En memoria de Jorge Freytter Romero

Jueves 27 de agosto de 2009, por Prensa - Colectivo

Una de las principales tareas de las víctimas de crímenes de lesa humanidad y de los defensores de derechos humanos que les acompañamos en distintos países es la superación de la impunidad, tenemos como reto histórico reivindicar los derechos a la verdad, a la justicia y a la reparación

Sindicalistas | Derecho a la Justicia | Atlántico |

La impunidad es ausencia de castigo a los responsables de la comisión de crímenes de lesa humanidad, impunidad que es querida por los victimarios y por quienes apoyan estos crímenes, como es sabido los derechos humanos son un mecanismo de contención frente al ejercicio arbitrario del poder, normalmente las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos se cometen en escenarios propicios a la impunidad, son delitos cometidos por gobernantes, autoridades civiles y/o militares que en ejercicio criminal del poder se traducen en torturas, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, genocidio y otras demasías contra población civil inerme, son sofisticados y bárbaros mecanismos de represión que tienen anticipadamente garantizada la impunidad.

Otra forma de violencia estatal son los crímenes cometidos directamente por la fuerza pública por agentes estatales y que se conoce en el derecho internacional como EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES, es decir se trata de homicidios que se cometen contra civiles sin que medie un juicio, las ejecuciones judiciales son las que realiza Estados Unidos o Guatemala en este continente que son el resultado de procesos judiciales muy cuestionados, pero más cuestionadas aun son las EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES que se cometen en Colombia por estos agentes estatales sean de la policía, del ejercito, de la armada, del DAS e incluso cabrían los homicidios cometidos por particulares con la anuencia y apoyo de las autoridades.

En una reciente investigación realizada por las organizaciones de derechos humanos que pertenecen a la COORDINACIÓN COLOMBIA EUROPA ESTADOS UNIDOS puso de presente que en Colombia solamente en el periodo de junio de 2006 a junio de 2007 se cometieron por lo menos 520 asesinatos de personas civiles que se atribuyeron a responsabilidad del Estado: por perpetración directa el 287 víctimas; y por tolerancia o apoyo a las violaciones cometidas por paramilitares 233 víctimas. El informe afirma: a esas muertes se suma lo registrado durante los cuatro años precedentes (julio de 2002 a junio de 2006), se tiene que, en total, durante el tiempo de implementación de la política de “seguridad democrática”, 1.190 personas perdieron la vida a causa de la acción directa de los agentes estatales (235 por desaparición forzada y 955 por ejecuciones extrajudiciales).

Como abogados de la familia podemos certificar que el ASESINATO DE PROFESOR JORGE FREYTER ROMERO se realizo por FUNCIONARIOS DEL GAULA EN CONNIVENCIA CON PARAMILITARES, SE TRATA POR TANTO DE UNA EJECUCION EXTRAJUDICIAL.

El señor Jorge Adolfo Freytter Romero, profesor de la Universidad del Atlántico y abogado del sindicato Asojua –Asociación de Jubilados de la Universidad del Atlántico-, el día 28 de agosto del 2001, fue abordado por una camioneta Toyota Color rojo con vidrios polarizados de placas AXK 646, en momentos que se dirigía a su casa en la ciudad de Barranquilla, fue la última vez que se le vio con vida.

Al siguiente día en el kilómetro 12 en la vía que conduce a Ciénaga (Magdalena), fue encontrado su cuerpo sin vida, con su camisa, sin su documentación y con fuerte señales de tortura. Una semana antes, había sido detenido en las afueras de la alcaldía de la ciudad de Barranquilla por varios sujetos que se identificaron como miembros de la SIJIN (Policía secreta), señalándole que lo detenían por una supuesta demanda de alimentos, estuvo detenido casi todo el día en la estación de la SIJIN y fue dejado posteriormente en libertad al comprobarse la falta de seriedad de las acusaciones.
Jueves 9 de julio de 2009, a juicio llamó la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación, al soldado profesional Albeiro de Jesús García Rendón, alias el “Iguano” y el agente de la Policía Nacional adscritos al GAULA Regional Barranquilla, Rafael Mariano Silvera, por su responsabilidad en el asesinato del profesor Jorge Adolfo Freyter Romero.

La determinación de la Fiscalía se basó principalmente en la confesión de otro de los paramilitares involucrados en el asesinato, Carlos Arturo Romero Cuartas, alias Montería, miembro del Bloque Norte, que delinquía en Barranquilla, quien también fuera condenado a 18 años de prisión a comienzos de este año, por su responsabilidad en el homicidio del Profesor JORGE FREYTTER.

