Familia Araujo – Hotel Las Américas – atenta contra derechos de la comunidad negra de la Boquilla

Jueves 6 de diciembre de 2012, por Comunidades de la Boquilla

El pasado 3 de diciembre, la familia Araujo, dueña del Hotel Las Américas y Torre de Las Américas, de la ciudad de Cartagena, a través de la Sociedad de Inversiones Talarame S.A.S. interpuso Querella Policiva en contra del Representante Legal del Consejo Comunitario de La Boquilla, el médico Benjamín Luna Gómez y y otros miembros de la comunidad.

Afrodescendientes | Bolívar |

Esta Querella Policiva se coloca en el contexto de la Sentencia de la Corte Constitucional T-376, que ordenó que un área de playa en poder del Hotel Las Américas regresara al uso preferencial de la Comunidad Negra de La Boquilla, dejando sin efecto la Resolución 497 de 2009 de la DIMAR-Ministerio de Defensa Nacional, que le concedió la concesión a Inversiones Talarame S.A.S., dueña del Hotel y perteneciente a los Araujo.

La Acción Policiva fue interpuesta por el Hotel Las Américas el 3 de diciembre, posterior a que fueran notificados por el Tribunal Administrativo de Bolívar del contenido de la Sentencia de La Corte Constitucional, y el mismo día en que el Alcalde Local de La Boquilla en delegación de la Alcaldía Local Mayor, hizo presencia en el lugar y ordenó a la Policía que garantizaran el uso de la playa a todos los ciudadanos y en especial a los boquilleros en la instalación de carpas, el ofrecimiento de servicios turísticos, la pesca, prácticas deportivas y recreativas, junto con todas sus prácticas tradicionales, como lo ordena la Corte.

Esta nueva acción del Hotel Las Américas, atenta contra los derechos de la Comunidad Negra de La Boquilla, pretende impedir el cumplimiento de lo ordenado por la Corte Constitucional y profundiza la estigmatización sobre la Comunidad y en especial contra el Representante Legal del Consejo Comunitario de La Boquilla.

Los Araujo, a través de la Sociedad de Inversiones Talarame S.A.S., argumentan que,

“El señor Benjamin Luna, en compañía de otras personas las cuales desconocemos sus nombres, han ejercido sobre el espacio indicado, vías de hecho, consistentes en la destrucción y remoción de parte del inmobiliario, y la colocación de carpas por los perturbadores en la zona sobre la cual mi cliente ejerce tenencia (uso y goce) del inmueble.

Los actos perturbatorios tuvieron ocurrencia el día viernes 30 de noviembre y el día 3 de diciembre de la presente anualidad, afectando la seguridad y tranquilidad de los transeúntes y clientes del Hotel (…) Por lo que le solicitamos, respetuosamente, señora Inspectora se sirva brindarnos protección contra tales personas.

Que a pesar de que existe una sentencia de la Corte Constitucional que deja sin efecto la concesión de un área de playa, otorgada por la DIMAR a la sociedad Inversiones Talarame, no es menos cierto que mi mandante sigue de facto manteniendo la propiedad del mobiliario y construcciones autorizadas en el área concedida, hasta que la DIMAR decida las condiciones de disfrute mientras se surte el nuevo trámite de concesión”

El espacio a que se refiere la familia Araujo, a través de su apoderado, es el área de la concesión de la playa según Resolución 497 de 2009 de la DIMAR – Ministerio de Defensa, la cual que fue dejada sin efecto por la Sentencia de la Corte Constitucional, que resolvió que:

“Segundo.- Dejar sin efectos la Resolución 0497 de 2009, expedida por la Dirección Marítima de la Capitanía del Puerto de Cartagena, Por la cual se otorga una concesión a la sociedad Inversiones Talamare & Cía. S.C.A., en jurisdicción de la Capitanía de Puerto de Cartagena, con el fin de que rehaga el trámite, respetando el derecho fundamental a la consulta previa”.

