Tejiendo resistencias para la vida en el Cauca
SOS Por la paz, por la vida y las garantías de no repetición – Departamento del Cauca. Agosto -octubre de 2019

Viernes 11 de octubre de 2019, por Prensa - Colectivo

De 111 hechos violentos registrados en los últimos tres meses, 35, la tercera parte, se han presentado en el departamento del Cauca, con al menos 37 víctimas. Así, se registraron 15 denuncias por homicidio, en donde hubo 22 víctimas. Los municipios con más denuncias se ubicaron en el Norte del Cauca, Suárez, Toribío, con 6 y 5 respectivamente, y Caloto y Páez-Belalcázar , con 4 y 3 respectivamente.

Las estremecedoras imágenes del líder indígena José Albeiro Camayo Guetio, coordinador de la Guardia Indígena Regional, atado con alambre de púas a un poste luego de haber sido llevado por desconocidos fuertemente armados a una zona montañosa conocida como Alto La Chapa, en donde fue hostigado para que brindara información y amenazado de muerte, son el crudo retrato de una violencia que se empeña en persistir por encima de la vocación de paz, resistencia y salvaguarda de los bienes comunes de los pueblos indígenas y sus líderes en el Norte del Cauca.

El Departamento en su conjunto ha sido uno de los más afectados por la violencia en el posacuerdo en Colombia. Una muestra de ello es que la Defensoría del Pueblo ha emitido nueve alertas tempranas por situaciones de riesgo humanitario, de enero de 2018 a septiembre de 2019[i].

En su territorio confluyen múltiples fenómenos que han profundizado el conflicto armado. Como lo ha señalado la Fundación Tierra de Paz, la crisis humanitaria puede explicarse en el incumplimiento del Estado en la implementación de Acuerdo de Paz, la reconfiguración de los poderes territoriales y la disputa de los espacios ocupados por las desmovilizadas FARC por entre los grupos armados ilegales, ELN, EPL, Disidencias de las FARC y paramilitares, Águilas Negras y Autodefensas Gaitanistas de Colombia [ii].

La violencia ejercida particularmente contra líderes/as sociales y defensores/as de derechos humanos en el departamento está relacionada con las tensiones entre las visiones de territorio que sostienen los grupos armados ilegales y las organizaciones políticas y sociales indígenas, negras y campesinas, en medio de economías ilegales ligadas a la minería y el narcotráfico, pero también de megaproyectos de minería y el predominio de la actividad extractiva de la caña de azúcar, en particular en el norte del departamento. Esta situación ha cobrado la vida de más de 52 líderes y lideresas en el departamento en el último semestre.

De la misma manera, la Misión de Observación Electoral -MOE por medio de una metodología que incluye más de 30 variables y que son agrupadas en dos categorías: riesgos indicativos de fraude y riesgos por factores de violencia, señaló que 13 de los 42 municipios del departamento del Cauca cuentan con algún nivel de riesgo para las elecciones regionales del 27 de octubre de 2019[iii]. Así, identificó que 4 municipios están nivel medio, 6 en nivel alto y 3 en nivel extremo, en los que coinciden ambos factores y en los que se considera necesaria la intervención de distintas autoridades e instituciones estatales[iv].

En el Norte del Cauca, el informe de la MOE señala que los municipio de Suárez y Toribío se han mantenido en riesgo extremo y que el municipio de Caldono pasa de riesgo alto a riesgo extremo, en términos de riesgos indicativos de fraude y riesgos por factores de violencia, en ambos casos entre 2015 y 2019.

A modo de contribución para la visibilización, el apoyo al ejercicio digno de resistencia de los pueblos indígenas y una más adecuada respuesta institucional a la crisis de los derechos humanos por la cual atraviesa el departamento, en particular la región del Norte del Cauca, lanzamos el presente SOS por la paz, la vida y las garantías de no repetición en el departamento, realizado en conjunto entre el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo -Cajar y el Consejo Regional Indígena del Norte del Cauca, CRIC, a partir de información de primera mano sobre la situación del departamento y de la recopilación de otras denuncias recibidas.

