a algunas personas que querían acompañar la diligencia.

5. Siendoa proximadamente las 11 de la mañana miembros del ESMAD llegaron a la comunidad insultando, lanzando gases y proyectiles de goma y acero contra las personas que se encontraban allí. Luego de 20 minutos de enfrentamientos hubo un saldo de dos heridos: Ronald Emilio Palmezano Carrillo, joven con discapacidad mental, con fractura de brazo izquierdo ocasionada por un golpe con un proyectil lanzado por el ESMAD; y Ángel Pereira quien sufrió heridas abiertas en el pecho por proyectiles lanzados por el ESMAD; varias personas entre las que se encontraban mujeres y adultos con discapacidad fueron golpeadas y sufrieron asfixia por los gases.

6. El uso excesivo y desproporcionado de la fuerza fue la constante en la diligencia de expropiación dirigida por la Jueza de Barrancas y con presencia,de representantes de la Defensoría del Pueblo, Procuraduría, Bienestar Familiar, la Casa de Justicia ,Alcaldía y representantes de la misma empresa Carbones de Cerrejón, quienes en todo momento mantuvieron una actitud pasiva frente a los atropellos por parte del ESMAD contra la familia Ustate Fuentes. Fue notoria la ausencia de la Personería Municipal en la diligencia.

7. Al medio día se iniciaron los diálogos entre los miembros de la familia Ustate Fuentes, la jueza de Barrancas y representantes de la empresa Cerrejón. Luego de más de 5horas, se llegó a un acuerdo de entrega voluntaria de su casa por parte del señor Tomás Ustate bajo el compromiso de Cerrejónde realizar por su parte los trámites de reubicación, entrega de tierras productivas y devolución de su ganado en poder de la empresa Cerrejón. Este acuerdo quedó firmado en acta.

8. En medio de las conversaciones para llegar al acuerdo se presentaron varios choques entre la Policía y las comunidades. El ESMAD detuvo a dos mujeres luego de agredirlas físicamente: Elis María Ustate Fuentes y Yohanna Ustate Fuentes, hijas de Tomás Ustate. La detención se generó luego de que ellas fueran acusadas de golpear a una funcionaria de Cerrejón. Así mismo el ESMAD detuvo y golpeó fuertemente a Jean Carlos Frías, miembro de la comunidad de Roche, quienes aún se encuentran detenidos en la estación de Policía de Fonseca.

9. Junto con la familia Ustate Fuentes, el ESMAD de forma arbitraria detuvo al periodista y fotógrafo Rafael Ríos de nacionalidad guatemalteca y lo llevó a la estación de policía de Albania, a donde fue conducido– según su testimonio – en una camioneta de la empresa Carbones de Cerrejón. Antes de dejarlo en libertad, le borraron todo su material gráfico violando la prohibición de decomisar, borrar, inspeccionar o dañar cualquier material periodístico.

10. Después de suscrito el acuerdo, la casa de Tomás y otras casas deshabitadas de la comunidad de Roche,fueron tumbadas con retroexcavadora, y continuó la represión del ESMAD contra las personas que allí se encontraban.

Antecedentes

La primera comunidad desalojada por la actividad minera en el Cerrejón en esta región fue la de Manantial, en 1985.

El 9 de agosto del año 2001, desalojó a la comunidad afro de Tabaco, en el municipio de Hatonuevo, actuando en favor de Carbocol – Intercor, la transnacional que estaba a cargo de las exploraciones y la posterior explotación de la mina del carbón en el proyecto Cerrejón. Setecientos habitantes de Tabaco vieron impotentes cómo una máquina aplanadora de la empresa destruía sus casas. Un año después interpusieron una acción de tutela que ordenaba su reubicación, y la Corte falló en su favor, ordenando la reconstrucción del pueblo y toda su infraestructura. Un fallo que hasta hoy no ha sido cumplido por la Alcaldía de Hatonuevo y la Empresa.

Ocho comunidades afro e indígenas han sido desplazadas a la fuerza, y otras más utilizando mecanismos legales para apropiarse de sus territorios ancestrales, con el fin de expandir la actividad minera de Carbones de Cerrejón.También existen múltiples quejas de incumplimiento con acuerdos entre comunidades reubicadas y el Cerrejón, y en relación con afectaciones a la salud y al medio ambiente.

Peticiones

Exigimos a las autoridades investigar la actuación del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD durante el desalojo de la última familia de la comunidad afrodescendiente de Roche.

De igual forma, establecer la legalidad de las circunstancias de la detención de los integrantes de la familia Roche, y la actuación de la fuerza pública en estos hechos.

En el caso del periodista guatemalteco Rafael Ríos, investigar y sancionar el hurto y daño de su material fotográfico por parte de la fuerza pública, así como la intervención de la empresa Cerrejón en su detención.

A las autoridades locales y nacionales vigilar que los acuerdos suscritos entre la comunidad de Roche y la empresa Carbones de Cerrejón se cumplan y garanticen sus derechos a la vida y sus derechos económicos, sociales y culturales.

Requerimos que la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, Bienestar Familiar, la Casa de Justicia, la Personería y la Alcaldía de Barrancas presenten un informe sobre lo sucedido en la diligencia de expropiación.

Exigimos una respuesta por parte de la empresa Carbones de Cerrejón sobre su responsabilidad en los graves hechos sucedidos en la diligencia de desalojo realizada en respuesta a su trámite de expropiación de estos terrenos, así como en la agresión y detención de integrantes de la comunidad durante la diligencia de desalojo, y en particular en la detención del periodista Rafael Ríos.

Adicionalmente esperamos que esta situación sea investigada por las empresas matrices del Cerrejón - Glencore, Anglo-American y BHP Billiton - en cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos así como en el marco de la “debida diligencia”, principio que orienta a tomar todas las medidas correspondientes para evitar la vulneración de los derechos humanos y territoriales por empresas. Estas obligaciones también han sido incorporadas en los principios de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos que exigen de los Estados y las empresas “respeto, protección y remediación”.

Firman
Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo – CCAJAR
Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz –INDEPAZ

Asociación para los Pueblos Amenazados, Suiza
CENSAT Agua Viva – Amigos de la Tierra, Colombia
Andy Higginbottom, Colombia Solidarity Campaign, Inglaterra
Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo – CCAJAR, Colombia
Sam Lund-Harket, Global Justice Now, Inglaterra
Stephan Suhner & Dominique Rothen, Grupo de Trabajo Suiza-Colombia – ask!, Suiza
Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz – INDEPAZ, Colombia
Richard Solly, London Mining Network, Inglaterra
Sebastian Rötters, Urgewald, Alemania
Aviva Chomsky, Salem State University, Estados Unidos
Emma Banks, Vanderbilt University, Estados Unidos
Ingrid Guyon, Photographer and Creative Practitioner, Inglaterra

Se anexan fotos:














Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035