El inmobiliario sobre el que hablan corresponde a lo que la concesión dejada sin efecto les permitía colocar en la playa: un kiosko de área circular, caseta salvavidas, 40 carpas con estructura de aluminio y cubierta de lona, 34 sombrillas en madera y palma, cancha de micro fútbol y voleibol, 8 canecas para basura, que ocuparían un área de 1.139.81 metros cuadrados de los 10.725.37 metros cuadrados entregados en concesión (aunque la Resolución 497 habla de 8.194.00 metros cuadrados), según acta de entrega del 22 de enero del 2010. Otra parte del inmobiliario, corresponde a un concepto técnico favorable de la DIMAR para la instalación por seis (6) meses contados a partir del 12 de octubre del 2012 de: 30 sombrillas, 2 Deviner – set apilables, 6 asoleadoras, 4 sillones media luna, 2 sofá, 1 set DJ, 8 materas iluminadas, 2 Deck asoleadoras. Este mobiliario fue autorizado dentro del área de concesión de la Resolución 497, la cual fue dejada sin efecto por orden de la Corte Constitucional. Por lo cual, el inmobiliario debe ser también removido para que no haga ocupación indebida del espacio de uso público de playa, que fue ordenado entregar en uso especial a la comunidad de La Boquilla:


“Tercero.- Advertir a la Dimar y prevenir a la Alcaldía Distrital de Cartagena sobre su obligación legal y constitucional de permitir, mientras se adelanta el proceso de consulta, el tránsito y uso de la playa para todas las personas, y especialmente, de respetar el acceso de los miembros de la comunidad de La Boquilla, así como el ejercicio de las actividades asociadas a la pesca y las festividades u otros eventos culturales tradicionalmente desarrollados por la comunidad tutelante en el sector de Cielo Mar, lugar sobre el que se discutirá la entrega de la concesión”.

Las “vías de hecho” y “actos perturbatorios” sobre las que se sustenta la Querella Policiva de los Araujo en contra de la Comunidad Negra de La Boquilla, corresponden no a la perturbación del orden público sino a la presencia de la comunidad en la playa, una vez fue notificada del contenido de la Sentencia, ejerciendo sus derechos amparados por la Corte Constitucional. La presencia de la comunidad en la playa desde el día 30 de noviembre a la fecha ha sido pacífica, sin destrucción de ningún bien del Hotel Las Américas, sino en cumplimiento de una Sentencia.

El día 3 de diciembre del 2012, el Sr. Alcalde Local de La Boquilla, Rodrigo Raúl Reyes Pereira, asumiendo sus funciones legales y en representación del Alcalde Mayor de la Alcaldía de Cartagena, hizo presencia en la playa frente al Hotel Las Américas e impartió órdenes a la Policía, explicó a funcionarios del Hotel y a la comunidad, sobre el acatamiento de la Sentencia, de la cual fue notificado desde el 27 de noviembre, dejando claro que dicha playa, como bien de uso público, está destinada al libre tránsito de todos los ciudadanos y en especial para el desarrollo de las actividades propias de la comunidad de La Boquilla, en cumplimiento del numeral Tercero de la Sentencia.

Lo anterior quedó ratificado en reunión convocada por la Alcaldía el 4 de diciembre, con presencia de JUAN CARLOS ARAUJO, Gerente General del Hotel Las Américas, ANDRES FELIPE ORDOÑEZ CAICEDO, en representación de la Sociedad de Inversiones Talarame S.A.S, JAIME MERCADO BASANTA, abogado del Hotel Las Américas. Estos dos últimos fueron quienes a nombre de la familia Araujo – inversiones Talarame, interpusieron la Querella Policiva el día anterior a la reunión.

Otros participantes de la reunión fueron el Alcalde Local de La Boquilla, con varios de sus asesores jurídicos, la DIMAR, la Policía, la Defensoría del Pueblo y delegados del Consejo Comunitario de La Boquilla. Adjuntamos el Acta de la Reunión y compromisos generados en la Alcaldía de Cartagena dirigidos al cumplimiento de las acciones planteadas en el numeral 3 y 4 de la Sentencia T-376/12.