De 111 hechos violentos registrados en los últimos tres meses, 35, la tercera parte, se han presentado el departamento del Cauca, con al menos 37 víctimas. Así, se registraron 15 denuncias por homicidio, en donde hubo 22 víctimas. Los municipios con más denuncias se ubicaron en el Norte del Cauca, Suárez, Toribío, con 6 y 5 respectivamente, y Caloto y Páez-Belalcázar , con 4 y 3 respectivamente. Los autores fueron desconocidos en 14 casos y en un caso la autoría fue atribuida a las denominadas disidencias de las FARC. Las personas más afectadas por su actividad política-organizativa fueron los comuneros indígenas, los guardias indígenas y los miembros de las Juntas de Acción Comunal.

Anexo hechos

Otro de los hechos que tuvo repercusión en la opinión pública nacional fue la masacre en medio de la cual fue asesinada Karina García, candidata a la Alcaldía de Súarez, Norte del Cauca, quien se movilizaba por el corregimiento de La Betulia en compañía de su madre y de Aidé Trochez, representante de las víctimas del conflicto armado de la región; Héctor González, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Brisas en Suárez, Lavedis Ramos, integrante del equipo de campaña y Yeison Obando, aspirante al concejo municipal. Aunque los hechos aún son investigados, el crimen ha sido atribuido a disidencias de las FARC[v].

Más recientemente, fue asesinado Dumar Noé Mestizo Escué, hijo del también líder social Marino Mestizo, asesinado por actores armados en 2009. Dumar era reconocido como un artista y pintor, autor de varios murales que perduran en las instituciones de su comunidad. Además, miembro del Grupo Juvenil Álvaro Ulcué y del programa Generaciones Étnicas con Bienestar, de la vereda la Esperanza del Resguardo Jambaló. Fue atacado por desconocidos fuertemente armados en la vereda La Despensa, en el municipio de Toribío, los cuales le dispararon quitándole la vida [vi] .

En el periodo, también se registraron 7 denuncias por amenazas, las cuales 3 fueron a nivel departamental y 4 de las cuales se conoce presunto autor. Las 3 departamentales son panfletos que amenazan a colectivos, movimientos y organizaciones políticas y defensoras de derechos humanos con presencia en todo el Cauca, entre las que se encuentran Fecode, Colombia Humana, Unión Patriótica, MAIS, AICO, Polo Democrático, FARC, entre otras. Así, 2 fueron reivindicadas por las Águilas Negras,1 por el Movimiento Revolucionario Renacer Quintín Lame Norte del Cauca.

Las otras 4 fueron registradas en los municipios de Miranda, Cajibío, Páez-Belalcázar y Balboa, en donde 1 fue reivindicada por las Águilas Negras, 1 por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), 1 presuntamente por disidencias de las FARC y 1 de la cual se desconoce el autor. Las personas afectadas por su actividad política-organizativa son miembros de la guardia indígena y de asociaciones campesinas.

Lo anterior puede ejemplificarse en lo que ocurre en la vereda La Cumbre, en el municipio de Balboa, en donde la comunidad ha denunciado que hombres que se identifican como miembros de las AGC ejercen control territorial por medio de intimidación, extorsiones y reuniones, en las cuales informan a los pobladores de su intención de “acabar con la guerrilla y sus auxiliadores”, como ha denuncia por la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano “Francisco Isaías Cifuentes”[vii], lo cual genera un ambiente de inseguridad y zozobra generalizado.