Según “Montería”, “En este episodio criminal participaron miembros de la AUC en asocio con algunos miembros del Gaula de la Policía de Barranquilla, como lo era Rafael Enrique Mariano Silvera y algunos del Ejército Nacional, entre ellos Albeiro de Jesús García Rendón, a quien reconocían al interior del grupo de las AUC, con el alias de Iguano”

Así mismo confirmó que Freytter fue asfixiado con una bolsa, ya que según él mismo, existía un acuerdo entre los miembros del Gaula y Autodefensas que delinquían en Barranquilla, que consistía en que los operativos en que ellos participaran las personas tenían que ser ejecutadas, porque se corría el riesgo que después los reconocieran. Lo que mostraba un aparato organizado para cometer crímenes en esta ciudad con miembros del GAULA y los paramilitares.

El asesinato entonces fue cometido directamente por Oscar Orlando Ortiz alias “Moncho” jefe paramilitar del frente José Pablo Díaz, en colaboración con el teniente Flover Argeny Torres Sánchez y Julio Cesar Pacheco Bolívar alias “La Chacha”, ambos del Gaula, luego que el mismo “Moncho” y Gabriel Ángel Berrio Parra alias “Chuqui” capturaran al profesor. El paramilitar MONTERIA afirma que el móvil del asesinato del Profesor FREYTTER se da por cuanto lo confundieron con un comandante de las FARC que operaba en esta región.

A los funcionarios del Estado, se les dicto resolución de acusación como presuntos coautores responsables de secuestro extorsivo agravado en concurso heterogéneo con homicidio agravado y concierto para delinquir agravado. No obstante, tanto el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, representante de los familiares de la víctima, como éstos mismos, esperan que durante el juicio se les formulen cargos también por tortura, ya que las evidencias y las declaraciones obtenidas confirman la forma en que luego de permanecer retenido en unas bodegas, fue asesinado. “Sobre la víctima se infringieron torturas de orden física, utilizando para tal fin la bolsa, elemento no ortodoxo, que no deja huella y es ideal para obtener el resultado esperado, se mantuvo esposado todo el tiempo atado a un tubo, en un lugar que por sus condiciones estructurales les permitía golpear y torturar sin que nadie se diera cuenta”

Es así como se ratificó que “existía un acuerdo entre los miembros del Gaula de Barranquilla para que los miembros de las AUC les colaboraban con los positivos y éstos a su vez les facilitaran su paso por las carreteras y demás fechorías”

Lo que agrava más el asesinato de líderes sociales, sindicalistas, defensores de derechos humanos, ya que precisamente los involucrados en estos actos, “son miembros de la fuerza pública que se podían o pueden desplazarse sin ningún problema por la ciudad, para aparentar una captura o para arreglar cualquier situación en caso de tener incidentes en el camino”.
Este homicidio se suma a una serie de crímenes que se vienen cometiendo contra miembros de la comunidad académica de la Universidad del Atlántico (en adelante, la universidad), que han manifestado ser opositores de sus últimas administraciones y que se caracterizaron por denunciar irregularidades y situaciones de corrupción al interior de esta institución educativa.

Engrosan esta lista, los homicidios de RAÚL PEÑA ROBLES, profesor asesinado el 30 de diciembre de 1998; LUÍS MIGUEL MEZA ALMANZA, líder estudiantil asesinado el 26 de agosto de 2000; ALFREDO MARTÍN CASTRO HAYDAR, profesor asesinado el 5 de octubre de 2000; LISANDRO VARGAS ZAPATA, profesor y vicerrector de la universidad asesinado el 24 de febrero de 2001; JAIRO DEL CARMEN PUELLO POLO, estudiante y miembro de Prociudadela, agremiación que vela por los intereses del complejo universitario, asesinado el 3 de mayo de 2001, y, dentro de la investigación que hoy nos ocupa, el homicidio de JORGE ADOLFO FREYTTER ROMERO.

El juicio se iniciara en los próximos días en el Juzgado Especializado de Barranquilla se espera que la comunidad universitaria y los sectores sociales de la ciudad acompañen a los miembros de la familia en este juicio contra los autores materiales de los crímenes y que se siga haciendo presión para que se vinculen a los máximos responsables de este crimen.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035