“La solidaridad es la ternura de los pueblos”

Martes 21 de septiembre de 2010, por Prensa - Colectivo

A todos los hombres, mujeres, organizaciones hermanas, y pueblos, que con palabras de afecto nos han manifestado su acompañamiento y respaldo frente a hechos recientes de amenaza, queremos agradecerles y expresarles que sus mensajes, además de alentarnos a continuar con esta lucha por los derechos de los pueblos, nos dan fortaleza, nos reconfortan y nos llenan de esperanza.

Defensores de derechos humanos |

Con ustedes y con otras tantas voces campesinas, indígenas, estudiantiles, afrodescendientes, sindicales, y de víctimas, seguiremos compartiendo el sueño de construir una sociedad justa y equitativa, y no cesaremos en este cometido colectivo de defender la dignidad y la vida.

Sindicato Nacional de Servicios Públicos Generales de Canadá - NUPGE, United Steelworkers USW – Metallos de Canadá y Estados Unidos, U.S. Labor Education in the Americas Project (USLEAP), Colectivo de Dirección Nacional ANUC_UR, Movimiento Social de Mujeres contra la Guerra y por la Paz, Corporación Sisma Mujer, Front Line - The International Foundation for the Protection of Human Rights Defenders,El Capítulo Bogotá-Cundinamarca, del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado,Comisión Colombiana de Juristas, Defensa de Niñas y Niños Internacional DNI-Colombia, La Asociación Colombiana de Abogados Defensores Eduardo Umaña Mendoza, ACADEUM. Asociación Nacional de Ayuda Solidaria -Andas- Seccional Bucaramanga, Comisión de Derechos Humanos y Paz de la USO, El Foro Interétnico Solidaridad Chocó, CPDH-Arauca, Corporación de Encuentros Y Estudios Sociales del Trabajo "CEEST", Periódico Voz, ASTDEMP, Federación Internacional de Derechos Humanos – FIDH, Amnistía Internacional, Wola, Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, Campaña Somos Defensores, Compromiso, Plataforma interamericana de Derechos Humanos, LAWGEF, USOC, PBI , FNV, Abogados Sin Frontera Canadá, Plataforma por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia

Porque todos somos

Los portadores de sueños – Gioconda Belli

En todas las profecías está escrita la destrucción del mundo. Todas las profecías cuentan que el hombre creará su propia destrucción.

Pero los siglos y la vida
que siempre se renueva
engendraron también una generación
de amadores y soñadores;
hombres y mujeres que no soñaron
con la destrucción del mundo,
sino con la construcción del mundo
de las mariposas y los ruiseñores.

Desde pequeños venían marcados por el amor.
detrás de su apariencia cotidiana
guardaban la ternura y el sol de medianoche.
Las madres los encontraban llorando
por un pájaro muerto
y más tarde también los encontraron a muchos
muertos como pájaros.
Estos seres cohabitaron con mujeres traslúcidas
y las dejaron preñadas de miel y de hijos verdecidos
por un invierno de caricias.
Así fue como proliferaron en el mundo los portadores de sueños,
atacados ferozmente por los portadores de profecías
habladoras de catástrofes.
Los llamaron ilusos, románticos, pensadores de utopías
dijeron que sus palabras eran viejas
y, en efecto, lo eran porque la memoria del paraíso
es antigua al corazón del hombre.
Los acumuladores de riquezas les temían
lanzaban sus ejércitos contra ellos,
pero los portadores de sueños todas las noches
hacían el amor
y seguía brotando su semilla del vientre de ellas
que no sólo portaban sueños sino que los
multiplicaban y los hacían correr y hablar.
De esta forma el mundo engendró de nuevo su vida
como también había engendrado
a los que inventaron la manera
de apagar el sol.

Los portadores de sueños sobrevivieron a los
climas gélidos pero en los climas cálidos casi parecían brotar por
generación espontánea.
Quizá las palmeras, los cielos azules, las lluvias
torrenciales tuvieron algo que ver con esto,
la verdad es que como laboriosas hormiguitas
estos especímenes no dejaban de soñar y de construir
hermosos mundos,
mundos de hermanos, de hombres y mujeres que se
llamaban compañeros,
que se enseñaban unos a otros a leer, se consolaban
en las muertes,
se curaban y cuidaban entre ellos, se querían, se
ayudaban en el
arte de querer y en la defensa de la felicidad.

Eran felices en su mundo de azúcar y de viento,
de todas partes venían a impregnarse de su aliento,
de sus claras miradas,
hacia todas partes salían los que habían conocido
portando sueños soñando con profecías nuevas
que hablaban de tiempos de mariposas y ruiseñores
y de que el mundo no tendría que terminar en la
hecatombe.
Por el contrario, los científicos diseñarían
puentes, jardines, juguetes sorprendentes
para hacer más gozosa la felicidad del hombre.

Son peligrosos - imprimían las grandes rotativas
Son peligrosos - decían los presidentes en sus discursos
Son peligrosos - murmuraban los artífices de la guerra.
Hay que destruirlos - imprimían las grandes rotativas
Hay que destruirlos - decían los presidentes en sus discursos
Hay que destruirlos - murmuraban los artífices de la guerra.

Los portadores de sueños conocían su poder
por eso no se extrañaban
también sabían que la vida los había engendrado
para protegerse de la muerte que anuncian las
profecías y por eso defendían su vida aun con la muerte.
Por eso cultivaban jardines de sueños
y los exportaban con grandes lazos de colores.
Los profetas de la oscuridad se pasaban noches y días enteros
vigilando los pasajes y los caminos
buscando estos peligrosos cargamentos
que nunca lograban atrapar
porque el que no tiene ojos para soñar
no ve los sueños ni de día, ni de noche.

Y en el mundo se ha desatado un gran tráfico de
sueños que no pueden detener los traficantes de la muerte;
por doquier hay paquetes con grandes lazos
que sólo esta nueva raza de hombres puede ver
la semilla de estos sueños no se puede detectar
porque va envuelta en rojos corazones
en amplios vestidos de maternidad
donde piesecitos soñadores alborotan los vientres
que los albergan.

Dicen que la tierra después de parirlos
desencadenó un cielo de arcoiris
y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.
Nosotros sólo sabemos que los hemos visto
sabemos que la vida los engendró
para protegerse de la muerte que anuncian las
profecías.

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035