También se registraron 6 denuncias por atentados, los cuales tuvieron lugar en Buenos Aires, Caldono, Corinto, Suárez, La Vega y Toribío, uno en cada municipio. Los atentados fueron hechos por desconocidos, es decir no se logró establecer la autoría. Debido a que, por un lado, en varios hechos fueron realizados por armas de largo alcance, como el que tuvo lugar en inmediaciones del Resguardo Indígena San Francisco en Toribío[viii], y, por otro, porque luego de atacar a sus víctimas los responsables huyeron en motocicletas, como en el que atentaron contra el ex gobernador del Resguardo la Laguna Siberia, Nibaldo Panche Chocue[ix]. Una de las situaciones quedó registrada en el vídeo ya mencionado [x].

Así mismo se registraron 3 denuncias por abusos de la fuerza pública, 2 en el municipio de Páez-Belalcázar y 1 en el municipio de Timbiquí. Las agresiones recayeron sobre la comunidad en general, con una excepción en el Resguardo Indígena de Páez-Belalcázar, en donde un comunero fue torturado con una bolsa plástica en la cabeza para diera información sobre una persona presuntamente secuestrada[xi]. De esta manera, registramos denuncias que involucran a miembros del Ejército Nacional, del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI), Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y la Policía Nacional.

Finalmente, se registró una denuncia por hostigamiento en el municipio de Corinto, en la vereda del Boquerón, en donde hombres de las denominadas disidencias de las FARC - Bloque Móvil Dagoberto Ramos, intimidaron a miembros del Cabildo Indígena de Corinto, solicitandoles nombres e identificaciones[xii]. De la misma manera, se registró 1 denuncia por presencia paramilitar en el municipio de Balboa, en la vereda La Bermeja, en donde personas que se han identificado como miembros de las AGC han hecho control territorial por medio del cobro de extorsiones a las distintas actividades económicas de la comunidad[xiii].

Además, se registraron 2 denuncias por infracciones al Derecho Internacional Humanitario. La primera en el municipio de Suárez, en el sector de Bella Vista, en donde por medio de la Alerta Temprana 033 de la Defensoría del Pueblo quedó constancia de enfrentamientos entre grupos armados y la fuerza pública, en los cuales han quedado en medio del fuego cruzado miembros de la comunidad y de la Misión Humanitaria de la Organización de Estados Americanos (OEA)[xiv]. La segunda en la vía el Palo – Toribío, sector Buitrera y Pajarito, en el municipio de Toribío, en donde desconocidos instalaron artefactos explosivos cerca a la comunidad y atacaron con disparos a la guardia Indígena que atendió la emergencia, en donde por fortuna no hubo heridos. [xv]

La respuesta gubernamental ante esta realidad, según el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, ha sido incrementar la fuerza pública disponible, específicamente la Fuerza de Tarea Apolo y una nueva tropa que consta de alrededor de 1200 hombres,lo que se suma a la ya fuerte militarización de un territorio que sigue siendo el más peligroso para la labor de la defensa de los derechos humanos y el liderazgo social. La misma entidad presentó como propuesta la creación del mecanismo “La carpa blanca” a ser presentada al gobierno y las autoridades indígenas, y que contaría con participación de las organizaciones indígenas ACIN y CRIC, las autoridades indígenas ancestrales, el Gobernador, los Alcaldes, de la ONU, de la Misión de Verificación del Proceso de Paz de la ONU, de la Procuraduría, de la Defensoría y de la Fiscalía.

Una iniciativa importante, sin duda, que no deja de lado la urgencia de cumplir lo pactado en materia de implementación del Acuerdo de Paz, en particular en materia de sustitución de cultivos de uso ilícito y desarrollo rural integral.

También es necesario que el Gobierno emprenda acciones para incrementar el compromiso de los miembros de la fuerza pública con la seguridad de dicha población, y junto con la implementación concertada del decreto 660 de 2018, Programa Integral de Seguridad y Protección para Comunidades y Organizaciones en los Territorios.