Saliendo de la reunión del 04 de diciembre, el médico Benjamin Luna Gómez fue notificado de la Querella Policiva por parte de la Inspectora del Corregimiento de La Boquilla, indicándole que debe buscar un abogado que lo represente dentro del proceso.

Adicionalmente, en el periódico El Universal de Cartagena, el Capitán de Puerto de Cartagena, el Oficial de la Armada Juan Francisco Herrera Leal, realizó afirmaciones en interpretación de lo resuelto por la Corte Constitucional que generan confusión sobre las competencias de la DIMAR en el cumplimiento de la Sentencia y sobre los procedimientos de Consulta Previa previstos en caso de presentarse una nueva solicitud de concesión por parte de los Araujo.

Estas situaciones evidencian la ausencia de garantías para el pleno cumplimiento de la Sentencia de la Corte Constitucional, y genera las siguientes preocupaciones por parte del Consejo Comunitario de La Boquilla:

1. ¿Cómo se puede creer en la palabra de los Araujo cuando en la reunión del 4 de diciembre hacen un llamado al trabajo conjunto entre la comunidad y el Hotel, hacia el crecimiento humano, en fomentar la unidad y el trabajo como buenos vecinos, cuando el día anterior interpusieron la Querella Policiva, mostrando a los Boquilleros como delincuentes que les pueden hacer daño a ellos y sus clientes?

2. ¿Con qué garantías se podría iniciar un eventual proceso de Consulta Previa como el que ya fue solicitado por la DIMAR ante el Ministerio del Interior para buscar garantizar los derechos de los Araujo a la libre empresa, al turismo y mantener la privatización de una playa, cuando aun ni los propios dueños del Hotel Las Américas han solicitado formalmente una nueva concesión sobre la playa, no se ha surtido el proceso de revocar administrativamente la Resolución 497 que dejó sin efecto la Sentencia de la Corte Constitucional?

3. ¿Cómo se puede tener confianza legitima en las autoridades y entes encargados de dar cumplimiento a la Sentencia, cuando a la fecha los Araujo continúan manteniendo sobre la playa el mobiliario y construcciones que estaban dentro de la concesión de la DIMAR que fue dejada sin efecto por la Corte?

SOLICITUDES

1. Urge el pronunciamiento e intervención de la Corte Constitucional para que se garantice el cumplimiento de la Sentencia T-376/12

2. Urge la intervención del Presidente de la República como máxima autoridad del Ministerio de Defensa y Ministerio del Interior, para que se garantice el cumplimiento de lo dispuesto por la Corte Constitucional.

3. Urge la intervención de los organismos de control del Estado a nivel nacional ante la ausencia de garantías a nivel regional, a pesar de la buena voluntad demostrada por el delegado de la Defensoría del Pueblo de Cartagena para garantizar los derechos de la Comunidad Negra de La Boquilla en el marco de la Sentencia T-376/12.

4. Urge la solidaridad de los demás Consejos Comunitarios de Comunidades Negras en Colombia, de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos Nacionales e Internacionales, a quienes les solicitamos pronunciarse frente a esta situación ante las autoridades correspondientes.

El Consejo Comunitario de La Boquilla Solicita garantías legales y constitucionales en el cumplimiento de la Sentencia T-376 de 2012 de la Corte Constitucional, para que la familia Araujo, dueña del Hotel Las Américas – Torre de Las Américas, a través de la sociedad de Inversiones Talarame S.A.S. no siga vulnerando los derechos de las Comunidades Negras de La Boquilla.

Documento con anexos

Anexamos:

1. Querella Policiva interpuesta por la familia Araujo – Inversiones Talarame contra Benjamin Luna y miembros de la Comunidad de La Boquilla

2. Acta de la reunión hacia la concertación del cumplimiento de la Sentencia T-376/12

3. Declaraciones de la Capitanía de Puertos de Cartagena sobre la Sentencia en el periódico El Universal de Cartagena http://www.eluniversal.com.co/cartagena/local/hay-que-reiniciar-el-proceso-capitania-de-puerto-100575

4. Texto Completo de la Sentencia T-376/12 de la Corte Constitucional http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2012/T-376-12.htm

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035