Urge de igual forma, que la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, pactada en el numeral 3.4 del Acuerdo de La Habana, entre en marcha y cumpla con su papel de dar garantías de seguridad tanto a las personas que están en proceso de reincorporación a la vida civil como a defensores/as y líderes/as sociales en todo el país. En ambas casos conviene tener en cuenta los mapas de riesgo y alertas tempranas emitidas por la Defensoría del Pueblo.

Así mismo, en términos de la estrategia de investigación de dichos crímenes, es urgente que la Fiscalía General de la Nación preste menos atención a los autores materiales y se concentre más en los determinadores, es decir, en las personas que están pagando para que sean atacados los defensores/as y líderes/as sociales.

Los procesos de organización y resistencia indígenas, campesinos y afro del departamento del Cauca necesitan del respaldo de todo el país que quiere la paz, que se ha movilizado en su defensa.

Por los líderes del Cauca, por la paz y los derechos humanos en el departamento, invitamos este 11 y 12 de octubre a participar, saludar y divulgar el Encuentro Nacional de Guardia Indígena que se realiza en el municipio de Toribío, Cauca, convocado por el CRIC y Consejería de derechos de los Pueblos indígenas, DDHH y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia.

La guerra perpetua no puede ser el destino de Colombia ni del Cauca. Alcemos la voz por las y los líderes del Cauca, con la guardia indígena y el pueblo Nasa para seguir tejiendo resistencias por la vida en el Cauca.

#SoyGuardiaIndígena
#GuardiaIndígenaMilenaria

Notas:

[i] https://www.elpais.com.co/colombia/como-detener-la-ola-de-violencia-en-el-cauca-habla-el-defensor-del-pueblo.html
[ii] Violencia contra líderes/as sociales y defensores/as de derechos humanos en el departamento del Cauca. Sistema de Monitoreo y Seguimiento. Fundación Tierra de Paz. Segundo Reporte, 2017-2019. Disponible en: https://www.justiciaypazcolombia.com/visor-humanitario-violencia-contra-lideres-as-y-defensor-as-de-derechos-humanos-en-el-cauca-2017-2019/
[iii] https://moe.org.co/riesgos-por-fraude-y-por-factores-de-violencia-confluyen-en-152-municipios-del-pais-moe/
[iv] https://moe.org.co/wp-content/uploads/2019/09/Librito-Lanzamiento-MRE-2019.pdf
[v] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-49559663
[vi] https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-rechazamos-rotundamente-el-cobarde-asesinato-del-joven-dumar-mestizo-integrante-del-grupo-juvenil-alvaro-ulcue/
[vii] http://www.reddhfic.org/index.php?option=com_content&view=article&id=2134:dp-7-agosto-2019-balboa&catid=271:denuncias-cauca-2019&Itemid=109
[viii] https://www.cric-colombia.org/portal/asesinados-dos-guardias-indigenas-en-el-norte-del-cauca/
[ix] https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-urgente/
[x] https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-urgente/
[xi] https://www.cric-colombia.org/portal/fuerza-publica-golpea-fisicamente-a-un-comunero-en-belalcazar/
[xii] https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-grupo-de-15-personas-fuertemente-armados-vestidos-con-prendas-negras-detienen-y-amenazan-a-miembros-del-cabildo-de-corinto/?fbclid=IwAR1iu-8gX9np552Te8xv18bUh4GxsbgryN2RXzbzfeGbhZ0nfqcNd7uxIJU
[xiii] http://www.reddhfic.org/index.php?option=com_content&view=article&id=2135:dp-9-agosto-2019-balboa&catid=271:denuncias-cauca-2019&Itemid=109
[xiv] http://www.defensoria.gov.co/es/nube/comunicados/8238/Comunicado-de-Prensa-sobre-situaci%C3%B3n-en-el-Cauca.htm
[xv] https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-a-la-opinion-publica-nacional-e-internacional-actor-armado-disparan-sus-fusiles-contra-guardia-indigena-en-caloto-cauca/

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035